Inicio > General > Fobias

Fobias

2009/12/21

xii.1261376719[1] Pio XII. Lo recuerdo con miedo infantil, recuerdo los reportajes en Paris Match, cuando se le aparecía Jesucristo en el lecho de muerte, con unos dibujos abracadabrantes. Mi abuela Emma tenía una foto suya junto a la cama, con bendición personal ¿manuscrita? Cuando vimos la pinta de Juan XXIII, hasta los más descreídos respiramos aliviados. Y ahora el Benito quiere hacerlo beato.

Está bien, está bien: Dios los cría y ellos se juntan, como proclama el refranero santurrón.

(Otro personaje temible de mi infancia fue Josif Stalin. Qué malo era, Señor, qué malo era. El padre Piñeiro, en Alcazarquivir, nos anunció su muerte desde el púlpito. Solo le faltó consagrar unas cuantas botellitas de champán para celebrarlo en eucaristía burbujeante. A partir de ese momento, cumpliríase, sin estorbos, la profecía de Santa Margarita. (Que ustedes quizá no recuerden: un caudillo español llegaría triunfante hasta el círculo polar ártico, llevándose por delante a todos los rusos. O algo así. El caudillo español era Franco, por supuesto.)) (Conste que sí, que Stalin fue muy malo, quién lo duda.)

(Otra alegría, esta vez del profesor de Historia: cuando murió Pío Baroja, el impío.) (Y una indignación, del profesor de griego, el mismo año de 1956: cuando le dieron el premio Nobel a Juan Ramón Jiménez.)

Sobrevivimos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: