Inicio > General > The Newsroom

The Newsroom

2012/09/07

Los martes a las 21:30, por Canal+, emiten la serie televisiva The Newsroom, escrita por Aaron Sorkin MV5BMTM2NTU2NDc5MF5BMl5BanBnXkFtZTcwMzM5NjM4Nw@@._V1._SY317_(el autor de El ala oeste de la Casa Blanca) y, supongo, muchos excelentes guionistas más. Es lo mejor que he visto en muchísimo tiempo: una auténtica obra maestra, no ya solo por la realización, por la finura en el dibujo de los personajes, por los diálogos ametrallados e ingeniosos siempre, por el perfecto trabajo actoral (donde solo desentona, durante los poquitos minutos en que aparece, una Jane Fonda increíblemente anticuada en su modo de interpretar) y —sobre todo-sobre todo-sobre todo— por su contenido político incontaminado, de defensa total del Estado de Derecho y la democracia contra el asqueroso brote de fanatismo que pretende devolver la Historia al siglo XV.

La gran pena es que The Newsroom se emita por un canal de pago, y no por alguna cadena nacional. Pero muchos de ustedes ya saben cuál es la solución. (Suscribirse a Canal+, claro: ¿en qué otra vía han podido pensar ustedes?)

http://www.imdb.com/title/tt1870479/

 

Anuncios
  1. Ramoon (en cuarto creciente)
    2012/09/11 en 09:36

    ¿Y qué me dicen ustedes de la obra y gracia de David Simon?
    ¿Qué opinión les merece una cosa tan sabrosa como TREME? (Donde por cierto sale un profesor de universidad interpretado por mi querido John Goodman y con una obra en ciernes que me recordó mucho a mi mas querido aun Don Ramon Buenaventura)
    Por no mencionar THE WIRE (cuya cuarta temporada versa precisamente sobre las gracias y desmanes de una y otra forma de hacer periodismo)
    Admiro mucho casi todo el trabajo de Sorkin (su película sobre Facebook me parece realmente mediocre, como para aquella cosa de Estrenos TV para un domingo remolón sin fúmbol) pero me parece aun mas panzer destroyer y anti sistema el gran Simons que Aaron, sin que nadie haya pedido comparativas ni yo las sugiera.
    Simons es una bestia parda y calva (como quien dice sin un pelo de tonto) a la que es muy difícil pillar patriotizando basura. Incluso en su miniserie sobre marines (que vi con constante asco de lo mucho que me dan asco esa panda de tarados del ejercito usaino, tan bien retratados por Kubrick en su Full Metal Jacket), incluso ahí trabajó con la asepsia de los espejos, limitandose a transcribir, sin elogiar, como se manejaban esos zumbaos en las arenas de la pobre Persia.

    Y es que estos escritores que han captado las nuevas teles norteamericanas son de una contundencia tan extrema a la vez que atesoran una capacidad de enterteiment tan grande, que uno se mea a chorro de vaca burra en los Pazos de Ulloa o de cualesquieras Pazos patrios que se pretendan dar de geniales.

    Cualquier episodio medio de Homicide: THE life on THE street antes que cualquier pagina sefaradita de Muñoz Molina, alias Antostonato, and etc etc

    Un saludo desde isla Holbox, Yucatán, Yucatán tan tan, donde en breve me sumergiré con el gran tiburón ballena a contarle los lunares de su lomito ito ito.

    • 2012/09/11 en 12:31

      Muy puesto en series te veo, Ramoon. También yo veo muchas, no creas, aunque concretamente las que tú citas no hayan llegado a engancharme nunca… Pero ¿cómo discutir que gran parte del talento creativo cinematográfico se concentra cada vez en más en esta modalidad narrativa?
      Un abrazo y disfruta de Holbox, en donde nunca he estado ni estaré, qué le vamos a hacer. 🙂

    • 2012/09/13 en 01:03

      Hola Ramón, de acuerdo contigo. Mejor Simon que Sorkin. En mi opinión, bastante mejor. Saludos.

