Inicio > General > Aburrición

Aburrición

2011/03/21

A pesar de la indignación, que siempre entretiene un poco, reconozco que voy de aburrimiento en aburrimiento, no sé desde cuándo. Obsérvese el dato, por ejemplo, de que llevaba casi veinte días sin escribir aquí. Uno se cansa de pensar siempre lo mismo e ir diciéndolo con ligeras variantes cada pocos días; pero el caso es que me ocurre igual que a todo el mundo (creo, más o menos; con malvadas excepciones): no me gusta NADA de lo que está sucediendo, en NINGÚN aspecto, en NINGUNA parte. Me el-aburrimientoilusionan un poquito las revueltas en los países de origen musulmánSun, pero sigo sin fiarme, sigo sin excluir la triste eventualidad de que todo ello termine en un gran festival pro Al-lah Clemente y Misericordioso, combinado con Todo por el Petróleo. Y, por lo demás —aquí, allí—, todo parece indicar que sin echarnos a la calle y dejarnos masacrar por las fuerzas del orden no vamos a frenar el empuje tsunámico de los plutocleptócratas o como quieran ustedes llamarlos. A veces pienso que nunca en la historia se había dado una confederación de estúpidos incompetentes (cuando no corruptos inmorales) como los que ahora mismo ocupan el poder de Occidente: Obama, Merkel, Sarkozy, Cameron, el italiano que prefiero no nombrar, el pobre Zapatero (al final de la lista, el más engañado, pero también el más inofensivo de todos)… Aunque en realidad sé que me equivoco: no es que estos individuos más o menos nefastos sean incompetentes, es que no les queda otra que hacer lo que están haciendo, es decir cargarse el Estado de Derecho y la democracia para facilitar el óptimo cumplimiento de los planes de dominación del mundo que medio centenar de hijos de perra tienen en marcha desde hace cosa de medio siglo (o más, si consideramos que sus primeros movimientos fueron reacción al New Deal de Roosevelt). Si los políticos no hicieran lo que están haciendo, los echarían. Así de sencillo.
     Pero me aburre seguir dándole al mismo ajo cada vez que me pongo a escribir: mis palabras son totalmente inútiles; todas las palabras son totalmente inútiles, porque solo valen para convencer a los preconvencidos. Y, en el fondo, debo confesar que empieza a cabrearme, también, la sistemática expresión del cabreo. Ya no se trata de demostrar —al modo Pérez-Reverte, por ejemplo— que yo soy el más listo porque desprecio e insulto a todos los idiotas, culpables de lo que a mí me apetece cada mañana a la hora de escribir; de lo que se trata es de hacer algo, porque, salvo los plutocleptócratas y sus esbirros políticos, comerciales, financieros, no hay NADIE a quien le guste NADA de lo que está sucediendo, en NINGÚN aspecto, en NINGUNA parte. Es un cabreo colectivo, señores, no revela lucidez ni inteligencia personal.
     Claro que también cabe la posibilidad, deseable, de que yo me equivoque, de que haga falta seguir expresando el rechazo a todas horas, en todas partes y por todos los medios disponibles, porque aun no se ha extendido suficientemente, porque aun hay demasiado pánfilos que no se han enterado de la maldad dominante, porque no se podrá pasar a la acción —quién sabe a qué acción— hasta que condición colérica no se haya instaurado por completo. No lo sé.
     Y perdónenme: he vuelto a escribir lo de siempre. A partir de ahora pondré especial cuidado en no decir nada más sobre estas cuestiones, mientras no haya cambios, en el mundo o en mi cabeza. Ojalá.

Sun Seguimos sin buen nombre genérico para estas sociedades que han ido creándose como países en las zonas de penetración islámica. Si las llamamos musulmanas estamos definiéndolas de antemano, siendo así que lo importante para la humanidad es precisamente que estas sociedades dejen de ser teocráticas, como las sociedades cristianas dejaron de serlo en su momento. Y si las llamamos árabes estamos incurriendo en un disparate étnico.

Anuncios
  1. Lisabibi
    2011/04/19 en 07:18

    Todo un hallazgo tu librillo, Ramón, y un placer enorme leerte, y más placer aún encontrar una persona que piensa en todo lo mismito que yo. Yo también estoy cabreadísima de la misma forma que tú, no como el Pérez-Reverte, al que no le va nada mal, aunque a mí como escritor me horroriza. No, las palabras no son inútiles, al menos las tuyas. A mí me proporcionan un gran consuelo y me hacen sentir menos sola, porque lo que se suele leer en internet es patético. Sí, hay que hacer algo. De momento, mientras no se me ocurra nada mejor, sigue escribiendo. Yo también lo hago, pero hasta el descubrimiento de tu blogg era como gritar en el desierto. Y creo que aún hay que escribir mucho, porque el porcentaje de pánfilos es altísimo. Efectivamente, el mundo entero está en manos de medio centenar de sanguijuelas. Semejante corrupción amoral era impensable hace cien años, pero es que hemos retrocedido muchos centenares de años. Esto parece el medioevo, solo que con alta tecnología. Pues con alta tecnología tendrá que ser el asalto, o al menos la denuncia pública de la maldad dominante.
    Saludos cordiales!

    • 2011/04/19 en 09:24

      Saludos, Lisabibi. No, hace cien años el capitalismo no disponía de los medios necesarios para apoderarse de toda la riqueza y gestionarla a su guisa. Hace cien años, además, estaban planteándose revoluciones muy peligrosas para los ricos, a quienes convenía andarse con disimulo y tiento. Alguien hará algo, alguna vez, supongo.

      • Lisabibi
        2011/04/19 en 20:28

        Saludos, nemoutis. Efectivamente hace cien años el capitalismo era solo un hallazgo sorprendente que hacía muchísima ilusión al personal. Luz eléctrica en las casas con solo apretar un botoncito, coches sorprendentes que no necesitaban caballos de verdad, en fin toda una tecnología que facilitaba la vida o lo parecía. Todo parecía milagroso, y como eran pocos, aquello parecía infinito. Y justo hace cien años se produjo el hundimiento del Titanic. Alguien debió pensar que era una advertencia de los dioses, pero nadie lo dijo. Bueno, rectifico, sí hubo alguna mente visionaria y recelosa de tanto poderío, como Aldous Huxley,y sobre todo H.G. Wells, pero ya se sabe que a los escritores no se les hace mucho caso, así que todo el mundo contento y a disfrutar, que son dos días.
        Saludos cordiales!

        • 2011/04/20 en 12:23

          Nadie ha acertado nunca prediciendo el futuro, ni siquiera Verne. Menos aún Wells, mucho mejor como historiador. Y, bueno, Huxley predice las chicas «neumáticas»

      • Lisabibi
        2011/04/19 en 20:50

        Saludos, nemoutis. Yo lo que pienso es que pasará como ha pasado siempre. Todas las civilizaciones, las épocas, tienen un comienzo, un auge y un ocaso, con su final correspondiente, y ésta no será una excepción. Lo malo es que no lo podemos concebir porque ya todo está globalizado, pero que se acerca otro movimiento pendular, seguro que sí. Ni idea de cómo será, porque esto parece no tener salida, así que a rezar o a escribir en internet, y que Dios nos pille confesados. Y con las conciencias bien despiertas.

        • 2011/04/20 en 12:19

          Imagino que a mí más bien va a pillarme muerto, o sea que. 🙂

  2. Luis
    2011/03/26 en 18:50

    Despues de tanto luchar contra Aznar nos hemos dado cuenta que en su lugar tenemos lo mismo, algo más alto y algo más bamby. Por eso yo tambien estoy aburrido.

  3. 2011/03/24 en 09:52

    Yo empezaría por limitar las prerrogativas de la televisión, la herramienta más poderosa a través de la cual se manipula a las masas. Exigir un férreo control sobre los contenidos televisivos. Una televisión sana transformaría a la sociedad. No me cabe la menor duda. Porque está haciendo lo contrario -atontarla- magníficamente bien.

  4. Superhombre
    2011/03/24 en 02:04

    El mantra de que la izquierda es la buena es insultante y cainita.
    Unos y otros hacéis trampa porque os comparáis con la caricatura del adversario o con su exponente más perverso, y así no es difícil salir siempre favorecido.
    Me cisco en los hideputas de ambos lados.

  5. Fernando del Valle
    2011/03/23 en 12:43

    Ah, e internet. Herramienta poderosísima para sortear la censura y el dogmatismo de quienes controlan los medios de comunicación, que son los mismos a los que se intenta derribar. Internet es el as en la manga que nos ha caído del cielo.

  6. Fernando del Valle
    2011/03/23 en 12:35

    Echamos la culpa a los políticos, por ser unos ineptos (unos más que otros, desde luego), pero luego resulta que cuando por accidente sale alguien competente y con ganas, le machacan hasta que se rinde. El caso de Obama creo que no admite discusión: empezó tratando de reformar la sanidad, diciendo que iba a cerrar Guantánamo, discurso pacifista y conciliador… y mírale. Zapatero, salvando el doloroso abismo de la comparación, igual. Los políticos son sólo la cara visible de la maquinaria que hay detrás, que es la que hay que derribar, pero eso, en una democracia, es poco menos que imposible mientras la masa social no lo vea, e imposible del todo mientras la masa social ni siquiera mire, que es lo que sucede ahora mismo. Han cerrado CNN plus porque no era rentable, y en su lugar pusieron un segundo canal 24h de Gran Hermano. Ahí es donde veo yo el problema. Habría que cambiar el dogma buenrrollista y naif del “derecho al voto” por el más pragmático, y conceptualmente mucho más sensato “derecho al voto informado”. Uno necesita un carnet para conducir, pero no para votar, y así está visto que la cosa no funciona. La única salida que veo, y es un camino largo, es la educación. Implantar una asignatura de política, hacer cursillos obligatorios para votar (ya. Quién los imparte y cómo. Habría que discutirlo, pero debería ser factible), y rebajar impuestos a quienes voten, para que lo haga todo el mundo y se conciencien de su importancia. Incluso me atrevería a sugerir que quien no tenga el graduado escolar no pueda votar. Enseguida habrá quien me tilde de fascista (palabro que ya no significa nada, de tan ampliamente usado), pero hoy en día eso ya no es clasista. De las pocas herramientas que tenemos, la educación obligatoria es una de ellas.

    Y si no os gusta, contadme qué otra salida le veis a esto, porque me da la impresión de que si la gente no se mueve es porque no ve hacia dónde moverse.

    Saludos

    • Enrique J
      2011/03/23 en 13:28

      Yo no veo de qué forma dejar que voten los más informados va a cambiar que los que salen sean siempre los mismos y hagan lo mismo puesto que, como tú bien dices, ellos son la máscara de la maquinaria que hay detrás, de unos intereses desconocidos. Yo iría más lejos: suprimiría los partidos políticos y organizaría un árbol de asambleas de forma que lo que se discuta tenga “realidad” y sea discutido por quienes sufren dicha realidad. La gente no se mueve porque la gente no se mueve: a la gente se la mueve y últimamente quienes nos tienen que mover sólo lo hacen por dinero (léase sindicatos y demás furrufalla a los que un día de estos también habrá que barrer).

      No sé, difícil lo veo aún recurriendo a la violencia. Fíjate. :-/

  7. 2011/03/23 en 10:00

    Se le echaba de menos. Lo que rebaja la angustia es saber que hay unos cuantos por ahí que más o menos ven las cosas como uno. No estamos locos. Bien.

  8. 2011/03/23 en 09:58

    No hay buenos tiempos sino a toro pasado. Lo peor siempre está por venir.Recuerdo ahora – una lectura reciente – la desangelada visión de su tiempo de Larra. Sólo queda dejar constancia de que las cosas podrían haber ido mejor. Hasta que no nos sobrevenga un Apocalipsis de la Hostia no enmendaremos el rumbo.

  9. Enrique J
    2011/03/22 en 11:07

    A lo mejor podía haber dicho “¡NO!”, o haber dicho “¡no!” o, tal vez, haber dicho “no”. Yo no espero que Zapatero cambie el mundo, me sobraba con que no hubiera dicho “¡¡SÍÍÍÍÍÍ!!”

    Un abrazo.

  10. rafael
    2011/03/22 en 09:19

    ¡La foto del post me encanta!.

    Por lo demás, a ver si nos apañamos para que al menos el PP no tenga mayoría absoluta, porque entonces ya…

    Zapatero, dañino, sí, como todos los anteriores. Unos más que otros en función no de sus propias cualidades sino de lo favorable que fue la coyuntura en sus respectivos momentos de poder, y sí, también en función de si eran izquierda o derecha, pues diferencias claro que las hay.
    La semilla de lo que está ocurriendo ahora se plantó hace mucho tiempo y se llama Capitalismo basado en unos recursos supuestamente ilimitados. Y en Europa, concretamente, esa semilla se empezó a regar en 1974, cuando la organización de Bruselas decidió la liberalización de intercambios comerciales con el exterior, como herramienta para favorecer el “margen neto” o “valor del accionista” como objetivo principal y final del capital. El factor humano dejó de ser factor productivo, para pasar a ser cada vez más “gasto”.

  11. Ramoon
    2011/03/22 en 00:10

    ¿Culompomperos? Suena despectivo pero las religiones estado deben despreciarse desde el mismito nombre.

    A mi me acojonan esos llamados “rebeldes” que dicen que defendemos (defienden). No les veo la mas mínima diferencia con Muladar el de las Gafis salvo en su alejamiento del dinero. Alá forever me temo.

    Yo siento discrepar con usted en lo del azul y el rojo. Son lo mismito Don Ramon casi me atrevería a animarlo al desengaño. la única verdadera diferencia: que los de azul no tienen que perder el tiempo disimulando. Bueno y que nos lloverán de nuevo mas especiales de la Pantoja y de Raphael por vacaciones solo por eso sigo deseando se estrellen en las urnas. Eso si que son bombas de hidrogeno.

    Saludos a tutti

    Pd. Cuando desfallezca hablemos de alguna lecturilla de esas suyas en avanzada primicia me atrevo a sugerir. No hay frivolidad en hablar de libros en estos tiempos de refugios antiaéreos. Otra cosa será su falta de ganas, del todo respetables si existieran.

    Abrazos tras los saludos.

    • Ramón Buenaventura
      2011/03/22 en 08:35

      Ya. Eso de que no hay diferencia alguna entre la izquierda y la derecha es una de las ideas destructivas que la excelente propaganda neoconservadora ha logrado clavar hasta en las mejores cabezas. Nada nuevo. Unos días antes de las primeras elecciones en que ganó Aznar cené con unos cuantos peces grandes de un grupo periodístico entonces poderosísimo: todos ellos defendían ya ese principio de la identidad entre unos y otros. Salí indignado del restaurante. Luego se vio si había o no había diferencia. A partir de 2012 volveremos a comprobarlo…

      • Ramoon
        2011/03/22 en 10:40

        Ojo, que mi indignación es tan rabiosa como la suya, Ramón… tal vez se me olvidó aclararlo.

        Yo no pretendía ni pretendo decir que no haya un esto y un aquello, que no exista en el mundo desde el que Platón nos hacía juegos de sombras el ideal del hombre por y para el hombre (supongamos esto de izquierdas) y el ideal del yo por y para el yo (supongamos esto de derechas)… Lo que digo, con prisas y mal, es que en la puñetera realidad de las democracias en general y la española en particular (puñetera pero menos que otros sistemas, claro, que por ahí pululan) los hechos demuestran día tras día que todos los políticos, del color y signo que sean, cuando son aupados ahí arriba a esa platea de hijosdeperra que telemandan la comanda, se convierten en neutros pajes de fiesta, y que hablar ahí de que las políticas de ZP sean de izquierdas y las del tipo con frenillo dañado sean de derechas es de una ingenuidad mortal… Indignado hasta la tumba, pero tontuno lo justo.

        Eso nos puede poner a rabiar, pero es un hecho incontrovertible (¿como dicen los anglos “in a fact”?)…

        Obama y Zapatero, por poner el caso de un poderoso y un perro flauta, supuestamente ambos dos con ideas “humanitarias”, (por llamarlas algo)… no pueden mover un dedo sin el beneplácito de los “nobles” de agora… Y esa idea de que esos nobles sean más amigotes de los azules que de los rojos es donde yo digo que es un tremendo error semejante al de que güeno que era Stalin… No sabrá nadie lo cómodos que están los señores como Don Emilio Botín con un cenutrio como ZP en la Moncloa, no lo sabrá nadie… Lo prefiere mil veces a un Rajoy, y esto lo sé porque tengo contacto con una persona que va en el avión privado del calvito ese de la boina… Y la explicación que se me ocurre más plausible es esta: con el de la cejita los ladrones pueden expoliar en un ambiente de apariencia de “no olvidemos al pueblus”, mientras que con los azulitos saben que cualquier paso que den tendrán que justificarlo con memorandum… porque es histórica la unión de unos con otros (como si la otra no lo fuera aun más si cabe)

        Me contaron de la reunión privada de ZP con Botín y el del BBVA, le sacaron los ojos a ese berzas, todo eso de las cajas, le obligaron a hacerlo… Y hace poco el tal Botín salió diciendo que el gobierno lo está haciendo bien etc etc… No te jode, lleva ya en la buchaca el haberse cargado a todos esos competidores de mierda que le quitaban cuota de mercado, y está detrás como inmenso tiburón de zamparse de un bocado a todos esos banqueritos de segunda… Pero no, esa reforma del mercado parece hecha por un socialista en contra de los banqueros… ¡Y una mierda de mamut para tamaña creencia!

        Y de este tipo… cienes y cienes… Para calmar la apariencia de semos socialistas los propios poderosos le dejan hacer algún manejo de probada insolvencia (cualquier economista de secundaria sabe que el actual Estado de pensiones y Seguridad Social es insostenible, y tan solo se permite aguantar el gran pedo lo máximo posible para que las barricadas no tomen Barcelona y desciendan hasta el Algarve quemando cajeros)… son más listos que el hambre esos hijosdeperra… ya sus tatarabuelos las pasaron putas desde que saltó la polvora del populachus en Francia y no están dispuestos a que les vuelvan a cortar las cabezas ni a que les quemen sus negocios… así que el mismo banquero viste de rojo y si hace falta se calza una chapela y “hace pueblo” como el que más (míreselos ahí que campechanicos que les gusta de vez en cuando aparecer a los powermen, en mangacamisas, a lo Arfonzo Guerra, otro “sociata” que tal baila, más peligroso que un ejército de aznares con bigote, más hipócrita, más falso)…

        Y por no hablar de esos tipos de IU… esos Rosa Aguiluchos que en cuanto huelen billete se meten sus creencias pasionarias por el ojete… O esos verdes sucios y descerebrados que abogan por el lince, salvemos al lince, y venga dinero pa el lince… me viá cagá en la puta madre del lince, ese gato atigrao.

        Que no, que el problema radica en la educación de base… La cosa pública no se enseña como debiera en este cochambroso país… No hay conciencia ciudadana de ninguna clase, como la hay en Suecia, Noruega, Holanda y países así donde esta neutralidad de colores no es tan apabullante y donde hasta los plutócratas devienen con un poquito de conciencia…

        Dígame usted, por favor, las diferencias abismales entre la política de Aznar y las de ZP… a mi de momento no ha logrado convencerme nadie. Son los dos los mismos peleles ignorantes e hijosdeputa… y en no pocas ocasiones estoy por apostar, entre esas dos mierdas, por aquella que por lo menos me demuestra que sabe sumar dos mas dos pa que le salga cuatro, aunque se quede con tres. ¿Acaso el otro no se las queda?

        Usted vive bajo el imperio de Doña Esperanza, y eso quema a cualquiera, Don Ramón, pero yo llevo 20 años bajo la dictadura gadáfica del PSOE en Andalucía y cuando quiera hablamos de las políticas de izquierda de estos mangantes para que me rebata usted las diferencias…

        Y le repito que a indignación, iremos a la par seguro.

        Humanamente hablando por supuesto que prefiero luego toparme una tapa con un tipo como Guerra a tomármela con un tipo como Camps, pero en el poder.. ahí arriba… sigo temblando igual de verlos a cualquiera.

        ¿Soluciones? Besar en la boca con amor a alguien (incluso solo con lujuria), no conozco más acción política que esa que no me desanime y me haga cagarme en todo lo cagable.

        Aburridos y cabreados pero sin unión de ninguna clase… hablemos de sexo y de libros, por favor se lo pido.

  12. Vicente
    2011/03/21 en 23:00

    Hola Ramón:
    No estoy de acuerdo con parte de lo que dices sobre nuestro presidente del gobierno.
    Si es el ultimo de la lista, porque es el más tonto de todos, pero yo no lo creo el menos culpable. Ha traído a nuestra piel de toro la “Tercera Vía” de Blair, y nosotros, pánfilos acomodatios, le dimos la llave de la caja.
    Ha dado poder a ciertos Lobbys, Sebastián en Industria, Sinde en Cultura, que legislan al paso qeu les marcan los titiriteros que los manejan, y para finalizar,acata sin ingún tipo de reparo la órdenes de Alemania, sin importarle destrozar los derechos sociales, laborales y salariales de los españolitos.
    Creo que es tan culpable como los demás, aunque eso si, más tonto.

    • Ramón Buenaventura
      2011/03/21 en 23:37

      No, bueno, Vicente: en ninguna parte digo que Zapatero sea inocente; digo que es el más inofensivo (entiéndase: porque tiene mucho menos poder, porque en realidad no pinta nada en el desconcierto internacional). Dañino, para España, sí que lo está siendo; pero aún tendríamos que dar gracias a la compasión del Destino en este caso, porque imagínate qué habría podido ocurrir si estuviéramos viviendo estas mismas circunstancias bajo el PP, es decir bajo un partido que está al servicio entusiasta de los plutocleptócratas. Pronto lo viviremos, de todas formas.

  13. Josu
    2011/03/21 en 19:46

    Puede usted escribir lo de siempre porque siempre es un placer leerle. Saludos.

    • Ramón Buenaventura
      2011/03/21 en 23:38

      Gracias, Josu: yo también me leo con mucho gusto. Broma, claro. Saludos.

  14. Miguel
    2011/03/21 en 18:35

    Hola Ramón! te sigo desde los tiempos interneteros de El Semanal y pienso que hay que seguir en la brecha, que no hay que desfallecer y que como bien dices al final del post hay mucho pánfilo aún (aborregado por el consumismo y que no ve más allá de su apéndice nasal).
    Somos muchos los que nos preguntamos el cómo “hacer algo”, sin ir más lejos eso se plantea constantemente en un blog que sigo como el tuyo y que me encanta porque habla de esto mismo:
    http://rosamariaartal.com/
    Somos muchos pero tenemos que ser más, es la esperanza que nos queda aunque quizá ésta sólo sea para los idealistas.
    Un fuerte abrazo. Salud!!!

    • Ramón Buenaventura
      2011/03/21 en 23:41

      Sí, Miguel: ya tenía localizado el blog de Rosa María Artal, pero la verdad es que se me había olvidado su existencia. Somos tantos dando la lata… Un abrazo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: