Inicio > General > Respuesta al cuarto comentario de la entrada anterior

Respuesta al cuarto comentario de la entrada anterior

2010/05/27

Sí, el chiste es horroroso, y encima he tardado un segundo en comprenderlo… Buscando 45 días y 30 marineros me sale esta foto que seguramente conocerás:

45-dias[1]

Corresponde al festejo de presentación del libro.  Llevaba este texto, que tomo, igual que la foto, del blog Eterna Cadencia:

“El Ultraísmo necesitaba una mujer”, dirán los críticos de la segunda década del siglo XX, poniendo la mira en Norah Lange. La escritora de la cabellera roja, desafiará las convenciones de la época y se rodeará de amigos varones de la vanguardia literaria con los que no sólo compartirá espacio en revistas literarias como Martín Fierro, sino que además dejará sus marcas creativas en los círculos literarios.

En esta foto en un happening, Norah Lange presenta su libro 45 días y 30 marineros en 1933, disfrazada de sirena junto al escritor Oliverio Girondo, su marido (en el centro). “Sexo desde el comienzo, el libro que sólo una mujer podría escribir”, señaló la crítica. La acompañan como marineros: el escritor chileno Pablo Neruda (tercero desde la izquierda), Conrado Nalé Roxlo, Evar Méndez, Emilio Pettoruti, entre otros.

Siempre me gustó más «botiondo» que «verriondo» (el primero, según Academia, se aplica a los machos cabríos o cabras en celo; el segundo, a los gorrinos en idéntica situación; ya me contarás con cuál de ambos bichos conviene identificarse).

Anuncios
  1. 2010/05/27 en 21:43

    Se agradecen sus comentarios, en ese tono de finos catadores.
    Aquí va un link sobre otro pelirrojo, que por suerte desoye los cantos de las sirenas del FMI:

  2. José Luis Moreno-Ruiz
    2010/05/27 en 16:45

    Creo que, para pasar más desapercibido, que no inadvertido, en este mundo nuestro y tal, conviene sacarse el carnet del partido de los verriondos. Sigue estando muy mal visto eso de echarse al monte, y ya sabemos a lo que más propende la cabra.
    Tengo por ahí un libro en el que salen fotos de la recepción que dedicaron a Lorca cuando su primera visita a Buenos Aires. En una de ellas se ve mucho mejor a Norah, despampanante, con un muy ajustado vestido de lamé.
    JL

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: