Inicio > General > Traslado de la violencia

Traslado de la violencia

No, en serio, vamos a ver: yo me pasé la niñez matando indios y ladrones e incluso policías o jinetes del Quinto de Caballería, cuando me tocaba hacer de malo. Violentísimo todo.

     Un día abandoné mis pistolas dactilares, mis metralletas gestuales, mis bombas de mano invisibles, también mi considerable panoplia de armas de juguete (1); y dejé de matar.

     Nunca se me ha pasado por la cabeza hacer daño físico a nadie, desde entonces.

     ¿Verdaderamente creen ustedes que los practicantes de videojuegos violentos van a trasladar esa violencia de muñequitos a la vida real?

(1) Además de una considerable cantidad de pistolas, fusiles, metralletas, etc., de lata, de madera o de plástico, era dueño de un tesoro que mis amigos me envidiaban ferozmente: un revólver Smith & Weson DE VERDAD, con el percutor limado, que mi padre se había traído de la guerra. Le faltaban las cachas, eso sí.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: