Inicio > General > Calendario Barbie y «mauresque»

Calendario Barbie y «mauresque»

2010/12/02

Ahora que, creo, una señora llamada Carmen Lomana (sic) ha salido pañosmenorizada en alguna sexuda publicación (no sé en cuála, ya me perdonarán ustedes la escasa documentación que aporto), tengo el gusto de añadir aquí este enlace al calendario Barbie para 2011.
     Este es el mes de enero (obsérvese que la negrita va totalmente in púribus, como corresponde a su condición salvajeSeñalando, mientras la blanca lleva unas braguitas de proa ancha y pudorosa) :

SeñalandoUstedes no se acordarán, quizá, porque son muy jovencitos todos, pero hubo una época en que los únicos desnudos autorizados eran los de indígenas de las distintas zonas del planeta aún no acabadas de evangelizar. Mi abuelo tenía un RAZAS HUMANAS en varios tomos que yo hojeé muchísimo, de pequeño. Recuerdo como si la estuviese viendo la foto de una etíope de enormes ojos muy abiertos.
     Esta «Jeune Mauresque» es lo más parecido que encuentro en internet:

[mujer marroqui_19

No me digan que no eran falsos y cínicos, los cabrones, porque a esta chica la coge usted, la viste un poco, la peina otro poco, la coloca en un semáforo de la Gran Vía y a ver quién averigua su condición de «mauresque» con derecho a destape.

Anuncios
  1. 2010/12/04 en 18:00

    La vida se retuerce a veces de modos inescrutables. Jamás sentí la menor simpatía por César González Ruano —que, ojo, murió cuando yo ya tenía 25 añazos, de modo que conviví bastante con él, en el mundo, así, en general, aunque nunca llegué a verlo en persona, ni siquiera en el Café Teide—; pero debo reconocer que el impulso de mis inclinaciones poéticas se lo debo a él, a su antología de poetas en lengua castellana, que robé de casa de mi abuelo (como mi abuelo la había robado antes de la biblioteca del Casino Español de Tánger, por cierto: no pudo borrar el sello). Los poetas no suelen reconocerlo, pero son las obras antológicas de este tipo las que más les marcan las biografías… Para qué decir lo que aprendidmos todos en Las mil mejores poesías de la lengua castellana, de Bergua, que no faltaban en ninguna casa decente. Pero, en fin: yo empecé antes con la antología de González Ruano.

  2. Ramoon
    2010/12/04 en 00:53

    Que me recordó a mi la africanita a la portada intencionada, intencionadísima, de aquella novela de Cesar Ruano , con su portadita del año 1935, la llamada “novela de los desiertos saharianos del maestro de periodistas”… (MADRID 1935 , EDITORIAL BERGUA , 8º , RUSTICA , INTONSO , 264 PÁGINAS + ÍNDICE + COLOFOn, tal que así la describen y venden por internet)

    Yo la heredé de mi abuelo y venía con los pliegos aún sin desprepuciar por lo que imagino que mi abuelo la comprase para honrar la obra a base de lácteos viáticos bajo la excusa, frente a mi abuela, de estar adquiriendo cultura moruna, tan en la linea del genenanísimo Franco…

    Cosas del querer, una vez vi una imagen tan asquerosamente primoriverista del autor dizquen maestro de periodistas que se me hizo un nudo en las mientes y aun no le leí al pájaro ni la partida de bautismo… Umbral, que con to lo feo que era se creía un dandy y le gustaban los tales y los pestosos de colonias, lo ponderaba mucho, pero a mi esa foto primoriverista del Sr.Gonzalez me prohibió su “maestría”… es una cosa de bigotes, supongo, de todos los cuales solo me molan el de Dennis Hopper y el de Dalí, los demás se me hacen sospechosos de algo, como las bragas de la Barbie, esa muñeca llegada desde el mismísimo mundo onírico de la Presley, y como los sueños sueños son, ahí que enlazó al final la soñadora justo con el polo opuesto del Ken megatabletas de chocolate, un socialista millonario que casi no se barrunta el pene. Ahora que kenesitos los que la sexsuagenaria se nos calce, cual Valeria Mesalina y sus deleites (¿de leites?

  3. Rq
    2010/12/03 en 10:34

    Barbie blanca mantiene las piernas más cerradas, da la mano al supuesto interlocutor y mira de frente (¿estará haciendo un trato? ¿cerrando un negocio? ¿o se está presentando a alguien “nice to meet you”?). Además va peinada a la moda.
    Barbie negra no tiene modales y se la ve algo despistada, además su cabello no muestra la misma disciplina, qué chica ésta; el mensaje que su lenguaje corporal aporta al supuesto interlocutor es un simple y ligero ladeo de la cabeza, un gesto infantil de súplica, cuya traducción inmediata en un adulto es del tipo “anda porfa, sé indulgente conmigo y concédeme esto que deseo”, pero no sabemos qué es lo que desea que la concedan; puede que como no dispone de las habilidades sociales (o del conocimiento del idioma) de la Barbie blanca a la hora de presentarse simplemente pide que sean indulgentes con su carencia de modales (lo pide en general, porque no mira directamente). O puede que esté allí por casualidad, pensando infantilmente en cosas que desea, ajena a la comunicación establecida, mientras su amiga hace negocios. Quizás habría que preguntar a la de las bragas qué trato está cerrando. (Ups. ¿Y no será todo esto demasiado deducir de un simple calendario? Seguramente. Qué imaginación la mía. Ladearé un poco la cabeza para obtener indulgencia por este exceso):DDD

    • Rq
      2010/12/03 en 11:47

      Uy, uy, y lo que no veía hace un rato: ooooh, Barbie negra se les ha caído al suelo sin querer y nadie se ha molestado en sacudirle un poco la arena de encima para la foto.

      Busco rastros de similar retoce en Barbie blanca. Nada. Curiosamente sus rodillas no se ven gracias a la vegetación (¿tendrá ella arena solo en las rodillas?) y existe una raya sobre su muslo (que fácilmente podía haber sido borrada con el fotochop, de no haber encontrado para la foto otra muñeca sin esta tara, con la mala imagen que eso da para el fabricante de muñecas, caramba, usando moldes que dejan marca del lugar por dónde se ha soldado el plástico; o bueno, no, tal vez la raya haya sido dibujada sobre una superficie perfectamente pulida para simular la costura de unas medias puesto que a Barbie blanca no se le ven pies y hasta es posible que lleve zapatos de tacón para la foto y poder igualarse en altura a la otra, que vaya, hasta parece más alta en la foto, descalza y todo, más chula que un ocho, cuando todo el mundo sabe que, siendo Barbies, las dos tienen la misma estatura.

      • Rq
        2010/12/03 en 16:34

        Observo también carnosa diferencia en la zona de las bragas: Las piernas de Barbie blanca (cosas del molde), en la zona de unión con el tronco, acaban en una especie de ángulo recto que le amputa una parte del muslo.
        Barbie negra parece estar en su medio, Barbie blanca o está de vacaciones en la selva procurando que le dure la laca o ha en viaje de trabajo… Yo me pregunto si todo esto se me ocurre a mí tras perder el tiempo observando una imagen fortuita llena de casualidades y azar, o si todo eso está pulcramente medido. Vale, en realidad, no me lo pregunto.
        (ladeo de nuevo la cabeza, porque aún no sé dar la patita correctamente, de lo cual solo cabe deducir algún tipo de analfabetismo o escasa preparación; o que estoy deseando que me jueguen y no sé suplicarlo más expresamente). Uf.

        • Rq
          2010/12/03 en 21:35

          Mira que se me han ido a mí los ojos al bulto negro del suelo y no me había fijado en la flor, porque ¿no es eso una flor amarilla -¡amarilla!- rozando las rodillas de Barbie blanca y algo así como un pedrusquito negro que no alcanza siquiera a rozar el pie de Barbie negra? Pues anda que empezamos bien January 2011… Y a todo esto ¿cómo son Ken blanco y Ken negro desnudos? ¿A cuál de los dos habrán creído conveniente ponerle calzón, o los han dejado eunucos a ambos? :DDD

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: