Inicio > General > Comercio obliga

Comercio obliga

2015/08/19

Las editoriales, todas ellas, tienen un grave problema que no suele mencionarse: están obligadas a presentar como bueno, incluso estupendo, rompedor, deliciosamente legible, de lectura indispensable, revolucionario, etcétera, todo lo que publican. Y los lectores y escritores sabemos la triste, contradichosa verdad:  abundan los libros corrientes, meramente legibles, pero los buenos libros escasean. ¿Cuántos pueden publicarse al año en lengua española? ¿Diez, doce, cien, doscientos?
      Por otra parte, es evidente que los vendedores de libros no sobreviven gracias a la calidad de lo que publican, sino por su acierto en la elección de obras que puedan parecer buenas o apetecibles a una cantidad suficiente (rentable) de lectores potenciales, y por su capacidad para localizar a estos lectores y transmitirles los mensajes de venta correspondientes. He conocido editores de exquisito gusto literario que estuvieron a punto de hundir sus editoriales, y
brutos carentes de sensibilidad, pero ricos en intuición y muy hábiles gestores, que han creado y sostienen editoriales de alto valor literario o han levantado editoriales semihundidas. No falta variedad en las personas.
Es oficio dificilísimo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: