Inicio > General > Tres cuartos al pregonero

Tres cuartos al pregonero

2012/04/13

APC - 2012.04.13 23.44 - 001.3d

Teniendo en cuenta que nunca voy a ningún lado ni participo en nada, porque los puñeteros cojos donde mejor estamos es en casita, no será exageración comunicarles a ustedes que entre el 17 y el 19 de la semana que viene estaré en Sevilla, concretamente en el seminario-encuentro que anuncia la inserción de arriba, dirigido por Ignacio Echevarría.

Organiza la Universidad Internacional de Andalucía, que está en el Monasterio de la Cartuja, calle Américo Vespucio 2, Isla de la Cartuja, Sevilla. Más información en

www.unia.es/arteypensamiento

Yo actúo el jueves a las cinco de la tarde. Pregonado queda.

Anuncios
  1. Ana María Reviriego Rosado
    2012/04/17 en 08:26

    Me propongo estar en Sevilla esta tarde en La Cartuja, espero llegar a la Charla de Julián Rodríguez Marcos y al Debate y también, si no me lo impiden en el trabajo, el jueves a las cinco a escucharle, estoy convenciendo a Eugenio para que se venga. Hasta Pronto!

    • 2012/04/17 en 09:14

      Muchas gracias, Ana María, aunque ya te anticipo que el mundo va a seguir siendo el mismo tras mi intervención en LITERATURA Y DESPUÉS. 🙂

  2. 2012/04/15 en 19:15

    Me da mucha pena no poder asistir. Es un tema apasionante. Lo que normalmente se dice al respecto está muy por detrás de la realidad. Además tomando como punto de partida el tema del libro enseguida se llega a consideraciones globales sobre qué es real y qué no lo es, que está llamado a perdurar y qué no, qué relación tiene el ser humano con la tecnología.

    Un saludo.

    • 2012/04/15 en 19:25

      Estupendo sería que hubieses podido, Eugenio, pero a lo mejor todavía nos encontramos en algún sitio antes de que yo quede inmóvil. 🙂

  3. Amon Ra
    2012/04/15 en 17:05

    Y por cierto que el calendario literario de mi móvil (un divertimento inane como otro cualquiera) me avisa de que hoy nació, hace 134 años, el loco de Herisau el Rey de la Bagatela, el mayordomo de las damas bobas, el Lao Tsé de Biel, el hombre frase, el bufón del Imperio Habsburgico, ese adorable ser aniñado de cuyos libros dijeron que “eran un total fracaso y que aburrían al público”, cosas indesmentibles, ambas dos.

    Sea

    Und Ging

    Er schwenkte leise seinen Hut
    und ging, heißt es vom Wandersmann.
    Er riß die Blätter von dem Baum
    und ging, heißt es vom rauhen Herbst.
    Sie teilte lächelnd Gnaden aus
    und ging, heißt es von der Majestät.
    Er klopfte nächtlich an die Tür
    und ging, heißt es vom Herzeleid.
    Er zeigte weinend auf sein Herz
    und ging, heißt es vom armen Mann.

  4. Amon Ra
    2012/04/15 en 16:37

    Difícil lo tengo (puerco laboro, yo no te adoro) para ir a esa interesante charla a cargo de una de las voces (¿aliterarias?) que más admiro y respeto… pero ya veremos, como usted bien dice.

    Aprovecho para dar publicidad del segundo libro de un autor por aquí minoritario que dependiendo de su modesto éxito irán traduciendo más o arrinconando en la esquinita de los ¿y ese quién es? tan típico de esta piel de cerdo (¿Toro? Yo no veo ningún toro ahí. Siempre salí rarito en los test de Rorschach). Para mí es una pena no poderlo leer en francés pues barrunto que debe de manejar esa lengua de forma exquisita a tenor de los prestigiosos premios que se le han otorgado.

    Buena suerte tenga el bueno de Ducharme , un autor que, hablando de las infancias y los mundos infantiles me parece a mi que escribe infinitamente mejor que el afamado Saint-Exupery, cuyo principito, dicho sea de paso, me pareció un peñazo con ocho años como con treinta y cinco (la segunda lectura trajo causa de una bella dama argentina en cuyo pubis descansaba tranquilo un principito tatuado que, al verme, fusil al hombro, me intentó convencer de que mi boa -ejem, menos lobos, mi sargento- parecía que se había comido también un elefante)

    Buena suerte también para usted y su charla Don Ramón.

    • 2012/04/15 en 19:23

      Gracias, Ramón. Una pena que no puedas asistir, al menos para saludarnos y ponerte cara. 🙂 De Ducharme solo sé que existe, pero no he leído nada. Algo me hace desconfiar de él, no sabría explicarte por qué. Quizá por lo mucho que lo relacionan con Salinger, uno de los varios escritores famosísimos que a mí más bien me parecen aburridotes y vacíos. Pero las actitudes son, entre otras muchas cosas, para cambiarlas.

      • Amon Ra
        2012/04/15 en 23:53

        Jamás me atrevo a recomendar autores que me gusten pues la lectura, como la comida, me sigue pareciendo un acto placentero demasiado personal para interferir sobre él. Por contra, me encanta que me recomienden autores lectores o críticos literarios cuyos gustos y aciertos me hacen confiar en ellos. Usted, por ejemplo, en las escasas veces en las que se despereza y recomienda a alguien o le practica loa, es de esos que no me ha fallado nunca. El gran José Luis Moreno-Ruiz es otro. E Ignacio Echevarría lo mismo, salvo que su criterio para mí adolezca por su profesión de demasiada manga ancha… No digamos ya el famoso canon de Bloom, que parece una encíclica vaticana.

        Por matices que le he ido leyendo a usted creo que Ducharme no será nunca un escritor de los suyos, (no sé si acertaría diciendo que por demasiado irreal) pero sí me atrevo a asegurarle una cosa… está a muchas millas de Salinger, cuya estolidez entre el centeno dejé en la página diez… y jamás he vuelto a intentar leer.

        Ducharme me parece un muy buen poeta narrador y en mi caso toca ciertas fibras de mi yo adolescente que, para mi desgracia seguramente, no he conseguido todavía dejar atrás… de ahí también el efecto grande que me ha provocado recientemente la lectura de Ferdydurke, que tenía aparcada desde hace más de una década…
        Actualmente son los diarios literarios de Gombrowicz los que me tienen la mar de entretenido sustituyendo ese horror que me producen las charlas orales sobre literatura por ese otro placer que increiblemente me provocan los escritos sobre literatura.

        Tenga por seguro que si logro zafarme de mis señaladas obligaciones laborales estaré en Sevilla para escucharle y saludarle.

        De lo contrario ruego nos tenga a bien colgar por aquí su conferencia a precio de un dos por tres. 🙂 Es el vicio de los internautas… esas rociadas de free-free.

        • 2012/04/16 en 09:31

          He echado un vistazo a ver si había algo de Ducharme en Kindle, y no. O sea que tendrá que esperar. El viejo don Witoldo, en cambio, fue lectura mía, intensa y placentera, allá por los setenta, más o menos cuando lo publicó Barral en España. Luego he intentado releerlo, sin mucho éxito; y tampoco ha funcionado el traspaso a mi hijo mayor, que es muy buen lector. No sé por qué.
          Las intervenciones de lo de Sevilla creo que se grabarán, para posterior publicación.

  5. Liu
    2012/04/14 en 21:44

    Me encanta que ahora llamen debate a una reunión de amigos. Es la mejor política para evitar la crispación.

    • 2012/04/15 en 00:19

      ¿? Sí, íntimos todos, M.ª José. Íntimos todos. Será la primera vez que los veo en mi vida, a todos menos dos, pero íntimísimos. En fin.

      • Liu
        2012/04/15 en 09:44

        Entre ellos, desde luego. Siempre juntos y de la mano. Yo de ti aprovecharía el viaje para negociar el próximo premio Mondadori. Porque a estas alturas no tienen de dónde sacar autores. Entre aquellos a los que les abortaron la carrera desde el inicio y los que cambiaron de editorial… van a tener que resucitar a los muertos

  6. 2012/04/14 en 13:11

    Seguro que acude a verte y oírte una antigua novia (mía) sevillana a la que en tiempos regalé -y le gustó mucho- tu doña tornadiza.
    Es fácil reconocerla. Es siempre la más guapa.
    Suerte, vista y al toro, maestro.
    JL

    • 2012/04/14 en 19:16

      Mejorando lo presente, claro. 🙂 Ya veremos.

      • Ramón Buenaventura
        2012/04/25 en 11:05

        Me temo que no estuvo. 🙂

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: