Inicio > General > Invocación a doña Letizia

Invocación a doña Letizia

2011/05/11

Veo en los repositorios de delicias chafarderas esta foto de Pippa Middleton, la hermanísima que le pisó la boda a como se llamara la otra, que no me acuerdo, la que se casó el otro día con un príncipe inglés feísimo y medio calvo:

Pippa Middleton en un yate ibicenco 00

Parece ser que las instantáneas están tomadas con teleobjetivo (sí, claro: ya se ve que el fotógrafo no estaba muy cerca) y que la buena señorita hallábase en un yate ibicenco. ¡Oh isla de perdición, en la que uno vio las primeras tetas públicas, mediados los lejanísimos sesenta del siglo XX!

Servidor, que es cotilla por naturaleza, aunque reprimido la mayor parte del tiempo, por pudor y vejez, se pregunta a renglón seguido: ¿dónde estarán las fotos de Letizia?
     No, vamos a ver: nuestra princesa y futura reina tuvo su vida antes de casarse con nuestro príncipe y futuro rey; y, por las trazas, no parece que fuese una vida de monja clausurada. Lo letizia-gcual, me apresuro a añadir, me parece estupendo, o me parecería estupendo si no se hubiesen puesto todos los medios imaginables e inimaginables para borrar ese pasado, como si la chica hubiera salido de una máquina de fabricar princesas más vírgenes que una muñeca hinchable sin desembalar… Uno, sin embargo, está en la idea de que Letizia les haría un gran favor a las mujeres españolas y hasta de otras tierras si proclamase en público su experiencia: sí, señoras y señores, he estado casada antes, he tenido mis ligues de una o varias noches, me he corrido mis juergas, me he bebido lo que había que beber, me he fumado lo que había que fumar, y hasta —mírenlas, ahí las subo a mi blog— hay fotos mías en pelota picada; ello no me ha impedido seguir mis estudios, ejercer mis profesiones y, de paso, casarme con un señor que, según su propio padre le recomendaba, tendría que haberse buscado una señorita en la que nadie hubiera puesto la mano antes. Ahí, en esa mujer, tendríamos un modelo auténtico de vida, un alivio de las rigideces morales aún imperantes (más, desde luego, sobre el papel que en la realidad), alguien con quien alegrarse de estar vivo. Y tendríamos también, por reflejo, un príncipe ennoblecido.
     ¿Se habrían derrumbado las estructuras si Letizia hubiera procedido así? Pues seguramente; pero es que para eso están las puñeteras estructuras: para que las derrumbemos entre todos, incluidas las princesas.

(Esto, claro, olvidándome por un ratito de que soy republicano hasta las medulas —y a mí qué más me da lo que una princesa haga o deje de hacer.)

Anuncios
  1. 2011/06/08 en 04:02

    Y yo añado que es prematuramente calvo, porque el príncipe inglés tiene solo 30 años.
    Ramón, el príncipe es feo, pero mucho menos que su padre. El Carlitos es feo de solemnidad.
    Y sí, estoy de acuerdo en que todos son feísimos. Lady Di sin ser una belleza, mejoró un pelín la descendia.
    Yo creo que la única familia principesca guapa es la monegasca, a excepción de Alberto, que tiene cara de lelo. La Carlota es una chica monísima, bueno, no monísima, guapetona. Pero es que ahí está Grace Kelly, que aportó una genética muy decente, aunque Rainiero no era feo. No era mi tipo, pero no estaba mal.
    Y desde luego decir de alguien que es calvo no es ningún insulto. Ahí está Yul Brinner, que para hacerle más interesante y bello le raparon la cabeza al cero pelotero.
    Por cierto, Ramón, qué cambio en la página tan mono. Te felicito.

  2. Luis
    2011/05/21 en 08:22

    Sr. Buenaventura, los calvos o mediocalvos no somos feos. Me ha sorprendido esa expresion en ud aunque sea para minusvalorar a la casta real. Ya vale de estereotipos.

    • Ramón Buenaventura
      2011/05/21 en 13:09

      Escribí «feísimo y medio calvo», lo cual no quiere decir, ni mucho menos, que el tipo es feo por calvo, sino que es ambas cosas, feo y calvo. Hechos incontrovertibles, según las fotos y las grabaciones que de ese señor he visto.
      Por otra parte, ser feísimo parece condición sine qua non para pertenecer a la familia real británica.
      En fin: supongo que está usted de broma. Saludos.

  3. Lisabibi
    2011/05/14 en 10:22

    Yo creo que no se hubiera derrumbado ninguna estructura. A lo mejor sí se hubiera derrumbado si se hubiese casado con una equivalente de Lady Di, y luego los escándalos consabidos. El príncipe se quiso casar por amor, y tras enfrentamientos familiares, lo logró. Pues en estos tiempos que corren es lo mejor, francamente.
    Y la Leti parece que de momento cumple. Tiene sus estudios de periodismo, estuvo de corresponsal en países peligrosillos, y parece lista la chica. Hasta el Felipito habla mejor desde que está con ella. Y dicen que se lleva muy bien con la reina, que es de armas tomar.
    Las estructuras que se están derrumbando son las otras, las de los politicastros.
    Al menos tenemos uno reyes decentes. En España casi todo el mundo se declara republicano, pero en realidad se autodenominan Juancarlistas.
    Dilapidan poco al lado de otras monarquías, y por lo menos hacen diplomacia, que ya es algo. Yo lo que sí la veo es cada día mas delgada y huesuda. Deberían poner le una dieta algo más calórica, porque aunque es elegante,los vestidos no acan de sentarle bien. Pero dice que es genético, que siempre ha sido así. ¿Continuará España siendo un país de monarquía parlamentaria?mEl tiempo lo dira.

  4. Ramón Buenaventura
    2011/05/13 en 10:05

    Mi cultura letiziana no llega a tanto, ni falta que le hace. 🙂

  5. Rq
    2011/05/11 en 13:11

    Bueno, eso de borrar… La abuela de Leticia es de un pueblo de aqui, por Arrabal, creo, de donde tambien es una amiga mia. Ya se publicaron fotos de ese pasado, heavys incluidos, que cedieron sus amigos del pueblo. Y bueno, es cierto: la chica no parecia estar haciendo nada especial que no hagan ahora las chicas de su edad. Ni creo que se cayesen (mas aun) los muros del castillo de Portillo al verle las bragas 😀

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: