Inicio > General > Taconazo

Taconazo

2010/08/17

womenheels

Si tuviese ganas de pensar, daría en preguntarme el por qué de nuestro espanto reverencial ante las personas altas, de nuestro respeto a la buena estatura. Tiene que ser prehistórico; pero, claro, casi todo es prehistórico…  De todas formas, está claro que ir montado en eso tiene que doler. Y andan por ahí, por las calles y los pasillos, tan campantes, disimulando; e incluso echan sus carreritas. Misterios. Ejemplares: las chicas de Sé Lo Que Hicisteis, que un día se mata alguna.

Anuncios
  1. Ramón
    2010/08/22 en 23:36

    Ups… se me pasó por alto su nota sobre la letrita, vaya un sorry de lo sorry por la refunfancia… y eso que incluso me la descargué en su día…

    Tan lógico y de agradecer, por otra parte, su enlace, en alguien como usted, siempre tan cariñoso para con las formas y signos… Me gustaron de siempre sus “juegos con las letras” que sin ser nuevos no se prodigan mucho precisamente ahora que las tipografías son infinitas y al alcance de cualquiera… (me imagino lo que tuvo que ser aquella Dueña tornadiza a tecleo limpio de antiguallas… “divertido y sufrido” a la vez)

    Envidia me da esa nueva edición exclusiva para el Ipad de su novela… imagino que ya en esos inventazos pueden añadirse “bonus tracks” de todo tipo, como, por ejemplo, la aparición del propio escritor justo al lado de sus textos señalando con un punzón: “querido lector, aquí justo quise decir nosequé al usar este recursé… y además ese día comí alubias… o poder mojar nuestros dedos en la lengua del escritor para pasar las páginas de sus libros… las formas de la novela del futuro están por descubrir…

    Siempre me he preguntado por la opinión o incluso el suicidio instantáneo que estos avances podrían provocar (si colearan, claro, por estos tiempos) en escritores tan habitacionales como Kafka o Proust…

    Pero es que Kafka ya se hubiera muerto de un patatús si hubiese podido ver la edición facsimilar de toda su prosa en la editorial Stroemfeld Verlag… Y mira que va tomando forma de culebrón cubano (más que kafkiano) lo de los manuscritos del bueno de Franz y el archivo Brod… eso si que le daría risa al cachondo escritor de In der Straf kolonie… sobre todo porque la marimorena viene por un lío de faldillas del amigo Brod… tan calentón desde chiquitito.

    Aquí un articulito antiguo pero bueno de uno de mejores biógrafos, Reiner Stach.

    Ni idea que hago comentando todo esto en una entrada de taconería fina… habré caído en asociación involuntaria entre la colonia penitenciaria y el tacón de aguja.

    Lanzo otro zorry

  2. 2010/08/22 en 09:13

    Bueno yo diría que no es exactamente la altura lo que hace que las mujeres nos pongamos tacones, más bien diría que lo que buscamos es la esbeltez con que esos centímetros de más procuran, es decir, al fin y al cabo produce el efecto visual de parecer más delgadas y espigadas, esa es la idea, y más femeninas porqué no.

    Particularmente me gustan aunque no excesivos, y es commo andar en bici, todo es acostumbrarse, la primera vez que me puse unos casi me como a una dependienta del corte inglés y a su caja XDDD

  3. Liu
    2010/08/19 en 10:21

    Lo ´comodísimos que pueden llegar a ser unos zapatos de tacón depende de la horma y de la fabricación del zapato. Hace unos años llevé unos Stephane Kelian y eran increíbles, mejor que caulquier Adidas, ;-))

    • 2010/08/19 en 18:42

      ¿Y esa erudición taconera, así, de pronto?

      • Liu
        2010/08/20 en 14:04

        No de pronto, en realidad yo soy una exiliada de los zapatos de tacón. Y entiendo a las mujeres que se compran pares solo para contemplarlos. Recuerde, caballero, que me operaron el pie (y no fue por llevar Adidas)

  4. Ramón
    2010/08/18 en 21:45

    Recuperada una letraza españolaza… la Ibarra… desde el blog de amantes de la tipografía “Unos tipos duros”… españolazos también, claro…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: