Inicio > General > Entrevista

Entrevista

2010/03/03

Una buena entrevista de Javier Lasheras, en Literarias. Lástima que sea yo el entrevistado, que la estropeo. ☺

  2010.02.27 03 2010.02.27 04 2010.02.27 05 2010.02.27 06  2010.03.01 02 2010.03.01 03

Tengo una cámara web nueva, de muchísima calidaz, ya ven. Solo le falta un modelo más terne que fotografiar. [Nota importante: conste que ‘terne’ está utilizado en su tercera acepción de DRAE, que para mí es la primera.]

Anuncios
  1. Enrique
    2010/03/04 en 13:14

    ¿Eso de tu derecha (en la foto) debajo del archivador de 3 1/2 es un archivador de 5 1/4? 😀

    Lo cual me lleva a un asunto que me lleva rondando en la cabeza desde hace un tiempo: ¿qué va a pasar con casi toda la información que estamos generando si algún día nos vamos parcialmente al garete? Yo, por ejemplo, en mi “nuevo” (casi tres años ya) ordenador fui incapaz de montar mi unidad de 5 1/4 para poder seguir accediendo a los discos que todavía guardo en algún rincón oscuro del armario. Es que de un apagón nos vamos directos a la Edad Media porque, encima, aunque todavía seamos capaces de memorizar entre nuestras meninges los conocimientos hace una generación que no hacemos las cosas “a mano” (bueno: algunas todavía sí :-P). Je, me estoy imaginando contándole a un hipotético nieto que en este trozo de plástico inservible que pone 16GB se quedaron almacenados, aunque irrecuperables, millones de conocimientos arduamente adquiridos por millones de personas. Y, además, todavía quedaba sitio para la Enciclopedia Británica. 😀

    • 2010/03/05 en 07:54

      Sí, es un archivador de 5 1/4, debajo del de 3 1/2, ambos inútiles, porque en este momento no tengo ningún ordenador con las correspondientes disqueteras. Creo que pasé todo el contenido de esos discos a algún otro soporte, en algún momento. No estoy seguro. Tampoco he echado en falta ninguna información en los últimos tiempos, pero eso no demuestra completamente que la inaccesibilidad de los discos almancenados en los archivadores no pueda ser una tragedia… Creo que somos muchos los que compartimos tu temor: comparado con lo que puede ocurrir ahora en caso de catástrofe tecnológica, el incendio de la biblioteca de Alejandría fue una pequeñez insignificante. Está claro que hay que hacer muchas copias de todo, que el material importante debe estar en varios ordenadores, etc.: pero ¿si nos quedáramos, por ejemplo, sin electricidad?… Y sí, también yo he pensado en nuestro desconocimiento casi total de cómo funciona el mundo ahora: dejado a mis propios medios, mi existencia tendría que adaptarse a los recursos de la Edad de Piedra, más o menos. Puede que consiguiera hacer fuego, pero poco más.

  2. 2010/03/04 en 08:30

    Lo que hay al fondo es un panel de los dos que componen la librería del cuarto de trabajo. Lleva años sin tocarse, porque no permito que nadie entre en mi cubil con intención de limpiar u ordenar. La recolocación de libros en las librerías de abajo fue obligatoria, por la obra. No tiramos mucho, al final, de manera que el problema de la falta de espacio sigue sin resolver. La librería grande, la de narrativa, aún está a la espera del auto de fe a que quiero someterla, porque he llegado a la conclusión de que en mi casa no tienen por qué estar determinados libros de determinados individuos. Ya veremos si encuentro tiempo y ganas alguna vez.
    En las fotos con auriculares no estoy oyendo música. Apenas oigo música mientras trabajo.

  3. Ramón
    2010/03/03 en 22:15

    Estimado Ramón, da alegría ver esos libros a su espalda… ¿acabose ya el lento escrutinio y la pesada clasificación que nos contaba? ¿Hizo al final usted de Enrique VIII cortando cabezas, en fin, páginas, más o menos malqueridas? Espero que prevaleciera el indulto sobre la falta de hueco. Si donde comen dos dicen que comen tres, donde se lee uno debieran poderse leer cien.

    Una curiosidad de portera ¿con qué andaba regalándose los oídos cuando saltó el flash? Intriga un tanto su modus gestualis.

  4. Ramón B.
    2010/03/03 en 19:48

    Es buena idea, como objetivo: ennoblecer a los que vienen detrás. Nada fácil.

  5. Alvaro
    2010/03/03 en 19:35

    Leída la entrevista: si es usted nuestro antepasado, nos ennoblece…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: