Inicio > General > Poemas reunidos

Poemas reunidos

2011/11/07

Estoy enfurruñado con la poesía; tanto, que llevo dos o tres años con mis POEMAS REUNIDOS prácticamente terminados y no me decido a exponerlos ante los quince o veinte lectores a quienes a lo mejor interesarían. A fuerza de leer —casi siempre por descuido, muchas veces por boba curiosidad— la pésima poesía cursi que merodea por internet al acecho de otros cursis que se entusiasmen con ella y la comenten entre exclamaciones, añadiendo a veces bonitas imágenes de libro ilustrado para niñas a quienes solo excita el sentimiento, me he quedado sin criterio; y, desde luego, sin capacidad para juzgar lo que yo escribo. Por si acaso, en principio, todo me parece malísimo y, por consiguiente, borrable. O sea que llego una buena mañana, abro el archivo y arranco de imageraíz todo lo inédito. (Lo no inédito puede ser igual de malo, lo comprendo; pero ya está publicado y tiene coartada.) Unos días después vuelvo a leer lo suprimido (que, naturalmente, no ha sido borrado más que de una copia de poemas_reunidos.docx) (hay cuatro o cinco, en los diversos discos duros de respaldo), lo selecciono todo, lo copio y lo pego otra vez en el archivo principal de trabajo. Solo para volver a borrarlo pasados unos días. Y así sucesivamente. Un latazo.

     Comprendo que no tengo edad para tanta gazmoñería, pero así están las cosas. No saldré con vida de este embrollo.

[Esta nota es respuesta a los doscientos o trescientos mil lectores ansiosos que me acucian para que saque el susodicho libro de una puñetera poética vez.]

Anuncios
  1. 2011/11/12 en 12:06

    Pues no hace mucho que recorrí la Cantata Soleá, creo que llevando bien el compás, y gocé del camino y hasta me reí mucho en recodos que se me habían olvidado, cual este que sigue:

    “Por las lágrimas alzas
    el vaso frío, frívolo,
    enano, por las lágrimas
    que vas a derramar alguna vez,
    si imaginas…
    Pero ¿quién le ha contado al pinchadiscos
    que es lícito bailar «Mr. Tambourine Man» ?

    CORO
    Guess what, Bob?
    Mr Jones is alive and well,
    dwelling in calle Serrano,
    and never listened to any of your songs
    and a hard rain’s gonna’ fall
    for sure
    on our heads.
    Más que una lluvia, Bob, más que granizo;
    tú lo sabes,
    traidorzuelo,
    tú que le estás hurtando el culo a la patada
    que va a echar a volar la tambourine
    y el man.

    CORO
    Hey, Mr Tambourine Man
    Play a song for me
    I’m so sleepy
    And there is no place I’m goin’ to
    Hey Mr Tambourine Man
    Play a song for me
    In the jingle-jangle morning
    I’ll come following you.”

    Saludos,
    JL

    • 2011/11/12 en 12:41

      Gracias, José Luis. No creo, sin embargo, que haya en el mundo muchos lectores capaces de soportar Cantata Soleá: es un libro de época, de su época, casi totalmente ininteligible hoy. Abrazo.

  2. mvc
    2011/11/08 en 16:50

    BILLETE DULCE A LOS POETAS

    Se arrancan la careta: son poetas.
    Bajo la piel no esconden
    más que la dulce carne humana.
    ¡Os amo!
    ¡Eh!
    Oídme, bellos,
    bellísimos poetas sin la máscara:
    hablad,
    que la palabra llega.
    Va a encontraros hundidos en palabras,
    sucios de retiros estéticos,
    sordomudos
    visajistas
    por guiños al compadre,
    por quejas en clave de sí,
    por misterios de tules secos:
    babosas con los huesos metafóricos.
    ¡Hablad!
    Y a quien se calle
    que le coman la lengua las hormigas del ritmo.
    Decíos de una vez.

    Bellísimos poetas:
    ¡sin caretas!
    Se murió el decorado;
    la inocencia rechaza coartadas;
    los focos en los ojos perdieron el insulto;
    la loa es un capricho de costumbre.
    Si cabe ser de pluma y ser de carne,
    si la gente,
    la chusma,
    los chiquillos,
    os han reconquistado las aceras,
    si de cierto se sabe que la vida ha prendido
    en tres o cuatro brotes cerebrales,
    ¡dad los labios,
    poetas,
    fuera embozos!
    ¡Mostradnos la palabra!
    Hablad.

    Poetas,
    a la calle:
    anegad el poder,
    danzad las dictaduras,
    brincad los apellidos,
    pecad contra el dinero;
    delinquid,
    que el que no es delincuente no es poeta
    y no hay más ser humano que el poeta.

    Poetas, por favor, cread el mundo.

    Presente en la ausencia, a modo de Guadiana, me permito copiar un fragmento de otro poema, de Tres movimientos . Y apuntar el no funcionamiento de los enlaces con «Obra publicada»; —sale un zip imposible—.
    Ánimo.
    Un abrazo.

    • 2011/11/08 en 17:43

      Digo yo: ¿seguirá existiendo el Guadiana? 🙂 En cuanto a los enlaces con OBRA PUBLICADA, no sé qué contestarte, porque a mí me funcionan todos perfectamente. Beso.

  3. mvc
    2011/11/08 en 09:44

    ADIÓS

    Andrajoso de nubes
    el cielo mira al suelo,
    Viejo Cronos,
    con su reloj de lágrimas.
    Me marcho.

    Ninguno de estos versos me ha servido de nada.

    He intentado quedarme
    con Aaixa Jandixa.

    He intentado perderme
    por el sendero rojo entre chumberas.

    He intentado arbolarme en eucalipto.

    He intentado esconderme
    en una de mis tumbas.

    Es inútil.
    Me marcho.

    Viejo cielo andrajoso.

    No más adioses.

    Trescientos mil amigos para la intensidad esperamos POEMAS REUNIDOS.

    Gracias.

    • 2011/11/08 en 10:45

      ¡Candi! Creí que estabas enfadada conmigo… ¿Quiénes son los otros doscientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve? 🙂 (Quizá venga bien señalar, de paso, que el poema que citas es de cuando un servidor de ustedes tenía 16 añitos. Me deteriorado considerablemente desde entonces.)

  4. 2011/11/07 en 14:02

    Si el resto de los poemas comparte la calidad de la muestra, pues no hay nada qué dudar. Tal vez la fecha de la firma sea un auspicio: 14 de Junio, conmemora el día de la muerte de un gran poeta de nuestra lengua; 1999, un siglo de su nacimiento.

    • 2011/11/07 en 14:34

      Con lo poquito borgesiano que yo soy, Leandro, qué culpable me siento cada vez que alguien de respeto, como usted, pone a Borges entre los grandes… (Quiérese decir que en realidad me estoy sintiendo culpable todo el rato, porque prácticamente no hay nadie en el mundo literario que disienta.) En cuanto a lo mío… Hoy tengo mal día: lo desprecio todo, editado e inédito. Qué le vamos a hacer. Un abrazo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: