Inicio > General > Colaboraciones. Rafael M. 16. La necesaria segunda transición empresarial (II)

Colaboraciones. Rafael M. 16. La necesaria segunda transición empresarial (II)

2013/08/02

La necesaria segunda transición empresarial (II)

Rafael M.

Sigo reproduciendo buena parte del texto escrito por Carlos Elordi en el segundo número de Cuadernos de eldiario.es, páginas 70 y siguientes.

Cuando llegó la II República, la burguesía, en lugar de apoyarla, porque históricamente esa Textos de colaboradores invitadoshabía sido su causa, se colocó en su contra, haciéndola inviable y se puso del lado del golpe militar. Durante cuarenta años, los ricos españoles fueron franquistas. (…) Y se dedicaron, y a eso destinaron sus principales esfuerzos, a enriquecerse gracias a los favores del poder.

Ese capitalismo protegido (…) dio como fruto una estructura económica débil e incapaz de insertarse en la dinámica occidental. Esa fue la herencia que recibió la democracia. En 1975 se contaban con los dedos de una mano las grandes empresas que hubieran hecho las inversiones necesarias (…) para estar a la altura de los retos que planteaban los mercados.

(…) España carecía de una industria en condiciones de competir (…). Pero sus accionistas no iban a pagar por ello: las fatídicas, pero inevitables, reconversiones industriales que los socialistas hicieron en los años 80 dejaron en la calle a cientos de miles de trabajadores y costaron una fortuna al Estado. Pero no mermaron, salvo en casos concretos, la riqueza de los dueños de las empresas que la sufrieron.

Pero aún, esos capitales recuperados (…) no se invirtieron en proyectos transformadores de la realidad económica, sino que entraron en el giro especulativo. (…) La modernización de la estructura económica española que tuvo lugar desde mediados de los 80 corrió fundamentalmente a cargo del Estado y de la inversión extranjera, que vino a España (…) no para transformar el país.

Es cierto que en nuestro país hay empresarios de verdad. (…) Pero, salvo contadas excepciones, son titulares de empresas de pequeñas o medianas dimensiones.

Los de las grandes no están para esas labores, prefieren dedicarse a mover el dinero o a obtener contratos de favor por parte de los poderes públicos. Entre otras cosas, porque son meros ejecutivos (…). Y sus mayores accionistas, los bancos, no se lo reprochan: lo único que les exigen es que la acción suba y que repartan buenos beneficios. Pero a pesar de su ineptitud como clase, los poderosos de la economía tienen la sartén por el mango. (…) Y la más clara expresión de ello es la política fiscal que han aplicado unos y otros, fueran del PSOE o del PP.

Los ricos españoles pagan por impuestos relativamente bastante menos que los miembros de clase media y los trabajadores y también menos que sus homólogos de los países del entorno europeo.

(…) La revista Alternativas Económicas ha asegurado que en los paraísos fiscales del planeta están depositados 550.000 millones de euros de origen español.

(…) Las diferencias de renta entre los ricos y los pobres no dejan de aumentar, convirtiendo a España en uno de los países de la UE en que esa distancia es mayor. Aunque los grandes medios de comunicación lo oculten, los ricos españoles, con los banqueros a la cabeza, son parte destacada de esos fantasmas denominados “mercados” a los que se hace responsables de casi todos nuestros males.

 

En próximas colaboraciones, más sobre la empresa española.

 clip_image002

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: