Debe de ser debe ser

Sí, vamos a ver, de vez en cuando me gusta recordar estas cosillas, aún sabiendo que no sirve de nada hacerlo. Deber+de+infinitivo, según Academia, significa PROBABILIDAD. Deber+infinitivo significa OBLIGACIÓN. Supongamos que usted me pregunta, por ejemplo: ¿Cuándo se reincorpora Fulán Fulánez a su trabajo?

Si yo le contesto: «Debe de reincorporarse mañana», quiero decir que no lo sé, pero que creo que será mañana.

Si yo le contesto: «Debe reincorporarse mañana», quiero decir que Fulán Fulánez está obligado a reincorporarse mañana (y allá él si no tiene una buena excusa para faltar a su obligación).

Sobre este asunto escribí hace muchos años, en una de mis artículos para los «Rinconetes» del Instituto Cervantes:

2. Deben de ser las tres. Dice la norma que deber de significa probabilidad, y que ‘deber’, a secas, significa obligación. «Debe de ser una norma» no quiere decir lo mismo que «debe ser una norma». Lo malo es que tal diferencia de sentido no está nada clara en la mente del consumidor de lengua. Les apuesto a ustedes […] 5 guiris —también llamados euros— a que 7 de cada 10 hispanohablantes explicarían la cosa al revés. ¿Por qué? Por puritito sentido común, supongo: deber de tiene más rotundidad, más contundencia, que deber. En lógica expresiva, «esto debe de ser así» parece mucho más obligatorio que «esto debe ser así». PROPUESTA: Sigamos enseñando la norma como preferible, pero dejemos de dar la lata con el asunto y aceptemos que a la larga se impondrá deber de como obligación.

Pero ya ven que no me hago caso: sigo dando la lata.  

Autor: RamónBuenaventura

Spanish writer