Inicio > General > Poder judicial

Poder judicial

2010/02/17

Quizá vaya siendo hora de preguntarse si el sistema democrático no puede entrar en quiebra por culpa del poder judicial, que no encaja en sus fundamentos. Junto a los poderes elegidos en las urnas —el legislativo, el ejecutivo—, se alza cada vez con mayor decisión, en todos los países de nuestro ámbito, un poder al que sus ejercientes acceden mediante un examen, en el cual demuestran sus conocimientos jurídicos, pero no sus valores sociales y humanos. No sé qué remedio tiene el problema, aunque habrá que buscárselo, porque no podemos seguir por este camino. Los jueces no representan a nadie, ni personal ni corporativamente, y no deben tener tanta palabra en la vida pública. Su único derecho a hablar es el que les otorgan los medios. (Y ya se sabe a quiénes otorgan tal derecho los medios: a la turba de los famosos, a los políticos más vocingleros, a los protagonistas del escándalo permanente en que se ha convertido nuestra convivencia.)

Otra distorsión del sistema democrático, los medios. Algo se nos va a derrumbar si no ponemos pie en pared; pronto.

Anuncios
  1. hector
    2010/02/22 en 21:03

    clap!clap!clap! : no sé de qué otra manera se puede aplaudir con un teclado. Muchas veces no coincido con sus opiniones, pero ésta considero que está clavada.

  2. Txema
    2010/02/18 en 09:42

    Consuela saber que alguien más se ha dado cuenta. Los jueces españoles, sean de la jurisdicción que sean, se han convertido en semidioses (cuando no en dioses) con derecho de pernada allá donde pazcan. Y lo digo con conocimiento de causa, que trabajo en un juzgado. Arbitrariedades y chulerías a manta se producen tanto en las salas como fuera de ellas. Lo de Gómez Bermúdez y Angeles Murillo es sólo una pequeña muestra. Las que no se conocen son a diario en juzgados no tan conocidos como los del antiguo TOP, esto es, la Audiencia Nacional. Y si vamos a las alturas del Supremo, el Constitucional (este sí que tiene trabajo con eso de tener como tótem una de las chapuzas legislativo-jurídico-políticas más grandes que han visto los siglos) o el CGPJ, ya podemos llorar a cántaros, que ahí la corrupción de la ética y de la política llega a extremos fuera de toda escala. En fin. Que la justicia profesional está al nivel de la política profesional: un asco.

  3. Vicente
    2010/02/17 en 22:35

    Estoy totalmente de acuerdo, pero los españolitos nos hemos aburguesado o nos hemos amojamado o no tenemos horizonte. Y nos la van a meter muy bien con las 2 reformas (Laboral y Pnesiones)y vamos a acabar pagando la crisis los de siempre.
    Que pena que la lucha de nuestros mayres durante tantos años, lo tiremos a la basura ne 4 días. Donde estás Marcelino Camacho?.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: