Inicio > General > Brazaletes rojos, por ahora sin cruz gamada

Brazaletes rojos, por ahora sin cruz gamada

2010/12/03

Un empresario ha dado orden de que sus empleadas lleven brazaletes rojos cuando están menstruando, para que los jefes sepan el porqué de tanta visita al servicio. ¡En Noruega, ojo! 
     Uno, ya, es que no sabe ni qué comentar. article-1334400-0C4ABD40000005DC-291_468x286¿Por qué no un repuesto de támpax colgando del cuello?
     Pueden leer la denuncia completa en
AlterNet, que sigue siendo una de mis fuentes de información favoritas. También en el Daily Mail británico.

Anuncios
  1. Rq
    2010/12/03 en 16:44

    Si es por lo de la pérdida de productividad por ir más veces al servicio (jodó, hasta dónde apuran algunos para exprimir al segundo el sueldazo que sin duda les pagan a sus empleados), digo yo, debería este hombre preocuparse también por esos problemas de próstata que a ciertas edades empiezan a sufrir tantos varones y barones. Qué próstatas tan resistentes, las de algunos.

    • 2010/12/03 en 17:15

      Sí, pero también es cierto que no son muchas las empresas que aguantan a sus empleados hasta edades de próstata pocha: los despiden antes.

      • Rq
        2010/12/03 en 19:38

        Vaya, entonces eso debe de ocurrir justo cuando las mujeres empezarían a poder prescindir del lacito rojo ¿no? Tanta descoordinación en los tiempos de uso de los urinarios no podía traernos nada bueno a ninguno… Menos mal que existe TenaLady (¿no hay equivalente masculino a eso, digo, por los de la próstata?)

    • 2010/12/03 en 17:28

      Caramba, Rq, qué bien te ha inspirado el asunto de las barbies: has escrito más que yo y —no me molesta reconocerlo— con bastante más gracia. Pero de la morita no has dicho nada. 🙂

      • Rq
        2010/12/03 en 19:17

        Bueno, eso se debe evidentemente a un problema de edad 😀 A mí me corresponde preguntarme por las imágenes que me muestran ahora, partiendo de que yo misma pertenezco a la sociedad que me las hace llegar. Analizar las que se mostraron en épocas pasadas con una perspectiva consecuente solo puede hacerlo quien haya vivido entonces y haya resistido hasta hoy. Tal vez dentro de varias décadas a mí me asombre haberme fijado en los detalles que me fijo ahora y haber permanecido ignorante a otros como por ejemplo ese saquito negro a los pies de la negra, al que ahora simplemente no le encuentro más explicación que “cosas del decorado”, pero sin embargo, me he quedado mirándolo sin reconocer nada más en él. Si resistes otras cuantas décadas, ya veremos si más adelante se me ocurre ampliar los comentarios de ese post con alguna toma de consciencia sobre cinismos sutiles, pero más evidentes con el paso del tiempo (como ocurre ahora con la otra foto), que pueda darle cualquier tipo de explicación. O si simplemente se me ha parado la vista un largo rato en algo sin importancia de puro evidente, cosas del decorado.
        (Y ahora meneo contenta el rabito porque se me reconoce la gracia :DDD).

        • 2010/12/04 en 12:19

          Pongo en tu conocimiento que la nueva Barbie, la que va a venderse estas Navidades, trae incorporada una camarita con pantallita LCD y con toma USB: las niñitas pueden grabar peliculitas y subirlas a su ordenadorcito, para posterior uso libre. El FBI ha lanzado la alerta y muchas personas honradas han entrado en pánico. ¿Qué sabrán hacer los pedófilos con esta poderosísima arma nueva?

          • Rq
            2010/12/04 en 16:27

            Evidentemente nada.
            Tal vez ladeen un poco la cabeza.

  2. Enrique J.
    2010/12/03 en 14:09

    Y pregunto yo: ¿por qué en algunos casos nunca dan nombres? En vez denunciar que “un empresario en Noruega” deberían indicar que “Zutano, en Noruega” o, por no provocar el linchamiento de nadie en concreto, por lo menos dar el nombre de la empresa noruega. Es que así uno se queda confuso preguntándose si este hecho es indicativo de algo o sólo la ocurrencia de un jefecillo de recursos humanos de una empresa de mala muerte que no tiene nada mejor que hacer para matar el tiempo que intentar humillar a su única empleada con la que se lleva a matar.

    Abrazos!

    • 2010/12/03 en 17:18

      Sí, mira lo que dice el Daily Mail: «The report, which did not name the firm imposing red bracelets on female staff, has now been passed on to Norway’s chief comsuner ombudsman Bjorn Erik Thon.» Lamentablemente, esta forma de dar las noticias siempre crea sospecha de falsedad…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: