Inicio > General > El origen de la cretinez

El origen de la cretinez

2010/08/20

Foto de Oriol Maspons: Ibiza, 1978 – La guerra de las carnes al aireOriol Maspons, Nudismo No (La Transición, Ibiza), 1978

Resulta que ahora, para acceder a LA VUELTA AL MUNDO, el blog del escritor y sin embargo amigo Juan Francisco Ferré, hay que pasar por esta pantalla cautelar:

image

Los blogs gratuitos de Blogger (que pertenece a Google desde hace un tiempo) llevan en lo alto esta tirita de carteles pinchables

image

Si activamos «Informar sobre el mal uso», accedemos a una página en la que se nos ofrece la posibilidad de denunciar una violación de las condiciones del contrato de servicios por razón de basureo, por inclusión de desnudos y por utilización de información privada relativa a alguna otra persona.

Evidentemente, algún imbécil (basta con uno para incoar el proceso) ha visto la última nota del blog de Juan Francisco Ferré y la ha considerado inadmisiblemente guarra e inmoral. En ella se presenta L’Origine du monde, un cuadro de Courbet (está en el Musée d’Orsay de París) que también utilizamos aquí hace unos meses y que se reproduce o imita en decenas de miles de páginas de internet (viene a buen tamaño hasta en la entrada Gustave Courbet de la Wikipedia).

Naturalmente que el proveedor de un servicio gratuito puede condicionarlo a las normas que más le apetezcan, y desde luego que Google tiene que cogérsela con papel de seda, porque los grupos de Extrema Religión están al acecho permanente de cualquier oportunidad de montar gresca, o sencillamente de castigar a los pecadores, lapidándolos (lapidándolas, más bien) o poniéndoles grilletes informáticos si otra opción más concreta no se les ofrece. Y están los anunciantes y los gobiernos de países pacatos, que no perdonan una… Juan Francisco Ferré no puede alegar ningún derecho contra la interposición de un aviso previo a la entrada en su blog (que, por otra parte, permanece intacto, abierto a todos mediante un mero clic ratonil suplementario).

El procedimiento que ha elegido Blogger para apaciguar a los moralistas furiosos puede parecernos muy mal a los puristas de la Libertad de Expresión, pero tampoco se me ocurre mejor sistema para evitar, oh tragedia, que los ojos purísimos de un niñito o de un santo talibán vayan a hozarse, por mala casualidad involuntaria, en (pongamos por caso) los muslos abiertos de una señora o señorita, y que a partir de ahí se monte un pifostio tremenbundo que perjudique a Google, dando lugar a que le cierren los servicios en Arabia Saudí o le corten algún suministro de publicidad, o lo ponga a caer de un burro el Osservatore Romano.  Cualquier otra opción sería peor, me parece. En Blogger no cierran la página ni dificultan en gran medida su accesibilidad: se limitan a avisar de un posible contenido «dudoso» (whatever that means). En otros sitios (como Flickr o Facebook) llegan a expulsar del tingladillo al denunciado, y desde luego borran automáticamente cualquier cosa que cualquier mentecato denuncie…

Que el mundo está abarrotadito de cretinos: quién va a dudarlo, a estas alturas. Lo malo es que la cretinez depende del punto de vista. Yo, por ejemplo —me consta—, soy un perfecto cretino para diversas personas y grupos. Y para qué contarles lo que me parecen a mí los fanáticos de todos los dogmatismos que están tratando de devolver el mundo y la vida de los hombres a la situación en que se hallaban antes de las modestas revoluciones humanistas. Pero es verdad que los cretinos también tienen sus derechos, como los toros de lidia o, supongo, las garrapatas del campo. A mí (insisto, a mí) me parece estúpido, por ejemplo, que se pongan límites al desnudo en las playas por seguir la corriente a quienes se consideran autorizados a ¡exigir! que sus hijitos o sus castas esposas o sus castos esposos no vean más tetas ni pudendas que las propias o conyugales (y de reojo); pero es que la opción, por desgracia, tal como están las cosas, es prohibir por completo el nudismo, o tolerarlo solo en rocosas calas remotas, por culpa del espantable poder que han ido adquiriendo las fuerzas retrógadas, en franca recuperación de su casi derrota de los años sesenta y setenta.

No nos queda otra: tenemos que coexistir con esta cáfila de mamarrachos agresivos y atrincherarnos en nuestros recintos, en espera de tiempos mejores; tomándonos incluso a guasa y chirigota estos percances de censura (pequeña e ineficaz; más bien estratégica, insisto; incluso prestigiosa para el censurado).

Mientras, doy por hecho que vuecencias no se dejarán disuadir por un airoso clic de más y seguirán frecuentando el blog de Juan Francisco.

Anuncios
  1. Fernando del Valle
    2010/08/24 en 13:31

    Mira por dónde, acabas de dar con una forma, probablemente mucho más rápida y eficiente, de borrarse de Facebook. 🙂

  2. lxsplk
    2010/08/23 en 20:51

    Buenisimo el blog, la verdad que me gusta mucho y es muy completo, espero que puedas pasarte por el mio, donde podras encontrar tutoriales sobre computacion, las mejores noticias tecnologicas y novedades sobre la informatica, el blog es Arma Tu Compu ! Espero que te pases, un saludo grande. Ale

  3. 2010/08/23 en 17:08

    Solución: cambiar de CMS. Rápido y eficaz. Si los términos que estipula el que estás usando no te gustan, se usa otro y a correr (si bien la solución de Google me parece excesiva).

    O bien, aunque sea feo y poco ético, desactivar la barra superior. Y ya verás qué rápido se acaban los problemas.

  4. uyate
    2010/08/23 en 16:34

    Entre “Extrema Religión” y “Extremo Ateísmo” hay el mismo grado de cretinez.

  5. Flipao
    2010/08/23 en 15:54

    Pero.. ¿de qué hablas? Yo he entrado en ese blog que mencionas y no veo nada de censura: los post siguen estando donde están y su autor sigue teniendo la misma libertad de expresión que tenía antes. De todas formas no sé porque criticas a Google si fueron usuarios los que libremente avisaron.

    Quizá lo que no entiendes es que puede haber gente que considere efectivamente las imágenes “problemáticas” sin necesidad de ser un religioso con un cilicio. Por ejemplo, en Menéame (de donde vengo), a esta noticia también le han puesto una advertencia de contenido (NSFW) y nadie se rasga las vestiduras. En los informativos de TV, también criticados por poner imagenes duras, pero generalmente siempre suelen avisar…

    Insisto que no entiendes que puede haber gente que considere efectivamente que hay gente que pueden considerar que haya que avisar antes de ver estas imágenes para que dejen de verlo si lo desean,permitiendo a los que sí quieren y/o pueden contemplarlo, hacerlo en paz.Método usado en internet,por cierto, la mayor parte de las veces y como tú mismo reconoces, tampoco es muy complicado ver tetas y penes por la red.

    En caso de estar interesado en censurar de verdad, sería más efectivo eliminar servidores y meter gente en la cárcel como pasa en China, Corea del norte o Irán en vez de esta tontería u otras como la de poner una fecha de nacimiento en la que puedes mentir fácilmente para verlo. Pero creo que no sabes distiguir censura dictatorial entre una simple advertencia de contenidos

  6. ruben
    2010/08/23 en 15:51

    Estoy en contra de que se censuren este tipo de cosas, me parecen ridículas, pero todavía mas ridículo e hipócrita es insultar a los que no lo toleran.

    Para exigir respeto, empieza tu a respetar, los retrógrados los sois ambos, los que se quejan(por que están en su libertad de hacerlo, aunque parezca mentira las libertades de las personas no las escoges tu) y los que insultan por despecho por no compartir su forma de pensar.

    Al menos los que denunciaron no vienen a insultarte y llamarte mamarracho, como tu a ellos, por mucho que te lo hayas ganado.

    • depalma
      2010/08/31 en 19:38

      Evidentemente te equivocas al decir que esta clase de gente no insulta: es la primera en hacerlo a cualquiera que no se avenga a cumplir sus “normas morales”, como te equivocas también al considerar como expresión de su “libertad” a sus actos, que no son simples “quejas” sino actuaciones dirigidas a coartar la libertad (ahora sí) de los demás a ejercer una práctica permitida (no prohibida) en nuestro ordenamiento jurídico. Por cierto, me parece un pequeño ejercicio de cinismo el criticar el uso de insultos y al mismo tiempo colar uno (“y llamarte mamarracho”…”por mucho que te lo hayas ganado”) de forma solapada.

  7. J
    2010/08/23 en 15:49

    pues no se quien es el tal Juan francisco, pero me están entrando ganas de ir al archiobispado más próximo a presentarles mi vergüenzas, y ya de paso, al darme media vuelta, regalarme con un calvo

  8. 2010/08/23 en 15:46

    No sé de dónde sacas que Flickr expulsa al “denunciado”. El otro día de hecho, llegué a un grupo de Flickr “para mayores de 18 años” donde se veían, no cuerpos desnudos, sino sexo explícito.

    Con marcar un par de casillas creo que hay suficiente.

  1. 2010/08/24 en 00:00
  2. 2010/08/23 en 23:44
  3. 2010/08/22 en 12:38
  4. 2010/08/22 en 12:20
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: