Inicio > General > Chipichipi en Burgo de Osma

Chipichipi en Burgo de Osma

2011/12/09

Dionisio Ridruejo y Gloria de Ros, en su traducción del Quadern gris de Josep Pla, utilizan «chipi-chipi» en el sentido de chirimiri, orvallo, calabobos. Y me escarba la curiosidad que el DRAE nos dé «chipichipi», en tal sentido, como palabra americana, concretamente de Guatemala, Honduras y México. En lo cual, además, abunda el muy reciente Diccionario de americanismos de la Docta Casa.

Ridruejo (no creo que en este caso concreto haya intervenido Gloria de Ros, su mujer, barcelonesa) era de Burgo de Osma, provincia de Soria. Lástima que ya no se le pueda preguntar por este uso. (Confieso: acabo de dirigirme a una hija de Dionisio Ridruejo y Gloria de Ros que he localizado gracias a Facebook y que ya tuvo la amabilidad de resolverme otra duda; a ver si ella recuerda que su padre utilizara «chipichipi».)

Qué feliz sería un servidor de ustedes —qué feliz el mundo— si solo hubiera que ocuparse de estos gravísimos asuntos.

Anuncios
  1. Mar
    2011/12/11 en 15:22

    ¿Podría venir de Canarias? (cf. «chipichipi», http://www.academiacanarialengua.org/palabra/chipichipi/). ¿Estuvo el escritor en los lugares que celebra en sus sonetos?

    Todo lo que usted quiera, si señor, pero son las palabras las que cantan, las que suben y bajan… Me prosterno ante ellas… Las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito… Amo tanto las palabras… Las inesperadas… Las que glotonamente se esperan, se escuchan, hasta que de pronto caen…
    Pablo Neruda, Confieso que he vivido.

    Pero, hoy, muchas son armas embaucadoras.

    • 2011/12/11 en 17:14

      Pues… Tiene toda la pinta de que sí, que puede venir de ese chipichipi canario cuya existencia, desde luego, yo ignoraba… No conozco bien los sonetos de Ridruejo; de hecho, solo conozco uno de ellos, quizá el menos recordable. Hay otros muchos buenos motivos para tener a Ridruejo en la memoria. Saludos

      • 2011/12/12 en 12:36

        Suena muy lindo, ciertamente, y parece más que posible y onomatopéyico, perdonando la manera de señalar…
        Pero, cuidado con esas cosas, que una vez oí decir, a un periodista radiofónico canario, que el OK yankee viene de unos isleños emigrados a los USA long years ago, los cuales, al verse, se saludaban diciendo. “¡Oh, qué hay!”
        JL

  2. Lectora anónima
    2011/12/09 en 19:41

    Grandeza de lo «inútil»: insolente respuesta a los insultos de la vida.

    • 2011/12/10 en 11:55

      ¡Ay, lectora anónima, qué te estará pasando! Un beso.

  3. 2011/12/09 en 13:10

    Servidor no es manco en cuanto a devaneos mentales con el sexo, pero lo tuyo, José Luis, es de Guiness… Lo cual comento más con envidia que otra cosa, porque hay escritores —entre los que, evidentemente, estamos ambos— que sin impulso sexual se quedan en nada.
    ¿No diría chimichurri la señora, no? 🙂

    • 2011/12/10 en 11:26

      No, no; seguro que dijo “churri-churri”. Si llega a decir chimichurri me echo a temblar: la vieja sería caníbal.
      Un abrazo,
      JL

      • 2011/12/10 en 11:54

        Como todos los viejos, aunque luego falle la dentadura. 🙂

  4. 2011/12/09 en 11:45

    Sí,qué felices seríamos si pudiéramos hablar sólo de estos graves asuntos… Pero…
    En cualquier caso, el otro día oí en la calle a una dama que decía, a propósito del calabobos, que estaba cayendo “churri-churri”. Quizá estuviese enamorada, la vieja, y extrañaba a su “churri”, vertiendo…
    JL

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: