Inicio > General > Campoamor en tren

Campoamor en tren

2011/10/19

Un diálogo con Mari Pepa Palomero, sobre anécdotas y casos truchimanes, me lleva, de chischás en chischás, a recordar un poemazo desternillante y genial del otrora famosísimo Campoamor: «El tren expreso»:

http://es.wikisource.org/wiki/El_tren_expreso

No lo reproduzco aquí porque es muy largo, pero échenle un vistazo, por favor. No es broma, que conste.

Anuncios
  1. rafael
    2011/10/20 en 07:37

    Será que sin ánimo
    estoy últimamente
    que mi alma anda vestida
    de preocupación y prisa
    en mitad, de nuevo, de un
    nuevo giro del destino
    , perro en la piel de lobo,
    al que nadie nunca dio caza,
    sino que caza,
    que no encontré
    el poema harto gracioso
    ni mis ternillas se hicieron agua
    pero sí que disfruté
    de su lectura, aunque
    me dejara algo triste y
    enternillado.

    :-).

  2. Ramoon
  3. Ramoon
    2011/10/19 en 14:19

    Perdón, antes de que me riña Don Ramón, alias teviadazín con el lenguaje, a Prates más que verlo y oírlo lo ando escuchando… con los oídos claro, no con los pies.

  4. Ramoon
    2011/10/19 en 14:17

    Buenísimo…

    En otro desorden de cosas, yo volvería a ver telediarios si en vez de las boquitapiñón de turno y los telemuñecos con corbata hubiese alguien que sin llegar al maniqueismo de los chicos de Intereconomía contara los deshechos del presente como lo hace en Brasil el periodista exacerbado Luis Carlos Prates cuyas arengas de cura en púlpito con dedo en alza no tienen desperdicio como entretenimiento de lo demasiado humano incluso.

    Los gritos creo que le son disculpables toda vez que como decía el anfitrión de esta página en la anterior entrada es hora de gritar (¡¡¡basta!!!) más que de susurrar.

    No es lo mismo, me paice a mi, escuchar por aquí las monsergas obispales del señor Jimenez Losantos y las pocavergonzonerías del preso Conde (dando lecciones de ética el ladrón, esto solo es digno de nuestra patria) porque todas estas tienen un cariz demasiado partidista… Observo, en lo que le llevo viendo y oyendo, que el señor Prates no vincula la mierda a ningún partido específico y carga contra el verdadero mal de nuestros tiempos: la mediocridad de los políticos que se venden como putas al mejor postor.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: