Inicio > General > Hostias virtuales

Hostias virtuales

2015/12/17

Hay gente a la que uno detesta, qué le vamos a hacer. Y en España tenemos la costumbre de expresar esta detestación mediante frases del tipo «Le pegaba una hostia que lo ponía en órbita», y rotundidades parecidas. Anda que no imagesrepartimos hostias de boquilla. Pero, vamos, yo, desde luego, ni le he dado ni le daría una hostia a nadie, jamás. Tampoco me las han dado a mí (si no contamos como hostias los zapatillazos de mi madre cuando era pequeño). Así, pues, de ninguna manera puede parecerme bien que llegue un majareta enardecido por los amigachos y le propine un puñetazo en la sien al todavía presidente del Gobierno, a quien yo —lo confieso sin apenas rubor— he partido la cara a hostias verbales en más de una ocasión.
     No sé.
     Quizá deberíamos educarnos en la supresión de estas violencias palabreras, también, porque con ellas creamos un ambiente propicio a que los locos las pongan en práctica cuando menos se lo espera uno. En realidad, si lo miramos bien, viene a ser una expresión de machismo.
     Pero es que nunca sabe uno por dónde empezar a reeducarse.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: