Inicio > General > Frivolidad iconográfica quizá injustificable, pero desde luego no aburrida.

Frivolidad iconográfica quizá injustificable, pero desde luego no aburrida.

2011/04/02

article-1372513-0B4E055A00000578-693_634x631

Esta foto de Elizabeth Taylor a los 24 años, poco o nada conocida, se publica hoy en MailOnLine. Diz que se la hizo un buen amigo suyo, Roddy McDowall, con promesa de que resultaría una pieza de «buen gusto». Más adelante, Elizabeth se la regaló a Michael Todd, su tercer marido, cuando éste le pidió matrimonio (es decir eso que hacen los americanos de ponerse de rodillas delante de la chica y tenderle un anillo, carísimo, es de suponer, en este caso concreto).

Anuncios
  1. Lisabibi
    2011/04/21 en 17:51

    Muchas gracias, Ramón Buenaventura. No, no importa mucho, pero como ahora hay una actriz que se llama Rachel Weisch, creo, pues de ahí el lío. Sí, efectivamente la grafía es la que tú has puesto. O sea que era hispana o latina, como mejor quede. Supongo que era latinoamericana. Ya me he dado cuenta de que la foto la has puesto tú, y ya la había visto antes. Como foto, me parece bonita y recatadísima para estos tiempos. Para aquellos, menos recatada, pero creo saber que no se publicó en su día. Bueno, me he puesto a hacer reflexiones al hilo de lo que se ha dicho en los comentarios, sin mayor importancia. Para gustos se pintan colores, Ramón, y no es obligatorio ser devoto ni de Marylin, ni de Rita, ni de Ava. Yo por ejemplo, soy una “rara avis” entre las mujeres porque no me gusta George Clooney, y les gusta a todas. Qué le voy a hacer, no le veo la gracia. Me gusta mucho más Jeremy Irons, y no sabría decir muy bien por qué. Creo que es por esa mirada húmeda de animal herido. Y más jovencitos, pues Johnny Deep, también por la mirada, enigmática, misteriosa, que le viene de su mestizaje indio, pero también porque como persona me cae muy bien. Me lo paso pipa con su Jack Sparrow de “Piratas del Caribe”. No son grandes películas, ni falta que hace, pero son rabiosamente entretenidas y divertidas, que también se va al cine por eso, naturalmente.
    Muchas gracias, y saludos cordiales!

  2. Lisabibi
    2011/04/21 en 03:33

    Perdon, corrijo: Rachel Welsh. Oups!!!

    • Ramón Buenaventura
      2011/04/21 en 11:23

      Bueno, no es que importe mucho, pero la grafía «oficial» es Raquel Welch (y Jo Raquel Tejada su verdadero nombre). Compruébese aquí: http://www.imdb.com/name/nm0000079/
      Ramoon (que no es Ramón B., sino un «comentariasta» sevillano que me honra con sus frecuentes intervenciones, y a quien bauticé Ramoon, con doble o, precisamente para distinguirlo de mí) no es quien ha colgado la foto, claro; sino yo.
      No he sido devoto ni de Rita, ni de Ava, ni de Marilyn, de modo que no sé qué decirte, Lisabibi.

  3. Lisabibi
    2011/04/21 en 03:06

    Yo pienso que de esa época había un trío inigualable. Marilyn Monroe, que a mí también me da bastante pena, porque no es que se suicidara, la suicidaron más bien, y remató la faena su psicoanalista, que se la llevó a vivir con él y su mujer a su apartamento de Nueva York. No se sabe lo que pasó ahí, pero al poco tiempo se “suicidó”. La segunda es Rita Hayworth, y la tercera Ava Gardner. Yo, por lo que les oigo decir a los caballeros, los hay Marylinistas, los hay Ritistas, y los hay Avistas. A mí, que soy mujer, me hubiera gustado ser como Rita, que es como una mezcla de las otras dos. Ni tan dulzona como la Marylin, ni tan tigresa como la Ava. Un intermedio bastante apañado, en mi opinión.
    En cuanto a Liz, cuándo oigo decir que era bajita, culigorda, tetona y todo eso, me quedo bastante alucinada, y es que nos hemos acostumbrado tanto a ver mujeres con cuerpo de niñas medio anoréxicas, que cuándo vemos las fotos de las hembras de verdad, la gente dicen que eran gordas. Cuándo era joven, naturalmente que Liz Taylor era así, como está en la pose que ha puesto Ramoon, o sea, una belleza, y de gorda nada. Lo que pasa es que le dió por engordar, no solo por el alcohol, sino porque también le gustaba comer más que a un tonto un lápiz. Pero si pensamos en las actrices de los años 60, ¿qué nos encontramos? A Sophía Loren, Claudia Cardinale, Gina Lollobrígida, Kim Novak, Rachel Weisch, etc… o sea, todas gordas y….espléndidas. Gordas en relación a las de ahora, Angelina Jolie, Julia Roberts, Nicole Kidman. La más parecida a las de antes es Catherine Zeta-Jones, que está gordísima, por supuesto.
    Pero es que con los actores masculinos pasa lo mismo. ¿Dónde están los Marlon Brandon, Burt Lancaster, Kirk Douglas, Clark Gable, o Paul Newman? ¿Dónde están aquellos tiarrones de pelo en pecho? Ahora a tragarnos a Matt Damon en todas las pelis…
    Hollywood ya no es lo que era, ¡Qué pena!

  4. Ramoon
    2011/04/08 en 18:33

    Viene al pelo esta cita de Choukri:

    “¿Es cierto, eso o aquello que cuentas en tu libro?, me preguntan. ¿Qué es lo que es cierto? Yo he dicho algo y la gente que lo quiere creer, que lo crea. ¿Es cierto o no?, me inquieren. Y yo les devuelvo las interrogaciones: ¿Es humano, o no? ¿Está bien escrito, o no?. A veces, la realidad supera a lo imaginario. Y, a veces, no”.

  5. Ramoon
    2011/04/08 en 18:16

    Por cierto, una preguntita de libros para terminar… ¿tiene usted alguna opinión sobre la obra del pobre, literalmente pobre, Mohamed Choukri? Recién descubro notas sobre el mismo y me gustaría saber alguna cosa de terceros, con estos escritores “marginales” los chascos suelen ser promiscuos.

    Gracias

    • Ramón Buenaventura
      2011/04/09 en 08:36

      Chukri me parece un escritor de esos a quienes no se les puede medir bien el talento porque sus circunstancias vitales han condicionado de un modo brutal sus logros. Lo que dejó escrito es interesante, pero sobre todo por motivos sociales, mucho más que literarios. Es imposible suponer qué habría sido de él sin la intervención de Bowles & Co. en su vida… Tuvimos una tarde de contacto en 1998 o 1999, recién publicado EL AÑO QUE VIENE EN TÁNGER. En un bar español de la antigua calle Juana de Arco (cuyo nombre actual no recuerdo ahora), con la entonces directora del Instituto Cervantes de Tánger. Tapas españolas, mucho whisky. Apenas intervine en la conversación, porque apenas tenía nada que añadir a lo que él iba diciendo con amenidad e incluso brillantez, en un castellano casi impecable, sin el típico acento marroquí. Luego me enteré de que me había puesto a parir en una entrevista que le hizo alguien de AVUI. Vino a decir que yo no era un novelista, sino un gacetillero de tercera fila. La verdad es que ni siquiera me ofendí: el hombre, en aquel momento, estaba ya superado por el alcohol y por la frustración inherente al hecho de haber rozado el éxito grande con todas las yemas de los dedos y no haberlo conseguido. (Un dato curioso: lo que le producía indignación era que yo hubiese descalificado a Bowles & Co. diciendo que eran un grupito de anglos más o menos instalados en Marruecos en busca de retambufas juveniles baratas. Eso, exactamente, lo había dicho él durante aquella tarde de la calle Juana de Arco. Y tenía más cercanos motivos que yo para saberlo.) Resumiendo: no pierde uno nada por leerlo; y lass traducciones de Malika Embárek son brillantes.

  6. Ramoon
    • Ramón Buenaventura
      2011/04/08 en 09:05

      ¿Mande?

      • Ramoon
        2011/04/08 en 13:17

        Ups, pardon, me refería a este otro cliché íntimo de madmoiselle le big star desesperezándose en su habitación del Hotel Alfonso XIII en 1958… y que he visto a la venta por la intenné…

        Pero naaaa, la foto es de Loomis Dean, seguramente para la revista LIFE y Aulaga seguirá tan rico rico como siempre…;-)

        Abrachutis a tutti

        • Ramón Buenaventura
          2011/04/08 en 17:48

          Te estás tomando El año que viene en Tánger demasiado al pie de la letra, Ramoon. 🙂

          • Ramoon
            2011/04/08 en 18:08

            No, hombre no, Don Ramón, 🙂 🙂 🙂 🙂 Aunque por si sonrisilla sé que lo sabe aclaro que era solo un jueguito inocentón… si los novelistas, como dijo alguien mienten como bellacos, los lectores no les andamos a la zaga…

            Pero como le dice alguien a no sé quien en algún sitio el engaño es lo que cuenta a fin de idem(s)…

            Que “todo es mentira”, así dicho en general y referido al TOTUM lo sé desde hace bien poco, eso es cierto, la ingenuidad ha sido mi fiel compañera desde que me presentaron a las mujeres… Pero la misma ingenuidad es una gran mentira con la que escondemos lo que es tan solo ignorancia y estupidez… y corto ya que parezco padecer un trágicólico cuando la realidad es que silbo una primavera estupenda…

            No tenga cuidado, me gusta el inocente juego literario, eso es todo… mejor ese que el de los naipes… tan psicológicamente romos

            Un abrazo y que vivan los pies de sus letras, por cierto.

  7. Ramón Buenaventura
    2011/04/06 en 11:01

    Bueno, sí, claro: es que en la pose que enlazas, Ramoon, no parece ella. En cuanto a su nivel comparativo de estrellez o estrellato, creo que Ava Gardner siempre gozó de un estatus superior en ese sentido.

  8. Ramoon
    2011/04/06 en 00:41

    Recién le leía ayer esa traducción de la lectora de Joyce con afición al pastillamen… de la que algún frasón que otro pude salvarle (a la autora, claro, no al traductor), pero solo porque es ella, mi “rubita tristona”, dicho sea en sueños. Me da penita Marilyn, no más que los hambrientos africanos, pero me da lástimilla de los muchos abusones que tuvo encima, empezando con ese JFK supercabrón… y bien que quien no quiere no quiere etc etc.

    Pero yo lo que quería que no se me pasara es pedirle que le transmitiera mis enormes gracias a su amigo León Aulaga, por ejemplo por su cuento El hombre sin durezas de El año que viene en Tanger que me ando gozando en madurísima relectura (qué de cosas se me pasaron, que de tesoros esconde esa estupenda prosa, Moncheñor)

    Un acierto la nueva edición digital, con su “realidad aumentada” que dicen ahora refiriéndose a otra cosa.

    PD.- Sobre la foto en cuestión se comenta ahora que pudiera no ser ella. Menuda noticia de portada (lo que traen a las portadas digitales los newspapers cada vez se parece más a una tertulia de tasca, quizás su verdadero objetivo desde aquella primera plana de la piedra de Rosetta) A mi donde me parece guapa de verdad la Taylor es en esta pose . Y me gusta su papel en Gigante que la acabo de ver hace días como en estreno. Habría que preguntarle a León de nuevo… ¿puede considerarse a la señorita Liv una “gran estrella”, más que Ava Gagner?

    • 2011/04/07 en 11:58

      Que dice León Aulaga que muchas gracias. El hombre está en una residencia para ancianos, muy lujosa, que hay a poca distancia de mi casa. Algo trama.

      • Ramoon
        2011/04/07 en 18:29

        Algo trama, algo trama… me ha puesto usted contento y nervioso… 🙂

        Felicítelo de nuevo, esta vez no solo por sus poemas ni por la consecución del lujo sino por aquello y lo de más allá… porque para mí que una cosa así debe de tener un más allá… Un archivo celestial donde queden perennes maravillas como esas…

        Yo me gozo mucho algunas coincidencias del azar… A los nueve años descubrí en un cajón de recuerdos de mi padre una foto de una mujer rubia vestida de negro que en una tasca andaluza y con los pies descalzos, sentada en una silla con actitud de palmera (palmeadora más bien) muestra un gesto de divertimento y libertad cuasi infinita… (digo cuasi porque la actualidad de los documentos no casa con el registro en blanco y negro de aquella belleza en su plenitud)

        Me enamoré de aquella mujer y de la foto y la he llevado en mi cartera junto a la ausencia habitual de billetes desde entonces y hasta hace unos años que desapareció de allí misteriosamente…

        Muchos años después esa mujer tomó nombre… y un tiempo después tomó fecha y lugar la foto gracias a una magnífica novela pródiga en datos escrita por alguien que se llama como yo… pues no cabe duda que se trata de 1958 y de una tasca de Sevilla donde se despendola aquella rubia de mis sueños.

        En fin por si alguien no ha visto aquella malísima película pínchese aquí avisando de que no se avista por ninguna parte el León de la metro…

        Pero mejor un paseito por esta bonita memorabilia de aquel rodaje tan importante en la vida de algunos de sus personajes tanto bajo la luz como en la sombra

        En España hubo estreno del film claro (zalía la feria de Zevilla, cómo no promocionarlo)

        Lo único cierto es que en 1958 la gran estrella estaba como para mojar pan en la sopa de todos los deseos… ( una foto más)

  9. Ramón Buenaventura
    2011/04/05 en 08:35

    No nos engañe la foto: yo tampoco he sido nunca un fanático de Elizabeth Taylor, la verdad; de hecho, cabría afirmar, incluso, exagerando un poco, que me resultaba más bien antipática, que la veía como una persona totalmente ajena u hostil a mi modo de vivir. Brigitte Bardot sí que me llevó al cine alguna vez, aunque ahora está horrorosa, por dentro y por fuera. Y Marilyn tampoco me interesó nunca, ni siquiera ahora, tras haberle hecho de traductor.

  10. 2011/04/03 en 21:38

    Perfectamente justificable y nada aburrida.
    Bajita y un poco, o un bastante, musligorda, culibaja y caderona, fue la doña, pero así y todo guapota.
    Pero yo me sigo quedando con Marilyn y con Brigitte, aunque sólo sea por el recuerdo que me traen de aquellas lindas fantasías de infancia.
    JL

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: