Inicio > General > Colaboraciones. Rafael M. 16. La necesaria segunda transición empresarial (I)

Colaboraciones. Rafael M. 16. La necesaria segunda transición empresarial (I)

2013/07/17

La necesaria segunda transición empresarial (I)

Rafael M.

No hay ninguna razón para pensar que un país que alimenta y sostiene gestores públicos incompetentes y corruptos produzca por el contrario gestores privados aptos y honestos. El fracaso de la España actual, el de sus élites y el del pueblo que las consiente y vota, incluye por supuesto a la clase empresarial.

Dará para un par colaboraciones. Por su interés voy a reproducir aquí buena parte del Textos de colaboradores invitadostexto escrito por Carlos Elordi en el segundo número de Cuadernos de eldiario.es, página 70 y siguientes.

Son muy pocos los ricos españoles en cuya biografía figure una contribución significativa al progreso de la nación. Salvo en casos excepcionales, nuestros grandes burgueses han heredado su patrimonio o lo han adquirido mediante […] operaciones especulativas, bursátiles, inmobiliarias y de otro tipo. Su riqueza no es, por tanto, el resultado de procesos de creación de activos económicos que hayan producido avances sociales importantes. Y ese origen de sus capitales, así como una tradición inveterada de aversión al riesgo, determina la actitud de la mayoría de nuestros ricos ante la actividad económica.

[…] carecen de cualquier forma de vocación empresarial. Y los que se mueven en el mundo de los negocios […] lo hacen fundamentalmente para incrementar su patrimonio por vías muy conservadoras […]. O dedican lo principal de su actividad a obtener favores de los poderes políticos. Los ricos españoles no son capitalistas, en el sentido productivo del término. Son más bien rentistas o especuladores.

[…] la actitud económica de nuestro empresariado sigue siendo muy similar a la que tenía hace cien años.

Su incapacidad para asumir el papel propio de una clase dirigente es considerada por los historiadores como uno de los factores decisivos del atraso español. […] Optó mayoritariamente por el conservadurismo, en lugar de encabezar, como había ocurrido en buena parte del resto de Europa, un proceso de transformación y modernización del país.

La atávica falta de confianza en las posibilidades de su clase y el temor a las reivindicaciones obreras que generó la expansión económica, llevó a la gran burguesía a renunciar a todo intento de renovación y de liderazgo social y a apoyar las fórmulas políticas más reaccionarias […]. No sólo eso, también les condujo a una aberración histórica como fue su entendimiento pleno […] con los terratenientes, que formaban la clase política, económica y socialmente más retrógrada del país.

Eso le llevó a asumir sus valores, y a ellos ha seguido aferrada hasta ahora mismo. Nuestros grandes burgueses […] desprecian la acción social del Estado —muchos de ellos consideran un abuso que la gente use la sanidad o la educación públicas— […] no hay rico español que se precie que no tenga una finca enorme, que solo le sirve para la caza […] y también para que las subvenciones de la política agraria europea financie sus gastos.

(Continuará).

Anuncios
  1. 2013/07/18 en 08:38

    ¡Esto promete mucho!
    Entiendo la táctica de escribir a poquitos pues está demostrado que en la red la mayoría de los lectores de blogs cuando ven un texto largo no lo terminan o directamente no lo leen. Por otra parte la expectativa del que vendrá es una propaganda y un incentivo estupendo, pero… ¡me va a matar la espera!

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: