Cancelación de la cultura: un pan como unas tortas

Gérard Darmanin, ministro francés del Interior (muy señor mío, por cierto: no conocía su existencia), dice que hay que detener el asalvajamiento de la sociedad, y se manifiesta dispuesto a combatir el islam con la mayor energía. Hombre, sí: la sociedad se está asalvajando a ojos vista y a toda velocidad, y puede que el extremismo islámico (entre otros extremismos) contribuya al proceso. Creo, sin embargo, que el verdadero motivo de este deterioro es, sencillamente, la pésima o ninguna educación que están recibiendo los niños y jóvenes desde hace ya decenios. Estamos criando bestezuelas apenas distinguibles de chimpancés depilados; bestezuelas sin la menor noción de sus obligaciones de convivencia (que sí parecen tener los chimpancés, por cierto), sin más objetivo que el sacrosanto «pasarlo bien» y contorsionarse al compás de chundaratas más o menos caribeñas y hacer visajes para sus teléfonos y jijijí jajajá que se mueran los feos. No todos los jóvenes, claro. Solo el 78%, calculo… Hemos proscrito la cultura general y hemos hecho un pan como unas tortas.

https://fr.sputniknews.com/france/202007251044159565-darmanin-veut-stopper-lensauvagement-dune-certaine-partie-de-la-societe/

Autor: RamónBuenaventura

Spanish writer