Inicio > General > Cervantes: dirigido por

Cervantes: dirigido por

2018/07/20

Pues no, no sabe uno cómo reaccionar. Nombran director del Instituto Cervantes ―gestor máximo de la lengua española, por consiguiente (1)― al doctor don Luis García Montero, catedrático, poeta, ensayista y candidato por Izquierda Unida a la presidencia de la Comunidad de Madrid… y empiezan a llegarme mensajes directos e indirectos en que se nos acusa a los escritores en general de ser todos una panda de cobardicas temblones, porque no nos alzamos en clamorosas denuncias contra el nombrado y sus circunstancias.

Ya, sí.

Tres comentarios:

a. En el cada vez más yermo campo de la literatura hay unos cuantos «galácticos», como en el fútbol. Los escribidores normalitos no podemos decir nada malo de ellos en público, porque inmediatamente seríamos tildados de mediocres, resentidos, envidiosos, fracasados. En otras palabras: si yo pongo aquí que un poeta galáctico me parece un poeta mediocre, o que un novelista galáctico me parece un novelista mediocre, es porque yo soy un poeta fracasado y envidioso, amén de novelista fracasado y envidioso. Mi opinión no puede ni debe tenerse en cuenta, ni sirve de nada a nadie.

Punto y aparte.

b. No consta que la categoría literaria guarde relación alguna con la capacidad de gestión necesaria para el desempeño de un cargo público (2).

c. No obstante, quizá quepa señalar que no parece prudente situar a personas conflictivas en cargos cuyo desempeño reclama neutralidad. Ahora mismo hay un hecho innegable: tras el nombramiento del doctor García Montero, decenas de escritores ―yo entre ellos― pasamos a considerarnos excluidos de cualquier participación en las actividades del Instituto Cervantes, porque no pertenecemos al poderoso grupo de presión poética encabezado por el nuevo director.

Y… Bueno: calladito estoy muchísimo más guapo.

Pasarán los años, pasarán las personas.

(1) Entiéndase de la lengua española tal como tratamos de organizarla y controlarla y promoverla desde España, que no es precisamente el país con más hispanohablantes en activo.

(2) Una vez, hace muchos años, di una lectura de poemas en la cárcel de Carabanchel. Todo fue muy bien en todo momento, y hubo además una anécdota divertida: estaba yo en los blablarreos iniciales cuando recorrió el pasillo central, hacia su asiento de primera fila, una de las psicólogas de la institución: en camiseta ceñida y sin sujetador; los asistentes, distraídos de toda verso, entonaron a coro este sandunguero pareado: «¡Queremos tetas, no poetas!». Pues eso. En el Cervantes querríamos gestores, no poetas profesores…

Anuncios
  1. Alberto Mrteh
    2018/08/17 en 10:34

    Maravilloso todo. El tono, la ironía, las anécdotas, el blablarreo.
    ¡Bravo!
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: