Inicio > General > Gil Scott-Heron

Gil Scott-Heron

2010/02/09

Entre 1975 y 1976, mientras escribía Cantata Soleá*, mi primer libro publicado (Hiperión, 1978), hice sonar muchas veces en el estupendo sistema de alta fidelidad que tenía en casa un LP de Gil Scott-Heron: The Revolution Will Not Be Televised. De hecho, no pude resistir la tentación de marcar su presencia y puse en el libro unos versos que no estaban previstos: «Exijo / solemnemente / que televisen la revolución». Con una nota a pie de página:

[40] The Revolution Will Not Be Televised: título de un LP del poeta callejero negro Gil Scott-Heron. «La revo­lución no será televisada». Debo aclarar que en la pri­mera versión de la Can­tata yo había escrito «yo nunca voy a ser televisa­do en di­recto». Luego escu­ché el disco de Scott-Heron y me pareció necesario dar ré­plica a su frase con una imprecación en sentido con­trario.

Bueno, pues ahora ocurre el regreso de Scott-Heron con un disco raro, I’M NEW HERE, caro, un tremendo ¿qué pinto yo aquí? muy fácil de compartir, porque la verdad es que ninguno de los antiguos sabemos muy bien, desde hace ya unos cuantos años, qué pintamos aquí (y los que creen saberlo más valdría que se olvidaran un poco de lo que creen haber aprendido, del cinismo y la caradura con que justifican sus traiciones). Scott-Heron está entre los precursores del rap y, claro, podría añadirse sin gran esfuerzo a la corriente actual de mucho gesto, mucha postura y poco que ver con la realidad, mucha resonancia en las palabras, con escaso sentido; pero, en primera escucha, no me parece que esa haya sido su opción: hay en él una ternura nueva, la que despierta, al menos en nosotros mismos, la cruel derrota de nuestra generación a manos de las corporaciones desalmadas.

En fin. Échenle una oída. I’M NEW HERE ya está entero en Spotify, y también se encuentra algo en YouTube.

*Cantata Soleá es una necrológica hostil de Franco y un saludo ingenuo a la nueva época —al principio, por fin, de nuestras vidas—; tuvo un notable y muy sorprendente éxito de crítica, pero me parece que hoy en día le quedan muy pocos lectores.

Anuncios
  1. Ramón
    2010/02/11 en 02:38

    Pues yo agradezco ser incluido en el grupo P.L.Y.P.C.S (Poquitos Lectores Ya Para Cantata Soleá), grupo cuya única actividad consiste en considerar a Ramón Buenaventura uno de los mejores poetas fichados con Documento Nacional de Identidad español de las últimas cuatro décadas y todo ello pese al ninguneo que sobre la categoría de poeta el propio autor se practica, como harakiri mental conforme a los hechos esos tan superfluos de su repercusión lectora, al menos del resto de sus libros de versos tan preciosamente luminosos del hilo al pabilo, como se dice.

    Hay una escisión del grupo que conformándose también a los hechos ha decidido poner sus alegres empeños en considerar al autoproclamado no-poeta como al menos uno de los cuatro mejores prosistas de las mismas décadas, grupo igualmente no sujeto a las pautas siempre interesadas de los mandamases de la edición.

    El propio Ramón fue excluido del grupo por revolucionario cuando intentó sentar las bases de una nueva doctrina que hacía de sus donosuras literarias una cuestión de índole menor (¡¡¡llegándose a comparar con los esfuerzos sudoríparos de una tenista mayor que se hizo menor a fuer de desilusiones!!!) y ha sido expedientado y sancionado con la pena de seguir publicando maravillosos libros, pena ante cuyo reiterado incumplimiento en fa sostenido ha llevado como se decía a la desagradable situación de su expulsión como miembro de la Peña de su Poesía.

    Fdo.-

    Ramón, Secretario inútil del P.L.Y.P.C.S

  2. carlos maiques
    2010/02/09 en 14:09

    Tremenda entrevista la de Salon. Sin duda un inmenso “qué hago yo aquí”, aunque con una salvedad, a Gil Scott-Heron se le espera, y eso no lo pueden decir mucha personas igualmente perplejas. Sobre las corporaciones desalmadas, siempre recuerdo es potro salvaje narrado por Horacio Quiroga, creo que sucede con toda generación, otra cosa es el efecto que hace en la propia. Un disco muy prometedor, gracias por el aviso.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: