Inicio > General > Periodo de zafarrancho

Periodo de zafarrancho

2011/05/23

Entramos en periodo de zafarrancho, de urgencia total. El gobierno tiene que encontrar el modo de capear el previsible y hasta lógico «¡Váyanse, perdedores!» a que lo va a someter el PP, puede que incluso con alguna movilización popular de esas que juntan a millones de criaturas azules y cristianas en cualquier plazuela. Afortunadamente, ya no falta mucho para las largas vacaciones parlamentarias. A la vuelta, en septiembre, quizá no le valga la pena al PP seguir Tomás Gómez contando musarañaspresionando, porque ya estaremos prácticamente en periodo electoral. El PSOE tendrá que dedicar el lapso de tiempo que así obtenga a decidir si da las generales por perdidas y presenta un equipo dispuesto a arder en todas las hogueras (no estaría mal que las primeras víctimas fuesen Carme Chacón o Tomás Gómez), o emprende un camino de replanteamiento total y halla el modo de disputar las elecciones al PP. Esto último es difícil de esperar, porque todo lo nuevo que venga al partido ha de pasar por el propio partido, por sus propios afiliados, y ya vimos en Madrid lo que votaron estos: a un señor que llevaba cuatro años demostrando su total incapacidad para enfrentarse no ya a Esperanza Aguirre, sino a cualquier otro candidato del PP; un perfecto incompetente, un anciano mental de cuarenta y tantos años, de quien lo único elogioso que cabe decir es que parece altito y menea bien los puños cerrados ante las cámaras. Son decisiones así las únicas esperables de los afiliados socialistas. De manera que solo una sentada general de la izquierda, de los sin carné, podría impedir que a las próxima elecciones generales se acuda con las mismas inanidades en la cabeza, con las mismas propuestas derrotadas de antemano y, sobre todo, con la misma gente que la gente ha rechazado con algo parecido a la violencia en las elecciones de ayer. Ya veremos. Si el 15-M se quitara la máscara de neutralidad y asumiera la refundación de la izquierda…

Por ahora, habrá que acostumbrarse a la vergüenza de vivir en un país gobernado por Rajoy, Cospedal, Mato, González Pons, Arenas, ¡Camps!, ¡Esperanza Aguirre!… Consuélenos, quizá, la idea de que ellos, los de las gaviotas y las banderitas pálidas, han vivido en parecida y contraria vergüenza durante muchos años. Quien no se consuela es porque no quiere, decían los antiguos. (Y yo no quiero, porque no hay equilibrio ni en la vergüenza: también nosotros, muchos, no sé cuántos, casi todas las personas que conozco, vivimos avergonzados de Zapatero y asociados.)

Anuncios
  1. 2011/05/30 en 04:08

    Bueno, voy alternando, no todos los días me leo los 4 periódicos, pero me encanta comparar cómo cuentan la misma noticia unos y otros. Es una verdadera delicia contemplar cómo se manipula al personal con el lenguaje. (Lo digo con ironía, naturalmente). Leo lo fundamental, lo demás es una ojeada. Y sí,yo también me estoy acostumbrando a leer la información vía internet. Cómo bien dices, los periódicos parecen de dos días antes, y además te enteras de cosas sobre nuestro país, y sobre otros, que aquí no se cuentan. Omisión es también manipulación.
    En cuánto a los telediarios veo solo el de la noche, pero voy cambiando de canales. Fue así cómo descubrí Intereconomía. Casi me da un telele. ¡Qué cosas más chiripitiflaúticas que hay por ahí!
    Y sí, me acuesto muy tarde. Entre que me encanta la noche y soy insomne, duermo poco, la verdad. Intento resarcirme con la siesta, ese invento español tan majo. Me deja nueva.
    Abrazos!

  2. Lisabibi
    2011/05/29 en 05:42

    Estoy de acuerdo en que el PP pide a voces adelantar las elecciones por pura propaganda, pero en su fuero interno se llevarían un susto de muerte si de repente Zapatero adelantara las elecciones. ¡Hale! Te doy la patata caliente a ver qué haces con ella. Pero saben que Zapatero no lo va a hacer. Lo de Camps es completamente inexplicable. Yo, que ahora vivo en la comunidad valenciana, donde todo está mucho peor que en Madrid, la sanidad pública por ejemplo es una vergüenza, no entiendo cómo ha vuelto a ganar, y encima con más votos. Pienso que es lisa y llanamente el voto del miedo, pero también el de la ignorancia. En este país hay muchísima gente completamente desinformada y que se creen a rajatabla todo lo que les dicen sus partidos preferidos, o séase, el PP, que lleva gobernando aquí desde hace 20 años. Ejemplos: entras en un bar o en un café y solo hay dos periódicos, el ABC y La Razón. Todavía no me he encontrado ningún sitio en donde esté “El País”, por ejemplo, es más, casi te da miedo comprarlo y leerlo en un café. La gente no tiene opiniones propias. Naturalmente hay gente que ha votado al PSOE, o que no ha votado porque también está indignada, pero desde luego no es la inmensa mayoría, sino la inmensa minoría. Todo es tan absurdo que Benicàssim que siempre ha tenido un alcalde socialista y que tiene el pueblo y las playas hechas un primor, resulta que ha perdido las elecciones y va a entrar un señor del PP en la alcaldía que todo el mundo sabía de antemano que lo primero que va a hacer va a ser eliminar el carril bici. ¿Pero qué locura es ésta? Si uno de los grandes encantos de Benicàssim es ver a la gente yendo en bicicleta! Si es una costumbre completamente arraigada! La gente se desplaza sin ninguna emisión nociva, aparcan con facilidad pasmosa y hacen deporte sanísimo, y encima hay espacio suficiente para el carril bici. ¿Cómo se come eso? Yo pienso que es que la gente ya no distingue siquiera las elecciones municipales de las generales. Que Dios nos pille confesados…
    y por si alguien duda de mi información, yo llevo ya varios años con la costumbre de leer los 4 periódocos de más tiradas, veo todos los canales y visito muchísimo distintas páginas de noticias de internet.

    • 2011/05/29 en 09:32

      Y ¿qué haces por las tardes? Es broma. A base de cuatro periódicos, diez o doce telediarios y ni se sabe cuántas páginas web al día, no te quedará tiempo libre ni para cepillarte voluptuosamente el pelo por las noches… Yo ya no compro periódicos (solo EL PAÍS y PÚBLICO, los viernes, el primero porque trae ON/MADRID y el segundo porque ese día regala un DVD). Acostumbrado a la información vía internet, los periódicos me parecen todos de dos días antes.

  3. Blanca
    2011/05/24 en 22:59

    Es cierto, mientras no existan listas abiertas no podremos hablar de verdadera democracia, pero como es algo que a ninguno de los dos grandes partidos les interesa no deja de ser pura utopía. Y hablando de intereses… ¿le conviene al PP el adelanto de elecciones generales? No ponen demasiado énfasis en ello porque los meses que se avecinan son duros y mejor dejar al adversario que se queme un poco más!

    • Mac
      2011/05/25 en 11:10

      Lo que está claro es que al PSOE no le interesa para nada cualquier adelanto, saben que van a perder al menos por dos millones de votos, la estrategia para ellos es clara aguantar hasta el final a ver si mejora la cosa y pierden por menos.
      No hay que perder de vista que siempre la fecha de las elecciones es la primera baza electoral del gobierno, siempre se ponen en el momento que creen que más va a favorecer a sus intereses. Así que de adelanto nada de nada.

      • Ramón Buenaventura
        2011/05/26 en 09:39

        Tengamos en cuenta, por otra parte, lo ya señalado por varios analistas: el PP no puede presentar una moción de censura no solo porque no la ganaría, sino sobre todo porque para proponerse como presidente del gobierno hay que presentar un plan de acción. Y no eso no piensan hacerlo mientras no estén en el poder y puedan empezar a revolver los datos. Es lo que haría cualquier otro partido en su lugar, la verdad.

    • Ramón Buenaventura
      2011/05/26 en 09:36

      En efecto, no parece que el PP tenga verdadero interés en adelantar las elecciones. Pero pidiéndolo contribuyen a asentar en la mentalidad colectiva la noción de que el PSOE está liquidado.

  4. carbon
    2011/05/24 en 19:29

    Señores refúndense el ánimo! Para calmar el futbolerismo político lean esta obra de García Trevijano
    http://bit.ly/iMfX3F

    • Ramón Buenaventura
      2011/05/26 en 09:34

      ¿García Trevijano? ¿EL García Trevijano de toda la vida? Bueno, cosas más raras se han visto.

  5. Vicente
    2011/05/24 en 13:19

    Estoy convenciado de que el apoyo a Tomás Gómez, por parte de las bases del PSOE, fue una réplica la intento de pucherazo o cacicada por parte de Zapatero.
    Si hay un culpable de la caida de la izquierda en este país es nuestro propio Tony Blair. El de la Tercera Vía, cuando la izquierda solo puede tener una vía, que es la defensa de lo público, del Estado del Medioestar que tenemos en este país.
    Como hace mucho que digo cuando no eres fiel a tus principios y asumes lso de los demás, te pasa factura, pues, salvo en pantalones y bolsos, la gente prefiere el original a las copias y Zapatero ha sido una mala copia del PP.
    Nos quedan muchos años de travesía en el desierto.

    • Ramón Buenaventura
      2011/05/24 en 18:27

      Responsables hay unos cuantos, incluidos varios del PP, con Aznar y sus asesores económicos a la cabeza; pero, en efecto, nadie es más responsable que Zapatero. No por lo que hizo, que no hizo gran cosa aparte de cumplir con las obligaciones que le imponían, sino por esos primeros meses de cretinez en que se dedicó a negar la crisis, y también, recién llegado al poder, por no haber tenido el valor de denunciar la burbuja inmobiliaria antes de que ocurriera e intentar cambiar la orientación económica del país, que nos llevaba al desastre. Un caso de incompetencia multiplicada por falta de percepción de la realidad… Lo de mala copia del PP no me parece cierto: Zapatero, cuando por fin arrancó, ha ido haciendo lo que le ordenaban los neoconservadores europeos y americanos; es decir exactamente lo mismo que habría tenido que hacer Rajoy si hubiera sido él el presidente. España no tiene la menor independencia económica, y muy muy muy poca independencia política. Algo que no depende de Zapatero…

  6. Blanca
    2011/05/23 en 21:47

    Más que voto de confianza yo diría ” amor ciego ” ese que hace que la mayoria de los simpatizantes de los partidos voten a los suyos pase lo que pase. El caso Camps en Valencia es una prueba de ello.

    • 2011/05/23 en 23:31

      Sospecho que el caso Camps demuestra otras varias cosas, pero no sé muy bien cuáles. Es un extraño fenómeno, esto del aplauso popular a los delincuentes. Creo que era el alcalde de un pueblo granadino, as de la corrupción, el que la tele nos mostró entrando en el cuartelillo, conducido por la guardia civil, esposado… entre dos filas de compoblanos suyos que le aplaudían con entusiasmo. Me impresionó.

      • Superhombre
        2011/05/24 en 01:24

        Podrían ser Barrionuevo y Vera arropados por la cúpula socialista y aplaudidos por unas siete mil personas a su ingreso en la prisión de Guadalajara. Febrero 2003.

    • Superhombre
      2011/05/24 en 01:33

      Seguimiento incondicional o sectario. Se da en todos los partidos. La manada.

  7. Luis
    2011/05/23 en 19:30

    Si con la crisis social y económica tan grave que azota este país/España, el que todavía 6 millones de votantes no quieran un cambio y den su confianza al PSOE da mucho que pensar de la sociedad en que vivimos tras más de 30 años de democracia. Por ello el PP no debería sentirse muy orgulloso. Nunca tendrá otra ocasión tan propicia. ¿o sí? Espero que no.

  8. Superhombre
    2011/05/23 en 16:02

    Ah, la izquierda, los quemaconventos, los delatores envidiosos, los asesinos tipo Che o Pol Pot, los que detestan la excelencia y la prosperidad del individuo, los del pensamiento único, los enemigos de las libertades, los partidarios de repartir lo ajeno pero no lo propio… ¡A las mariscadas!

    Si es que es facilísimo esto de hablar de política. En vez de argumentar para crear ideas, se comulga con unas ideas y se argumenta lo que haga falta para justificarlas.

  9. Liu
    2011/05/23 en 13:39

    LA BUHARDILLA [Ezra Pound]

    Vamos, compadezcamos a los que están mejor que
    nosotros,
    Vamos, amigo, recordemos
    que los ricos tienen camareros y no
    amigos.
    Y nosotros tenemos amigos y no camareros.
    Vamos, compadezcamos a los casados y a los no
    casados.
    La aurora entra con pasitos menudos
    como una dorada Pavlova,
    Y yo estoy junto a mi deseo.
    Y la vida no tiene nada mejor.
    Que esta hora de diáfana frescura,
    la hora de despertarnos juntos.


    Ramón, que dice mi gato, al que tengo ingresado porque le dio una apoplejía tras leerse Adéu a les humanitats, La DOCTRINA del SHOcK de Naomi Klein y otros libros indigestos y apocalípticos –libros que engulló por tener la descabellada idea de querer ´ser crítico literario, como todo el mundo´–, que os diga que nos dejemos de catástrofes y de zafarranchos pues, ante tan magnífica derrota como hemos cosechado desde el centro-derecha {PSOE} hacia la izquierda, solo queda recuperar la resistencia de escribir o poesía o literatura. Aunque por lo que a él respecta, se va a buscar un amo del PP, porque quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija.
    Etc, etc.

    • Ramón Buenaventura
      2011/05/23 en 13:52

      Bien traído el refrán, bien traído. No entiendo lo de «recuperar la resistencia de escribir». Te veo más chistosa. Que no decaiga. 🙂
      ¿De quién es esa traducción de Pound? Qué poeta tan extraordinario, cuánto lo leí hace ya más o menos cincuenta años, y qué poco lo he olvidado. Qué despiadada cultura literaria, la suya, además. Por él me puse a leer trovadores provenzales; por él me merqué, años más tarde, los cuatro tomos de Martín de Riquer. En la última reorganización de la biblioteca, sección poesía, he descubierto que alguien me ha robado un tomo. O a lo mejor lo saqué un día de su sitio y lo dejé abandonado en cualquier otro sector. Nunca se sabe, con los libros. Abrazos.

      • Liu
        2011/05/23 en 14:20

        La traducción viene de aquí, una muy buena página dedicada a Pound http://jimarino.com/2009/08/25/ezra-pound-un-poeta-del-siglo-xx/?blogsub=confirmed#subscribe-blog

        Justo Navarro acaba de publicar una novela dedicada a sus peripecias en favor del fascismo mussoliniano, El espía… y eso me ha llevado a leer de una vez a Pound.
        La resistencia de escribir… me parece claro que los berrinches no sirven de nada en política, así que mejor terminas la trilogía que prometías tras El corazón antiguo.

        Lo de chistosa… me río del PSOE y de todos los izquierdistas-chic del PSC, que aquí en Barcelona son legión. He votado a un partido de izquierdas más sensato y menos estridente, que ha ganado votos.

        • Ramón Buenaventura
          2011/05/23 en 18:12

          Me temo, mi querida Liu, que tu información flojea: yo nunca hablé de trilogía, pero, si lo hubiera hecho, podría contestarte ahora que ya está completa: EL CORAZÓN ANTIGUO, EL AÑO QUE VIENE EN TÁNGER, EL ÚLTIMO NEGRO. De todas formas, gracias por la insistencia. 🙂

  10. Superhombre
    2011/05/23 en 10:16

    Un gran pero: la mayoría de los que votan pp no son pijos, franquistas, meapilas, empresarios… (las fuerzas del mal que tan guerracivilísticamente caricaturiza el otrora humorista Forges). En Móstoles o en Zafra no abundan los loden.

  11. Enrique J.
    2011/05/23 en 10:07

    Es evidente que la mayoría de los involucrados en Sol pertenecían a una ideología de izquierdas pero yo creo que, en parte, fue un “fracaso” que dicha muestra de indignación no contagiara, precisamente, a los más indignados de todos: la derecha asustada por el miedo propagado por sus propios líderes. Claro, ahí estaba Intereconomía insultando, llamando extrema-izquierda, perroflautas, terroristas, etc a los concentrados como si todos lo que estaban allí pertenecieran a una especie de “extremísimaizquierdaultraradicalyviolenta” y desalentando, esa era la idea, a su rebaño a unirse a lo que era un clamor ciudadano apolítico. De haber sucedido ese “milagro”… a lo mejor España dejaba de ser España.

    Con todo, mirando por encima las cifras, si alguien ha arrasado aquí ha sido la ciudadanía. Con el mayor número de posibles votantes los políticos han obtenido, en su conjunto, menos votos que nunca. La diferencia entre el PP y el PSOE es abultada pero no lo es menos la que hay entre el PP o el PSOE y la mayoría de la ciudadanía mucha de la cual ha salido a la calle, por fin, sin ser convocados por ninguna fuerza subvencionada y que debería seguir saliendo con cada desmán. Y también, ojalá, y principalmente los votantes de la derecha. Porque si de verdad son neoliberales (y decentes, y gente “de bien”, etc) las actuaciones de los Estados con sus ayudas a la Banca ¡con el dinero de los impuestos! debería escandalizarles todavía más aún que a los votantes de la izquierda. ¿O es que a los votantes del PP no los despiden y los Bancos no les quitan las casas? ¿o es que todo el que vota al PP conduce un Mercedes? Yo no lo creo pero si es así entonces, España, pese a cosas como el paro juvenil muchísimo más alto que ese 40% que están repitiendo (¿cuántos de ese otro 60% han vuelto a estudiar por desesperación y no se les está contando?)) no está tan mal.

    A mí me gustaría, desde luego, tener un partido de izquierdas a quien poder votar sin tener que emborracharme antes pero no creo que los que iniciaron el 15-M tengan ninguna máscara que quitarse ni sean necesariamente de izquierdas. Tan jóvenes se les habría visto la cojera. Tampoco creo que el PSOE vaya a aprender lección alguna, más bien me parece que nos la van a dar al resto y no nos va a gustar. Aunque estoy deseando equivocarme. Pero lo que no hay que olvidar es que lo que nos sacó a la calle sigue ahí, ninguno de los motivos que provocó el 15-M ha desaparecido o atenuado.

    Un abrazo!

    • Ramón Buenaventura
      2011/05/23 en 12:25

      Gracias por tu comentario, Enrique. En realidad, no hay mucho que añadir. No nos queda otra que esperar. Casi todo lo que pensamos es eso que en inglés llaman «wishful thinking» y nunca sé muy bien cómo traducir: más que pensar, desear.
      Los clichés no son aplicables ni a la generalidad de los votantes de izquierda ni a la generalidad de los votantes de derecha. Son los jefes, los dirigentes, los gestores de uno y otro lado, las élites, quienes marcan la ideología y orientan los comportamientos. Los demás no sabemos lo que votamos cuando votamos a alguien, ni qué va a hacer ese alguien con nuestro voto. En reportajes que he visto por la tele (porque, claro, yo no voy a echarme a la calle a preguntar a la gente), me ha asustado la respuesta repetida una y otra vez: voy a votar PP, a ver si con el cambio se arreglan las cosas. Con el cambio no va a arreglarse nada, porque nadie tiene la solución para este problema, porque el problema, seguramente, no tiene solución mientras persista la insania capitalista de los neconservadores que mandan hoy en Occidente, mientras se siga imponiendo la teoría de que la concentración de riqueza en unas pocas manos acaba haciendo más o menos rico a todo el mundo, por capilaridad. Dentro de un tiempo nadie comprenderá cómo ha podido creerse semejante disparate, pero ahí están ahora quienes lo defienden, en el poder… A pesar de los evidentes signos de que el PP va a deteriorar aún más la ya frágil situación del estado de Bienestar, es decir de la sanidad pública, de las ayudas a los más débiles, del control de las condiciones de contratación, etcétera, la «gente» los ha votado, porque espera el milagrito mágico. Y porque de algún modo, claro, había que castigar la casi inverosímil incompetencia de Zapatero. Y porque hay un montón de ciudadanos que aún no se han enterado, por ejemplo, de que el deterioro de la sanidad en Madrid no es culpa del Gobierno de la Nación, sino del Gobierno de la Comunidad. Hace bien poco que oí a una señora despotricar contra Zapatero por el trato que le estaban dando en urgencias; una enfermera le contestó que se lo contara a Esperanza Aguirre, pero no creo que la indignada se enterase.
      La clave, una vez más, está en la educación, que también se deteriora.
      Veremos, veremos.

      • Superhombre
        2011/05/23 en 13:14

        Iba bien, diríase impecable… y al final va y se estropea con los típicos mantras de la izquierdona… Una izquierdona que, por cierto, también maneja muchos cuartos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: