Inicio > General > Semana Santa alicantina: carnes tapadas

Semana Santa alicantina: carnes tapadas

2015/03/11

No, vamos a ver, no mezclemos tortas con hostias: a mí me parece muy bien que los organizadores de las procesiones hagiohebdomadarias de Alicante rechacen la presencia de señoras con el canalillo o los muslos o ambos al aire en sus actos callejeros, que son exacto reflejo de posiciones tardomorales contrarias a la carne femenina en general y el sexo en particular. Si quiere usted, señora mía, dar goce a los ojos libidinosos de los machos, garbéese por esas mismas calles —u otras cualesquiera— en horario no coincidente con ninguna exaltación de la religiosidad. Si participa usted, señora mía bis, en esos actos de culto, respete sus reglas, coño. Querer enseñar la carne en una procesión es como estar jugando al 2067904-tintin_au_congo_decision_le_5_mai_2010_01fútbol y protestar porque no se puede tocar el balón con la mano (no siendo portero, claro). Es el reglamento. Como decían los negritos en uno de los cómics más racistas jamás pintado, el Tintin au Congo de Hergé, «le ‘ouèglement c’est le ‘ouèglement».
Otra cosa sería que los ciudadanos no partidarios de estas exhibiciones de yesos, escayolas y trapos santos reclamáramos su prohibición, o su celebración en zonas rústicas. Pero eso ni se nos ocurre (o solo se le ocurre, todos los años por esas fechas santas, a Javier Marías). Pa qué.

Anuncios
  1. Juan Carlos García
    2015/03/18 en 20:20

    Lo nunca visto, en veinte años: La verídica historia del dos veces histórico y su Hermano Mayor.
    http://www.lne.es/oviedo/2015/03/18/estudiantes-consideran-injusta-suspension-pregon/1728938.html

    Territorio ignoto:
    http://www.newyorker.com/magazine/2013/04/15/singing-shadows

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: