Leo poeta de madrugada y, aprovechando la energía matinal, escribo lo siguiente:

Poeta joven ( recién leída )


E
s envidiable el coño ; y siempre me han caído
simpatiquísimas
las poetas
que lo usan
en sus poemas y en sus cuerpos.
« No me sale del coño »

                                         queda
tan antimaternal, tan rechazo completo irreversible despiadado,
tan muérete chico que tú no puedes escribir
« no me sale de la polla »
porque de tu polla sale lo que quiere salir y nada más,
sin mérito alguno.

Es envidiable el coño, tan profundo,
tan elástico,
tan deslicioso al tacto,
tan caliente, tan universo húmedo,
tan tú. 
            Nada más tú que un coño
solo accesible al tacto,
sin respuesta que pueda verificarse,
manejado por una voluntad ingranjeable,
hostil al nosotros
.

Es envidiable el coño, tan eficaz,
tan sobrio, tan terminante,
tan resuelto.
                       Hacen bien las poetas en usarlo.

[9 de mayo de 2011]

Nota bene: Si esto llegara a publicarse por la vía oficial, podrían ustedes comprobar la escasa coincidencia entre la versión última y esta primera que subo aquí hoy. Siempre les pasa a mis textos.

Variantes de coño

Autor: RamónBuenaventura

Spanish writer

14 comentarios en “Leo poeta de madrugada y, aprovechando la energía matinal, escribo lo siguiente:”

    1. Gracias, simpatiquísima. No hay nada más tibio que un «bastante». A mí no se me ocurriría nunca decirle a un escritor que me ha gusta bastante una obra suya: sé que ofende (no a mí, que conste: solo me llama la atención). Pero, claro, no todo el mundo se ha tirado tantos años bregando con egos de escritores como me he tirado yo. Florecillas. Saludos bastantes.

  1. Para tí, no, Ramón, y para mí tampoco, pero para los visitantes masculinos, no sé, no sé…eso de tan caliente, tan universo húmedo….

    1. Bueno, dicho por ti suena más «calentito», claro, pero sigo pensando que es la palabra la que determina la lectura.

  2. ¡Ay Señor! Cómo viene de calentito el verano. Lo de los dibujitos (variantes de coño) es muy gracioso. ¡Qué proliferación tan diversa!

    1. Es asombroso el modo en que la mera presencia de la palabra «coño» condiciona la lectura de un texto: no veo yo que este poema —llamémosle así— tenga nada de calentito. 🙂

  3. De nada, de nada. (Aunque quizás lo más adecuado hubiese sido no añadir nada.
    Así hubiese quedado un: Coño, me dejas sin palabras 🙂

    Dices: Si esto llegara a publicarse por la vía oficial.

    ¿Hemos de entender tus lectores que quizás podamos abrigar (encore, en cuore) alguna esperanza de que Boulevard Anteo se prolongue, o de que haya obras en alguna otra callejuela? …Di, di, di.

    1. No. Mis exlectores no deben abrigar nada. Hay un poesías completas terminándose, con algunos inéditos. Habrá quizá más ediciones digitales de textos ya publicados en papel. Pero nada más.

      1. No pillo lo de exlectores 😦
        Sé que no va por mí, porque ambos sabemos que yo te leo mucho. Incluso me empapo de este blog, a falta de más cosas nuevas. Pero me ha chocado. Ex. ¿A quienes te refieres? (si se puede contar aquí). Pero a lo que iba, que es lo que a mí me interesa, y a esos ex que les den morcilla: ¿He leído.. ¡Inéditos!? ¡Yupi! 🙂

        1. Exlectores son todos los que me han leído alguna vez, porque ya no tienen nada mío que leer. Sí, hay algunos poemas inéditos en la recopilación que estoy terminando, pero de ahí a que merezcan el esfuerzo de ser leídos queda un largo trecho.

  4. Ah, pues gracias por la caridad. De todas maneras, tampoco esperaba grandes comentarios. En general, en cuanto rozo la literatura desaparecen las intervenciones de terceros; y la palabra «coño» le cuaja el ánimo a todo el mundo. Es curioso.

  5. Na, no hagas ni caso. Disimula. Era para no dejar este post con 0 comentarios, por romperle el hielo. En resumen, lo q ponia era una especie de ¡!
    ¿ ¿? resuelta? ¿Satisfecho? 😀

  6. Pero, pero, pero… Chocheas? A este paso te vamos a ver en pleno verano con un jersey de Prada! 😀

Los comentarios están cerrados.