  2. 2012/09/07 en 11:03

    Completamente de acuerdo. También en lo de Jane Fonda.
    JL

    • 2012/09/07 en 12:14

      Es curioso lo de Jane Fonda, ¿verdad? Se ha quedado antigua. La salva la pinta, claro: inverosímil en una señora que cumplirá 75 años dentro de unos pocos meses. 🙂

      • 2012/09/07 en 14:16

        Ya, coño; pero si tú y yo pudiéramos pagarnos esos quirófanos… ¡Así cualquiera!
        Anyway, he de decir que la conocí años ha en Atlanta, estando yo de profesor en la Universidad de Georgia, bonita ciudad en Athens, presentada por un amigo puertorriqueño que lo es, amigo, desde mis años de adolescencia en la High School, el periodista Jesús Dávila, entonces en la CNN, cuando andaba ella casada con Ed Turner y lo iba a buscar a la oficina… Fumona más que fumadora, como nosotros entonces (yo llevo ya diecinueve meses sin fumar), salía a echarse un pitillo en la escalera de incendios con nosotros y con otros redactores que también fumaban. Era una dama realmente simpática, bastante más culta y enterada, en el buen sentido de la palabreja, de lo que yo suponía, y le brillaban mucho, y de manera muy bonita, los ojos… Pero, sí; esa manera de interpretar que tiene está ya más vista que el TBO, o que los goles de Pelé…
        JL

  3. 2012/09/07 en 09:14

    Coincido contigo en que tiene un ritmo trepidante desde los primeros capítulos gracias a esos diálogos “ametrallados e ingeniosos”. Defiende una idea de Estados Unidos donde no tiene cabida el Tea Party: fundamentalistas religiosos, demagogos y talibanes al servicio de las grandes fortunas. La serie es, en resumen, una apología del periodismo que persigue la vedad y los hechos. En estos tiempos, no es casual que mencionen tanto a Don Quijote como modelo.

    Esas son las luces. La sombra: el capítulo dedicado a la captura y ejecución de Bin Laden. De repende se les olvida hacer preguntas, poner en duda la versión oficial, hacer un poco de historia o enjuiciar moral y legalmente la cuestión. Todo es, a mi modo de ver, de un patrioterismo ingenuo y peligroso. Lo peor es que este capítulo afecta al resto y parece que el conjunto se reduce a una preciosista maniobra de propaganda pro-Obama.

    Y ojalá que consiga su propósito. No soy de los que quiere ver a Romney en la Casa Blanca.

    Saludos.

    • 2012/09/07 en 09:40

      Es verdad que ni siquiera The Newsroom logra controlar el derrame de patrioterismo que provocó en Estados Unidos el asesinato de Bin Laden. Pero, hombre, tanto como que ese capítulo afecta al conjunto… No lo sé. Ayer vi el último de la primera temporada y, realmente, me pareció soberbio. Saludos.

      • 2012/09/07 en 10:14

        También vi ayer el último y me gustó tanto el trasfondo político como la ambigüedad sentimental de los personajes. Como en toda la serie me sorprendió el modo en que se mantiene la intensidad y la adrenalina con un buen guión sin necesidad de efectos especiales ni superhéroes.

        Es posible que me haya excedido con lo de Bin Laden pero recuerdo una escena que me pareció increíblemente kitsch: cuando el periodista encerrado en el avión comunica a los pilotos la victoria final sobre el cerebro de los atentados del 11/S.

        Me doy cuenta de que es fácil criticar lo ajeno. Es fácil escandalizarse por el puritanismo “Lewinski”, el Tea Party o esa afición al salvaje oeste (dispara primerro y pregunta después)…

        Pero no quiero imaginar lo que pensaran desde fuera de un país que financia a la iglesia católica y las corridas de toros, y recorta en Sanidad y Educación. Un país donde han eliminado el periodismo de la televisión pública y todo sigue igual. No sigo que es interminable… me remito al último artículo de Rosa María Artal en diario.es. http://www.eldiario.es/zonacritica/2012/09/07/no-nos-representan/

        Saludos.

        • 2012/09/07 en 12:21

          Lo de Rosa María Artal es admirable, se mire como se mire (salvo si miran «ellos», claro). Lo malo es que todos vamos llegando, uno tras otro, al convencimiento de que la denuncia no sirve de nada, que no van a hacer ningún caso a nada.
          Y Romney sería una catástrofe para el planeta entero, sin duda. Hace muchos años, con horror de mi propia idea, dije en una charla que temía el desencadenamiento de una guerra de exterminio entre el Islam y Occidente (o la Cristiandad). Romney nos acercaría al supuesto.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: