Inicio > General > Eugenio Sánchez Bravo

Eugenio Sánchez Bravo

2012/03/12

La didascalia filosófica lleva años sin funcionar bien (1), quizá porque en estos tiempos de vivir y tocar —sensoriales—, el andamiaje de la filosofía —es decir lo abstracto—, apenas interesa; o apenas nos hace Capturafalta. Para qué, por ejemplo, entender la Belleza, cuando nos resulta mucho fácil seguir las instrucciones que se nos van dando al respecto, casi segundo por segundo: esto es bello, esto es bello, esto es bello, esto es bello. Para qué, por ejemplo, entender la Justicia, cuando nos resulta mucho más fácil seguir las instrucciones que se nos van dando al respecto, casi segundo por segundo: esto es justo, esto es justo… Un momento. No es lo mismo, ¿verdad? ¿Por qué no es lo mismo? ¿Por qué nos dejamos imponer la apreciación de la belleza y no la apreciación de la justicia, o no al menos con tanta facilidad?… Bueno. Ahí tenemos un barrunto de posible justificación de un posible afán de posiblemente enseñar alguna filosofía posible.

Me parece que Eugenio Sánchez Bravo, profesor del Instituto Valle del Jerte (2), está empeñándose en una labor de descripción actualizada de la filosofía y los filósofos que merece muchísima atención. Vean su blog, AULA DE FILOSOFÍA. Viene a ser la cartelera cultural de un hombre que ha sabido dotarse de curiosidad, inquietud y reflexión (entre otros talentos). Estoy suscrito. Por supuesto que no siempre coincido con él en sus valoraciones (literarias, pongamos por caso), pero puedo aceptarlas, porque nunca son producto del papanatismo o de la moda. Es un valor. (Devil)

A eso vamos. Estoy hartándome de decir a todo el que acepta escucharme un rato que internet nos pone en contacto con una galaxia expansiva de creatividad, que uno puede ir de asombro en asombro según se entera de lo que piensan y hacen otras personas que comparten el talento (3). Es una exploración placentera, que ensancha la mente (4), que provoca las propias ganas de aportar algo, que nos proyecta fuera de la cama todas las mañanas sin demasiada vergüenza (5). Resulta imposible acceder a todo lo que vale el esfuerzo, pero es enormemente placentero moverse por el interior de esta gigantesca espelunca de humanidad en alza… No le ocurrirá a usted nada malo si de vez en cuando le echa un buen vistazo a AULA DE FILOSOFÍA. Buscando.

(1) Supongamos que alguna vez funcionó bien la enseñanza de la filosofía. Tenemos una gruesa inclinación a imaginar que toda cosa o fenómeno conoció tiempos mejores. No me consta, pero…
(2) Ya, ya: los cerezos en flor.
(Devil) Me han impulsado mucho pensamiento, por ejemplo, sus repasos del marxismo. Nunca fui marxista, pero ¿se puede recurrir a Marx ahora, ya, sin más tardanza, descontaminado de su secuestro por los fascismos «comunistas» del siglo XX? Quizá no nos quede otra opción, mientras no surja un genio a quien se le ocurra algo factible.
(3) Sí, sí, claro, ya lo sé: las personas que comparten su talento son una minoría, minoriita, una excepción en el infinito universo de las personas que comparten su necedad, en internet; pero existen en cantidad suficiente para alborozar el ánimo. Ojalá pudiera decir lo mismo de la poesía: los verdaderos poetas desprecian internet, lo dejan abandonado entre las duras pezuñas de los pésimos poetas. Mala suerte.
(4) Según los últimos recuentos, el cerebro humano no tiene tres mil millones de células, como venía asegurándose, sino solo doscientos ochenta y cuatro mil millones. Qué disgusto.
(5) Vergüenza de ser humano, en general, y, últimamente, otra vez, cuando ya creíamos haber superado esa enorme traba, vergüenza de ser español en particular. Nunca quise imaginar que volvería a ocurrir.

Anuncios
  1. Ramoon
    2012/03/14 en 14:43

    Dan la crónica de una muerte anunciada hoy en los newspapers… la Enciclopedia Británica dejará de editarse en papiro… y se centrará solo en su modalidad “digital”…

    Mucho más cómodo por otra parte, nada de lloriqueos hipócritas en pisitos cada vez más pequeños… Yo hace ya tiempo que tengo más libros en cajas que expuestos en la rebosada biblioteca de cinco por tres.

    Las enciclopedias son mucho más efectivas y útiles en formato digital con su pertinentes cajetillas de búsquedas… pero señálese la fecha como un hito o mojón al borde del camino… que ya se viene haciendo desde que un tal D’Alambert se fue de copas con una tal Diderot.

    Los periódicos son otra cosa a la que le va quedando un par de años a lo sumo para desaparecer en formato papel… cosa que agradecerán enormemente los árboles del todo el mundo… por mucho que digan esa mentira de “papel ecológico” y otras vainas…

    Pensandolo desde un punto de vista vegetativo… cuanto menos papel se desperdicie mejor que mejor… y me siento incapaz de creer que el de los periódicos no se parezca cada día más al papelote para la cosa del W.C. El poder no es que se limpie con ellos el mojis, es que ellos mismos llaman para que ordenar a sus secuaces les den la mejor tersura al invento.

    • Ana María Reviriego Rosado
      2012/03/15 en 00:10

      La verdad es que la desaparición de los periódicos cada día puede ser más certera (y acertada), sin embargo echaré de menos la lectura del Pais Dominical mientras desayuno y me río con Maruja Torres, Almudena Grandes o releo las peroratas y pataletas de Javier Marías (Por cierto qué acertado la del 26 de Febrero “Bailando encima de las mesas”, sobre Ruiz Gallardón!!), aunque la mermelada de la tostada pringue los papelis, o quizá precísamente por eso.

      Yo era de las del rito de bajar temprano los domingos a por los periódicos al quiosko para leerlos desayunando (un desayuno pantagruélico…)Ultimamente he estado sin mucha monea y los he leído en la pantalla porque no podía comprarlos, y desde luego los añoraba, ya digo, el poder subrayarlos, hacerles el círculo, recortarlos, hacerme un capirote o un avión si es que venían flojones.

      El resto de los días me da igual leerlos en pantalla. En fin puede ser una primera medida suprimir los diarios y dejarnos disfrutar por un tiempo de los Dominicales (que así sea).

      Las enciclopedias, si son La Espasa Calpe o la Larousse que las suban, pero si son Las Planeta de Arte y así que sigamos disfrutando su papel señor Buenaventura (échelas la Buena Ventura) saludos

      • 2012/03/15 en 08:25

        Sí, Ana María, pero conste que Ramoon es más bien tirando a hispalense, y yo soy tingitano; o, dicho en otras palabras, Ramoon no soy yo. 🙂 No lo digo para desligarme de sus opiniones, sino para que cada palo aguante aquí su vela. 🙂 En cuanto a las enciclopedias papeleras, llevan muertas unos años, aunque algunas han tardado en enterarse.

        • Ana María Reviriego Rosado
          2012/03/15 en 14:41

          Sí, es cierto, los primeros días me teníais confundido, luego me di cuenta que erais distintos. pero me dirigía en este caso, al dueño del blog. Llegué a su blog a través del de Eugenio, una que es tardía.

          Recuerdo su programa perfectamente (yo andaba con Joaquín Luqui trasteando en Radio-Madrid alguna tarde, escuchando su sabiduría musical), Recuerdo su CANTATA SOLEÁ, pero ha tenido que ser Eugenio el que me haya asomado de nuevo a su ventana. Yo encantada

  2. 2012/03/13 en 15:36

    Hola. Esta apreciación del trabajo de Eugenio Sánchez Bravo también me alegra a mí, porque soy su amigo y su alumno. Todo el trabajo y talento que le ha llevado su obra de enseñanza en la Red hace que se lo merezca sobradamente.

    Gracias, señor creador de historias, Ramón Buenaventura.

    • 2012/03/13 en 17:08

      De nada, ente. 🙂 Es justicia.

  3. A.R.R
    2012/03/12 en 22:13

    Qué lástima que vuestros profesores de Filosofía fueran tan malos, los míos fueron muy buenos, en COU en la LABORAL DE CÁCERES tuve a BENEDICTO (gracias Maestro), nos enseñó a Platón a Aristóteles, a Sto Tomás siempre con intriga y sabiduría, no obstante, para hacernos rabiar cuando nos veía estudiando Platón o Aristóteles (estábamos en Internado) nos decía: “¿Señoritas pero qué hacen estudiando a Aristóteles? Lean a Brecht o a Hermann Hesse, o saquen de la biblioteca a Camus ¿Han leído ustedes el Extranjero? pues leánlo, léanlo les enseñará bastante más.

    ¿Es broma o se queda Ud con nosotras?, pobretas no lo decíamos -solo algunas se atrevían- y nos quedábamos mirando sus lánguidos ojos, pensando que ya nos lo habíamos metido en el bolsillo (pero claro era imposible, ya saben Ustedes lo miopes que son los de Filosofía, del mundo solo ven SU MUNDO)

    Luego estudié por la UNED desde Alemania y me quedé sin profesor de Filosofía, a cambio fui a ver a Heinrich Böll al teatro de Essen que daba unas charlas sobre Bertold Brecht, en nombre de mi querido Bienvenido, que era el que me lo había dado a conocer en Cáceres.

    Ahora tengo la suerte de estar en un Instituto el IES VALLE DEL JERTE DE PLASENCIA, donde tengo por compañeros a dos buenos profesores y Filósofos, Manuel Curiel y este aquí alabado: EUGENIO SÁNCHEZ BRAVO, o sea, que voy de bien en mejor.

    (Solo les digo una cosa sin que ellos me oigan, cuando voy a utilizar la Poética de Aristóteles en clase de Literatura, o quiero usar el concepto de Amor Platónico para explicar a Garcilaso, estos compañeros resulta que no se lo han explicado a los chicos. y es que algo debe fallar en la DIDASCALIA de hoy día, todo no iba a ser perfecto)

    Y algo más me comprometo a si Eugenio me ayuda, hacer un buen Blog de POESÍA (¿Se os ocurre algún nombre sugestivo o también AULA DE POESÍA sin más?), para que no se diga de los Poetas que van de retro en Internet.

    • 2012/03/12 en 23:33

      Eso es harina de otro costal. La filosofía —enemiga natural de la poesía, no lo olvidemos— presenta la indudable ventaja de que casi todos los filósofos están bastante muertos, y apenas hay aficionados vivos. En poesía, en cambio, todo intento de montar un revista termina en la impepinable publicación de mediocridades escritas por amiguetes vivos y ansiosos de presencia. Qué le vamos a hacer.

  4. 2012/03/12 en 20:33

    Me alegra mucho (no sabes cuánto) que mi intento virtual de abrir la lata de la Filosofía a quien tenga curiosidad te haya resultado interesante.

    La Filosofía fue sodomizada durante cuarenta años por el fundamentalismo religioso. Bastante maltrecha quedó, a pesar de honrosas excepciones. Pero siempre renace porque todos, en el fondo, (algunos muy en el fondo) somos un poco filósofos.

    Aunque parezca un iluso diré algo sobre cómo entiendo el día a día de enseñar Filosofía en un Instituto (ese Valle del Jerte es el mismo en el que hasta el año pasado enseñaba Hildalgo Bayal: me gustó mucho “Campo de amapolas blancas”).

    Para mí todo se cifra en la reminiscencia (platónico hasta la médula, confieso). Hay ciertas palabras (Platón, también Nietzsche) que hacen sonar el alma de quien escucha. Se despierta en ellas un impulso desinteresado por saber, una curiosidad que es la fuente del 99% de las cosas interesantes que cuento en el blog. Me gusta decirles que enseñar es aprender y saber es compartir. Y cuando dices “compartir gratis” ya pareces de otra galaxia.

    Todo lo demás, temarios PAU, exámenes y calificaciones es un obstáculo que hay que salvar con algo de locura y mucho sentido del humor.

    Creo, como bien dices en el último párrafo, que Internet es una revolución cultural que puede cambiar el mundo. No me refiero al tópico de que los egipcios quedaban en la plaza Tahrir vía facebook o twitter sino a “esa galaxia expansiva de creatividad, [en la] que uno puede ir de asombro en asombro según se entera de lo que piensan y hacen otras personas que comparten el talento”.

    Saludos y gracias.

    • 2012/03/12 en 23:40

      Pues qué voy a decirte: eso. Adelante.

  5. Ramoon
    2012/03/12 en 14:08

    Otrono digo: la filosofía que imparten los docentes desde hace siglos es aberrante y su forma de explicarla eunuquizante…

    Anaximandro los sus mee a todos, políticos, hacedores de manuales, directores de colegio y teachers de oposición y sillón.

    ¿Dónde están los maestros? ¿Y Don Juan de Mairena?
    Seguramente tarareando a los Chichos “por Macarena”

    PD.- Me refiero a la filosofía de la época escolar… En la Universidad quizás existan o existieran algunos platónicos de pro de buena hacer… no sé si aquel García Calvo, si este Savater… Doy por posible que fuesen capaces de poner las bases de una cierta libertad en el pensar con el fin de agudizar la creatividad personal… Otra cosa es que los porcinos que llenábamos las bancas no supiéramos distinguir la bellota de la trufa… que todo el que haya sido profesor sabrá la cantidad de piaras en manada que enguarrindongamos las bancas.

    • 2012/03/12 en 14:29

      No recuerdo a mi o mis profesores de Filosofía del bachillerato. Tampoco sé ahora quién me dio Filosofía del Derecho en quinto de Derecho. En Políticas tuve a Garagorri, y fue un curso divertido.

      • Ramoon
        2012/03/12 en 15:38

        Bueno, menos mal que nos queda el recuerdo poetizado del poeta, cuando puso algo del tiempo sobre papel ;-);-);-)

        29.

        “Me castigaron por leer a Nietzsche.
        Un profesor llamado don Manuel
        Segura : qué segura
        seguramente la mente suya.
        Perdí la cita con tu cuerpo,
        aquella tarde.
        Casto mártir de Nietzsche.
        Ahora estoy aquí, aguantando a los curas
        la biografía de Domingo Savio.
        Cuya existencia me niego a admitir.”

        Don Ramón Buenaventura, VERSOS DE NEURASTENIA ADOLESCENTE, en Los Papeles del Tiempo (1956/66)

        A mi también me llevaron ante el director de la secta OPUS por leer indecencias… en este caso la novelita betsellera El Perfume, libro incluido en una pequeña lista negra ad hoc que mandaba la oficina principal vaticana para uso interno del profesorado en su mejor vigilar las conciencias (año 86!!! Shitin Bull, Mariadolore!!!)… qué pena no haberme quedado con aquella lista que llegué a tener en mis manos… la alegría que le hubiera podido dar a usted informarle que estaban incluidos sus versos satánicos en la pira… Recuerdo levemente algunos nombres… Juan Marsé, Fernando Savater, ¡¡¡Sánchez Dragó!!!, por fumaporros supongo… Extranjeros no había muchos, los in sectos estos de la secta no falaban ni portugueis… a deus brigado (sic)

        • 2012/03/12 en 17:47

          Da igual, claro, pero el caso es que don Manuel Segura no daba Filosofía: era profesor de Historia y (creo) jefe de estudios, o como se llamara el cargo en aquellos lejanísimos años. Nunca comprendí para qué tenían las obras completas de Nietsche, edición Losada, en la biblioteca, no estándonos permitido leerlas. Al lado, en el mismo estante, el teatro completo de Lorca. Solo leí Amor de don Perlimplín con Belisa en el jardín. Nunca he sido un fanático de Lorca.

  6. Ramoon
    2012/03/12 en 13:54

    “Compartir el talento” en un medio rociado sobaqueramente por el free-free de su fru-fru, ¿no es tambien regalar el talento? Ahí es donde yo pongo rodilla en tierra para dibujar en el aire con mi sombrero emplumado un “a vos, gracias”… A todos ustedes que nos ofrecen trocitos y no tan itos de su buen hacer… sin recibir un cochino euro en su buchada, algunos como hay pasándolo encima reputísimamente mal.

    La Diosa Venus los guarde en su matriz… o les de acceso a ella 😉

    • 2012/03/12 en 14:22

      Cierto es que mis devaneos por internet no me han producido jamás un solo euro; menos, incluso, que la poesía (una vez me dieron cincuenta mil pesetas de adelanto por un libro de poemas). Solo la gloria. 🙂

      Me doy cuenta, de pronto, de que he mentido como un bellaco. Mis devaneos por internet me han producido años y años de artículos en EL SEMANAL, bastante bien pagados, incluso al final, cuando la directora me odiaba y solo me dejaba escribir 21 líneas (llegué a tener dos páginas enteras). O sea que bendito internés.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: