Inicio > General > Insania corruptionis y qué pensamos hacer

Insania corruptionis y qué pensamos hacer

2013/07/11

El problema, ahora, sí, es Rajoy. Fue antes Aznar, fue antes Fraga Iribarne, fue antes Alianza Popular, fue antes Franco, fue antes la Historia entera de la España clasista, de los Dueños Natos, de las bestias ansiosas de territorio y siervos y riquezas que invertir en sus lujos terrenales y celestiales ( regalándole media España a una institución que dice representar a Dios y distribuir las poltronas del paraíso ).

Esta misma gentuza rica y divinizada intentó quedarse con los demás países europeos, pero en casi todos el pueblo —llamémosle así, para abreviar— logró limitar su poder, a fuerza de guerras internas y guillotinas, a costa de muchísima sangre. En España, las guerras civiles y guerrerolas horcas y los fusilamientos y las matanzas de descampado o cuneta han obrado siempre a favor de los poderosos. Aquí siempre triunfó la Contrarreforma.

¿ Qué podemos hacer, ahora ? ¿ Aprovechar la escandalera hipócrita* de la corrupción para que dimita Rajoy ? Lo siguiente e inmediato no serían la convocatoria de elecciones anticipadas, sino la toma del poder por alguien más peligroso aún, más fanático de los ricos y los santos, como Ruiz Gallardón, o más hábil y mucho mejor dotado para la trampa y la manipulación, como Esperanza Aguirre. Un millón de españoles engañados le dieron la mayoría absoluta al Partido Popular. Mientras la tenga, no hay absolutamente nada que se pueda hacer dentro del sistema democrático. Estamos presos.

Tampoco sopla ninguna brisa de mejora desde la oposición : su incompetencia está alcanzando máximos históricos en el penoso PSOE que dejó Zapatero, sin que en el reemplazo natural, que sería Izquierda Unida, se detecten grandes señales de inteligencia humana, tampoco. Por no decir que, para más inri, el comportamiento de la izquierda en Andalucía está demostrando que en materia de corrupción no hay clases, sino mafias.

Y, por último ( por ahora ), una pregunta : suponiendo que un milagro de la Virgen del Pilar en colaboración con la del Rocío, y alguna otra, bajo la dirección machista de san Judas Tadeo, solucionase de hoy en cras el mal de la corrupción, la insania corruptionis que nos asuela, ¿ cuál sería el paso siguiente ? ¿ De dónde va a salir la demanda laboral que dé empleo y sueldo a un mínimo de tres o cuatro millones de los parados actuales dentro de un plazo de no más de tres o cuatro años ? Tal como están las cosas, parece evidente que en España sobran ( no digo sobramos porque yo ya estoy fuera del mercado ) unos tres millones de trabajadores. ¿ Qué piensan hacer con ellos sus majestades los políticos ? ¿ Dejarlos morir de enfermedades sin atender, de desesperación, incluso de hambre, viendo cómo sus hijos se incapacitan en la ignorancia ? ¿ Empaquetarlos con destino a otros países, como hicieron los ministros de Franco a finales de los cincuenta con una cantidad similar de trabajadores, pero con muchas menos posibilidades de éxito, porque no hay ahora quién pueda recibirlos ?

Nadie explica nada importante. El acoso y derribo de los sinvergüenzas le viene estupendamente a la Prensa, que tiene garantizados sus titulares de cada día. Las cuestiones de supervivencia quedan sin atender.

Saldremos adelante, sí, cómo no; pero no será esta legión de incompetentes quien nos saque. Será nuestro empeño en hacerlo todo mejor, por fin, aprendidas las terribles lecciones que nos está dando la Historia.

* Hay muy pocos españoles que se libren de la corrupción : la llevamos en lo más profundo de las costumbres ; cuando venga un fontanero a casa y nos diga que son ciento veinte euros y se los paguemos y nos dé un factura con IVA, o se la exijamos si no nos la da, habremos alcanzado la catarsis. Por ahora…

Anuncios
  1. 2013/07/11 en 21:52

    Suscribo por completo el análisis, don Ramón.

    La sinvergonzonería está demasiado arraigada ya en los Españoles y parece que cuanto mas sinverguenza es uno, mas alto llega en la escala social y de poder de nuestro País.
    No parece haber alternativa política ni en la derecha ni en la izquierda pues en todos lados cuecen habas.

    Solo quiero hacer un matíz a sus palabras: realmente creo que los Españoles honrados y trabajadores somos mas que los corruptos y desalmados, ya seamos de derechas o de izquierdas. El problema es que estamos acoquinados, no nos movemos ni nos dejan movernos. No podemos expresar nuestra opinión, manifestarnos ni actuar sencillamente porque el enemigo, aunque menos en número es mucho mas organizado que nosotros. ¡Los malvados se ayudan mucho mas entre ellos que nosotros! y saben muy bien como inutilizarnos.

    Puede haber no brisas, sino vientos o incluso huracanes de mejora, siempre y cuando nos demos cuenta que nos hace falta arranque y empuje y sobre todo, organización. Todos debemos ayudarnos a luchar contra esta gentuza y esta manera de entender la vida y nuestro país.

    Quizás llegue a ver ese momento. Así lo espero por mis hijos, pequeños aún.

    Un saludo, y que no apaguen tu voz, es de las que me gusta escuchar y de las que yo apoyaría.

    • 2013/07/11 en 23:51

      Sin duda alguna, Juan, sin duda alguna: no es el número lo que les otorga superioridad, sino la fuerza de su ocupación del poder y de su magnífica organización. Como decía al principio el mentiroso Obama, sí podemos. Un abrazo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: