Inicio > General > Confesión n.º 003

Confesión n.º 003

2011/01/13

Y ¿no está aquí y aquí recogido todo el optimismo de una época a punto de desmoronarseCat face? Jamás me perdí una película con Donald O’Connor, de pequeño. Al pobre hombre le pasó lo que a Cristiano Ronaldo le pasa ahora: la mala pata de ser el segundo mejor de todos los tiempos; mala suerte.

Cat face Igual que en los valses de Strauss está recogido todo el casi delirante optimismo moderno de una época que estaba a punto de liquidar dos imperios y dejar demasiados millones de cadáveres sobre el suelo de Europa.

Anuncios
  1. Agapito Martinez Paramio
    2011/01/13 en 17:59

    He intentado repetidas veces contactar contigo para mandarte el texto de “Alquimia de la destrucción”, sobre Rimbaud, como te prometí en Urueña… me ha sido imposible. Podías darme tu correo personal para ponerme en contacto contigo. Agapito.

    • 2011/01/13 en 18:14

      Se hará de inmediato.

    • 2011/01/18 en 11:04

      Tratamos el asunto en directo, Agapito. Un abrazo.

  2. Liu
    2011/01/13 en 17:54

    La confesión número 2 es que le encanta bailar claqué. Esta es una filtración del wikileaks a la que he tenido acceso.

    • 2011/01/13 en 18:15

      Muy graciosa. No, la verdad es que nunca he bailado claqué, pero te sorprenderá saber que tuve fama de rockanrolero todavía bien entrados los años ochenta —y hay testigos—. 🙂

  3. 2011/01/13 en 16:36

    Una confesión inconfesable, seguro.

  4. Rq
    2011/01/13 en 16:34

    ¡¿Y la confesión número nº. 002?! ¡¿Y la confesión número nº. 002?!

    • 2011/01/13 en 18:22

      La confesión n.º 002 es que soy un anciano chocho y me salto los números. Ya ves tú.

  5. 2011/01/13 en 16:11

    “Good Morning!” (incluído en “Cantando bajo la lluvia”) es probablemente unos de los mejores y mas divertidos números musicales que he visto nunca. Sencillamente genial. Y O´Connor, como Debbie, como Kelly: un monstruo.

    • 2011/01/13 en 18:24

      Qué duda cabe. Esto de YouTube es una bendición: nunca antes habíamos tan fácil acceso a una antología de trocitos cinematográficos, es decir a la posibilidad de no tenerse que poner la película entera para ver las dos o tres secuencias, o una, que apetecen.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: