Inicio > General > La vergüenza, otra vez

La vergüenza, otra vez

2012/04/28

Repito: viví durante larguísimos años la vergüenza de ser español; fui por ahí con el pasaporte escondido, procurando perfeccionar mi acento en las lenguas extranjeras para que no se me notasen las reverberaciones macabras del franquismo. Luego, cuando ya me acercaba a los cuarenta años, pude descansar, pude sentir incluso alguna punzadilla de orgullo ante lo que estábamos consiguiendo (no me refiero a lo económico, sino a los cambios tremendos de la sociedad española, que en un par de décadas pasó de ser una de las más retrógradas del mundo a ser una de las más adelantadas). Ahora se acabó.

Cada día que pasa me sobrecoge una nueva vergüenza. Vamos a dejar sin asistencia sanitaria a decenas de miles de inmigrantes, entre los cuales hay enfermos de sida que morirán inexorablemente sin sus tratamientos antirretrovirales. Vamos a dejar sin estudios a todo el que no pueda pagárselos al brutal precio que fija el brutal ministro (vamos, por ejemplo, a hacer que regresen a sus casas los marroquíes que estudian en España, que son extracomunitarios y no tienen derecho a ninguna reducción en las tasas). Vamos a recortar las pensiones haciendo que los pensionistas tengan (tengamos) que pagar el 10% de sus medicamentos. Vamos a cobrar la ambulancia a un pobre señor que tiene que pasar por diálisis tres veces a la semana. Vamos a eliminar cualquier barrunto de actividad cultural. Vamos a aceptar en bloque todas las necias normas de convivencia que la Iglesia lleva siglos imponiéndonos… Uno tiene la impresión de estar gobernado por una cáfila de orates, por una partida de locos y de locas (aquí sí que viene bien, y es justo, aplicar los plurales de ambos sexos), cada uno y cada una con su antorcha y su dinamita, dispuestos a reconducir España a la mugre más fanática de nuestra historia, siguiendo al pie de la letra las instrucciones de la extrema derecha americana, en lo social, y de los hijos de perra que están adueñándose del mundo, en lo económico. Y, alrededor —mientras nos despojan de todo lo que tanto trabajo costó conseguir en el último siglo—, verdaderas hordas de ladrones se llevan a sus paraísos fiscales, o directamente al colchón, todo lo que pueden trincar, y resulta que las monjitas han estado robando recién nacidos para vendérselos a los ricos, y que no se puede enterrar decentemente a los muertos rojos de la guerra civil, y que las tramas densas de corrupción poco menos que generalizada quedan fuera del alcance de la Justicia, y que estamos obligados a regalar dinero público a la Banca de Monipodio, para que no se asfixie en sus propios errores y abusos, y que no hay una prensa capaz de denunciar ni demostrar nada, y que a nuestros santísimos gobernantes les da lo mismo que no echemos a la calle, porque no tenemos modo de rebanarles el gañote… La lista de agravios crece cada día y va resultando imposible de valorar por una sola cabeza. Remato con el mayor de todos los disparates: nadie, absolutamente nadie, nos ha explicado cómo vamos a crear dentro de un plazo razonable los tres o cuatro millones de puestos de trabajo que España necesita para seguir siendo concebible como país. Espero que no duerman por las noches, ninguno de ellos, ninguna de ellas, los responsables.

Hay que reclamar un adelanto de las elecciones, ya, porque las anteriores han sido un fraude, han sido el resultado de un pasmo nacional provocado mediante la manipulación y la mentira sistemática. No debe tolerarse que un partido político gobierne en flagrante incumplimiento de todas sus promesas electorales. Y quizá haya que exigir, ya, un gobierno de salvación nacional en que la derecha y la izquierda —ayudándose y, también, contrarrestándose— puedan encontrar juntas algún modo de salvarnos sin perder hasta el último adarme de dignidad humana.

Porque esta vergüenza no es soportable.

Wikipedia: M is the thirteenth letter of the ISO basic Latin alphabet.

Anuncios
  1. rafael
    2012/05/04 en 14:08

    La pregunta es, ¿a quién ponemos en su lugar?. ¿Al PSOE de Rubalcaba y Elena Valenciano (qué punto ese, el que esta señora no tenga la carrera acabada)?. El mayor problema, en mi humilde opinión, no es la ideología de unos u otros, es la mezcla fatal (mejor letal, porque van a matar antes del parto a ese feto llamado “España moderna” al paso que van…no sé si estoy siendo optimista, la verdad) de ineptitud, incompetencia, clientelismo y corrupción (algún ingrediente más se me queda, seguro), que ha empapado hasta los huesos a todas las Administraciones Públicas y sus entes públicos, los Consejos de las grandes Empresas y Bancos y hasta los Sindicatos, imposibilitando, o al menos haciendo extramadamente difícil en los tiempos que corren, la supervivencia de la sociedad viva, que son los ciudadanos y su capacidad de emprendimiento.
    Es un cáncer que se ha extendido por todos los órganos. Ni el PP ni el PSOE ni IU, ni las Grandes Empresas ni Bancos ni Sindicatos lo arreglarán porque ellos son el cáncer.

    Yo abogo por la tecnocracia. Por unos tecnócratas nombrados fuera de España y fuera del alcance de los intereses de todos esos entes cancerígenos. No sé, tal vez merezca la pena ir por las universidades de Finlandia, Suecia o Canadá, y reclutar buenos tecnócratas. Seguramente los sueldos que les paguen serán mucho más baratos que lo nos cuesta la inoperancia local. Esto es lo que hacen los países en subdesarrollo, acudir al know-how exterior, porque está claro que los locales ni Know, ni How. Y sí, España es un país en desarrollo.

    Un abrazo.

    • 2012/05/04 en 19:08

      No, Rafael, yo no quiero poner a nadie en lugar de nadie, sino que todos gobiernen juntos mientras dure la catástrofe. No me parece que haya nadie ni siquiera medianamente preparado para gobernar, y creo, además, que el PP debería recibir un escarmiento aplicable a todos los demás, a ver si se convencen de que no se puede manipular TANTO a los votantes (por ahora, están convencidos de que sí se puede, y este es uno de los grandes males de nuestra política). Incluso me parecería muy bien que, todos de acuerdo, se hiciera lo que tú apuntas, es decir que se contratara a profesionales con dos o más dedos de cogote.
      No obstante, la crisis no es el único problema, ni muchos menos. Los neocones tienen en marcha una cruzada de remodelación del mundo, de recuperación de las esencias anteriores a las revoluciones, de restitución completa de la sociedad a los principios «cristianos» en que se basó durante siglos. No digo yo que vayan a quitar el divorcio, por ejemplo, pero no será por falta de ganas (ni siquiera en Estados Unidos, donde hay un pacto manifiesto entre el catolicismo y las principales fuerzas protestantes, se atreve la Iglesia a ir tan lejos, aunque la estrategia de sumisión total de la mujer, de reintegrarla a la cocina con la pata rota, contribuiría, si se impusiera, a reducir enormemente la tasa de divorcios, claro).
      En fin. No vamos a solucionar nada en este blog, pero cada vez me resulta más evidente que España, tal como es y está, no es gobernable por procedimientos normales. Y antes de caer por enésima vez en la consabida dictadura, preferiría que todos estos incompetentes comprendieran que tienen que juntarse, por lo menos durante una o dos legislaturas.
      Pero, claro, lo que no puede ser no puede ser, y además etcétera. Lo mío —lo de todos, me temo— es hablar por hablar.
      Abrazo.

      • rafael
        2012/05/05 en 10:49

        ¿Cómo podemos convencerles de gobernar juntos?. Ni en el PP ni el PSOE hay voluntad de hacerlo. Además, para ello, al menos uno de los dos debería ser inteligente, pues no hay entendimiento posible entre dos idiotas. Nuestra única posibilidad interna son las elecciones, que tal vez sea eficaz si existiera, como usted mismo dijo en otra ocasión, una sociedad española viva. Pero no está viva. En una sociedad viva el engaño electoral del PP no hubiera sido posible, bien porque ellos no lo concibiera posible y por ello no lo intentaran, bien porque la gente no se hubiera dejado engañar en el caso de que lo intentaran. Por todo ello, creo que ya solamente nos queda la “respuesta” debe venir de fuera y no queda tiempo para esperar hasta las elecciones de 2015. Una vez más, España no es dueña de su destino y queda a expensas de lo que los otros quieran hacer con nosotros. Y como precio a pagar porque nos perdonen la vida, pues sí, supongo que nos obligarán a comulgar con su visión retrógrada de la sociedad todo lo que puedan.
        Saludos.

        • 2012/05/05 en 11:50

          No, no podemos esperar a las elecciones. Pero yo creo que sí conviene señalar, aun sabiendo que no es un supuesto hacedero, que sería muy recomendable unir todas las fuerzas y todos los talentos para salir de esta. Y que en un país como España, partido en dos mitades incompatibles (más por su cerrilidad que por sus ideas: en Francia, en Italia, incluso en Alemania, desde luego en Estados Unidos, existe este mismo cisma social; pero conviven mejor) (quizá no, esto último, en Estados Unidos, donde la agresividad del GOP en su cruzada de evangelización y de sumisión de las mujeres está alcanzado máximos históricos casi inconcebibles hace veinte años), lo mejor sería que gobernasen juntos los partidos, para que se contrarresten, para que ninguno pudiera derivar a la estupidez desbocada, como hizo el PSOE con Zapatero, como está haciendo el PP con Rajoy… Aquí no se puede hacer una revolución, ni de derechas ni de izquierdas, sin hacer pasar por el paredón a miles y miles de enemigos. Franco lo comprendió muy bien, en su momento: si se lo hubiera permitido la coyuntura, habría exterminado a los rojos. Y, claro, no es precisamente eso lo que me apetece, ni lo que considero posible, ni siquiera bueno: lo que tenemos que hacer es aprender a convivir, sin machacar al contrario. En fin. Que tengas buen sábado.

  2. Daryl
    2012/05/03 en 11:23

    ¿Pasmo nacional?. ¿Que es eso?. Da la impresión de que los españoles somos tontitos, mejor dicho, subnormales profundos que necesitan ser guiados perpetuamente por un “papaito” o “padrecito” que todo lo sabe y que vela por nuestro bien, sobre todo cuando las elecciones no las ganan los mios . Por cierto lo del “pasmo” o su equivalente tambien fue argumentado por los de la otra acera (ideológica) cuando las elecciones del 2004 despues del brutal atentando del 11-M tres dias antes de la elecciones. Esta visto que si Torrente-Ballester continuara en este planeta tendria que escribir un nuevo libro “crónica del pueblo pasmado”

    ¿Vinieron de golpe la elecciones? ¿Bajaron de un platillo volante?.

    Si mal no recuerdo, en primavera tuvieron lugar unas elecciones municipales-autonómicas que fueron ganadas por un partido que inicio una politica de recortes. Despues vino el anuncio ¡¡ con cinco meses de antelación !! de unas generales. Cinco meses donde el partido gobernante parecia más preocupado en colocar a los suyos que en intentar solucionar problemas. Cinco meses donde la impresión general era “El que venga detrás, que arree”. Hasta el presidente anterior reforzó esta idea cuando dijo que su aspiracion al dejar el puesto era ser ““supervisor de nubes” , eso si con dos suculentas pensiones: una por la de ex-presi y la otra por la sinecura del Consejo de Estado.

    Además, a veces olvidamos donde estamos y de donde venimos. Somos un pais catolico-mediterráneo. Eso quiere decir que la mentira y la hipocresia es consustancial a nuestros gobernantes. Tantos años de curas y politicos corruptos dejan su poso. ¡¡ por dios, si parimos a los Borgia y a los Jesuitas!! No somos como los anglo-católicos-calvinistas donde la verdad es un totem sagrado. A ver si a estas alturas nos vamos a creer las pelis y series americanas donde salen unos catolicos un poco “raritos” ¡me cuesta mentir porque soy catolica! o ¡ es un cura católico, no hay porque dudar de el!

  3. Luis
    2012/05/02 en 13:22

    Ramón, lo tenía considerado como un verdadero demócrata. El último párrafo de su texto me ha sorprendido, especialmente la referencia a la “salvación nacional”. Las elecciones las gana quien más votos obtiene y gobierna quien más escaños consigue. Si no se acepta esto, mal vamos.

    • 2012/05/02 en 13:25

      En su comentario, Luis, hay una parte indiscutible: «mal vamos». Pero nada impide, en democracia, que los partidos se alíen para gobernar.

      • Luis
        2012/05/02 en 19:42

        Aliarse con el actual PSOE sería una locura. Necesita una vuelta completa del calcetín y eso lleva tiempo. Un gobierno de salvacion nacional como ud lo denomina, será factible pero dentro de 3-5 años, cuando realmente estemos de pleno en la crisis. Lo de ahora es solo la overtura. Ud y yo bien que lo sabemos. ¿verdad?

  4. Amon Ra
    2012/04/29 en 20:59

    Es que por ejemplo estas diez pobrecitas por la linea del ñam ñam… están ahí para que nos nos falte de nada, mientras se quedan con todo.

    Y las financieras (inventoras del sostenimiento de todo el cotarro), y las energéticas, y las farmacéuticas, y las químicas y petroquímicas, y las tecnológicas, y las aseguradoras y luego están los del imperio de los adonnos de las grandes damas, los diamantistas, los oropéndolos, los plateros, y los relojeros, y en fin los que con el precio de uno solo de sus yates podrían mantener un pueblo entero de cualquier país… No sé si conforman menos del diez por ciento de la población, como se suele decir, ahí no creo que radique su indecencia… sino en el desprecio absoluto por todo lo humano que no les revierta beneficios allá que se escuden tras fundaciones y obritas de caridad… tienen hasta premios culturales… y ya se sabe como se relamen los artistas con esos premios gancho y como se venden al mejor postor y como lamen el culo del poderoso como Camilo José Cela lamía por ejemplo el culo de su vaguedad el rey… porque la luz que los alumbra los artistas y los intelectuales tales también tienen por lo visto que pagarla… y el colé de sus niños… y las braguitas de satén de sus mujeres.

    Entretenido domingo leyendo “El Tutú”:

    “Como la Ignorancia es eterna, siempre habrá forma de sacarle partido. El Creador, si es que lo hay, cometió un descuido al sacar de la nada al primer hombre y a la primera mujer: olvidó no crearlos a su imagen y semejanza. Y así se condenó a tener permanentemente ante sus ojos la fotografía de su propia imagen: unos tontainas”

    El Tutú. Costumbres de fin de siglo. Princesa Safo (1891) (Blackie Books, 2009)

  5. 2012/04/28 en 23:59

    ¿y si se hubiese votado a cualesquier otro grupo político nos iría mejor?
    Si alguien piensa que sí está muy equivocado. NO nos espera más que paro hambre y miiseria da igual quien gobierne.

  6. 2012/04/28 en 20:17

    Creo que Naomi Klein lo explicaba muy bien en La doctrina del shock, Primero se atemoriza al pueblo (esto o la ruina), se lo acorrala y una vez está muerto de miedo empiezan las privatizaciones, que es de lo que va esta historia. Las grandes privatizaciones están por llegar y lo harán bajo la amenaza del caos total. El liberalismo neoconservador consiste en un saqueo de lo público, en desposeer a la gente de lo que es por derecho suyo.

    Creo que la democracia está indefensa porque, aparte de que los partidos políticos estén en manos del sector financiero, no hay “medios de comunicación” sino medios de manipulación de masas. Me sorprendió lo rápido que muchísima gente se hizo “fan” de Repsol como si fuese la selección española de fútbol. Repsol tiene mayoría de capital extranjero y, sin embargo… http://www.publico.es/dinero/429747/iu-ve-una-verguenza-que-el-gobierno-defienda-a-repsol

    Un saludo.

  1. 2012/04/29 en 07:04
  2. 2012/04/28 en 21:37
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: