Inicio > General > Generación de los 50

Generación de los 50

2010/06/01

El grupo de escritores españoles nacidos en los años 20 del siglo pasado suele denominarse Generación de los Cincuenta —porque floreció en esa década—. Repasábamos Angelika y yo, esta mañana, durante el desayuno, a santo de algo que no viene a cuento ahora, la lista de los que conocimos (algunos mucho, otros menos), y volvíamos a asombrarnos, como cada vez, de la temprana edad a que murieron tantos de ellos. Juan García Hotelano (1928-1992), Juan Benet (1927-1993), Carlos Barral (1928-1989),  Jaime Gil de Biedma (1929-1990), Ignacio Aldecoa (1925-1969)… Cuando se van a cumplir los setenta, como me ocurre a mí ahora, impresiona pensar que todos estos hombres —tan mayores entonces, tan maestros— hayan muerto cuando todavía eran unos mozos, comparados con el septuagenario en que estoy a punto de convertirme;  hayan muerto, además, no sin conocer la gloria o la fama o las cotas más altas del prestigio, pero sí, que yo recuerde, en todos los casos, sin recibir los premios que les habrían ido cayendo encima si hubieran vivido lo suficiente: la academia, el Cervantes, los homenajes. Dirán ustedes que qué más da. Sí da.

Anuncios
  1. 2010/06/02 en 10:02

    Lo que se cuenta de la Universidad en Cataluña me deja verdaderamente sangrante el alma. ¡Que respondan con la misma moneda con que les pagamos me parece que los pone a nuestra – nuestra en el sentido de habla castellana – altura! Y, para su escarnio, los hace más iguales a nosotros de lo que ellos – y yo – quisieran.

  2. 2010/06/02 en 09:58

    Siempre me sorprende -yo me considero un buen lector, en el sentido de abundante – encontrar nuevos nombres de “consagrados” completamente desconocidos para mí. Hace poco descubrí a Jesus Lizano, por ejemplo. ¡Cuánta riqueza cultural tendríamos en este país si las mentes que dirigen nuestros medios no fueran tan estrechas! En canarias tenemos también algunos grandes autores que nunca llegarán a serlo. Apunto a Isaac de Vega y Rafael Arozarena por seguir con esa generación de los cincuenta

  3. José Luis Moreno-Ruiz
    2010/06/01 en 13:09

    Me sumo al homenaje que se rinde aquí a Medardo Fraile.
    Recuerdo, de paso, a Jesús López Pacheco, a cuyas páginas tantas veces voy. Muerto igualmente joven, cuando aún tenía mucho por escribir.
    Pienso también en Antonio Ferres, cuyas memorias me sobrecogieron.
    Es verdad lo que apunta María José: hay que acudir a las universidades norteamericanas para saber de literatura española, y no sólo del periodo que aquí contemplamos.
    JL

  4. 2010/06/01 en 12:25

    En Cataluña, en humanidades, creo que se da el mínimo o nada de autores españoles. Hace unas semanas en una biblioteca había una chica catalana –últimos años de carrera– sudando la gota gorda porque tenía que escribir un artículo para evaluación dedicado a… Ricardo Piglia y su Plata Quemada. La chica carecía de elementos para entender el contexto argentino, no tenía idea de qué decir de la novela, ni qué es “metaliteratura”. Era patético. La educan en catalán, ella decide estudiar Humanidades y la ponen a escribir sobre Latinoamérica.
    Hace algunos años, también en la Pompeu, en el doctorado de Lit. Comparada no se mencionaba ni por asomo a un solo autor español –solo a dos poetas: Guillén (porque su hijo daba las clases) y a Ángel Crespo, porque su mujer daba clases–. Lo mismo sucede en la Facultad de Audiovisual: antes se queman a lo bonzo que alabar una película española. No así las catalanas, aunque sean copias anémicas de la nouvelle vague.

    Dado que hoy los jóvenes críticos, sobre todo los catalanes, incluso de orígenes “charnegos”, solo toman en consideración a los autores nacidos en los 70, y a toda la galaxia de autores americanos que va de Pynchon a Eggers, la generación de los 50 está pura y sencillamente borrada. Se está haciendo una lectura deliberadamente pobre. Creo que hay que buscar en las universidades norteamericanas para encontrar estudios sobre autores españoles de esa generación y de las siguientes.

  5. 2010/06/01 en 10:14

    Alguno de los -para mí- principales representantes de esa generación todavía siguen vivos, Ramón, como es el caso de Medardo Fraile, y aún siguen sin recibir esos premios ni el merecido reconocimiento. Claro, que con el género del relato corto todo es distinto.

    Te recomiendo una estupenda antología reciente: “Voces disidentes. Cuentos de la generación del medio siglo”, coordinada por Ana Casas y publicada por Menoscuarto.

    Un abrazo.

    • 2010/06/01 en 11:07

      Cierto.
      Gracias por la referencia, Juan Jacinto.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: