Inicio > General > Patria y otras palabras

Patria y otras palabras

2017/10/09

Es una verdadera pena que la palabra «Patria», y todo su merchandising ―la bandera, los himnos, las consignas― estén tan contaminados en España, quizá por los abusos a que llevan sometiéndolos los absolutismos y las dictaduras desde hace siglos. Es triste que tantísimos españoles encojamos el cuerpo para prevenir el golpe cada que vez que algún político dice «patria», que no logremos amar a la bandera como la aman en otros países, incluso de nuestro entorno, que nos sintamos españoles, quizá muy españoles, sí, pero de otra España; no de la que hay. La Patria, aquí, pertenece a quienes llevan repartiéndosela desde la confusa creación de España.

No sé cómo se puede enmendar este daño tan viejo, ni veo que nadie esté intentando enmendarlo. No la Derecha, claro, porque sus mandarines son causantes y beneficiarios de la situación. Pero tampoco la izquierda, que recurre tercamente, siempre que se le presenta ocasión, a soluciones inútiles, cuando no imposibles o demasiado fáciles. Está claro que necesitamos una revolución que nos permita incluir la palabra Patria en el himno (1), porque no la hicimos en su momento ―hace dos siglos―, pero también está claro que no sabemos cómo hacerla. Y que, desde luego, no serán los caudillos actuales de Podemos o Izquierda Unida o el Partido Socialista quienes encuentren la solución.

Mientras, hay que apañarse con lo que hay y, por tanto, negociar una salida digna para los callejones sin salida en que nos estamos metiendo. Con la menor catástrofe posible.

(1) Está en la Marsellesa: «Allons, enfant de la Patrie».

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: