Inicio > General > Vicente Luis Mora

Vicente Luis Mora

2009/12/02

Todos, al parecer (por las películas) nos morimos de ganas de decir aquello de «Taxista, siga a ese coche». Bueno, pues: «Lector, siga ese blog». No tengo muy claro a dónde va, ni con qué va a chocar si choca, ni cómo tomará las apretadas curvas que le esperan, pero Diario de Lecturas debe mantenerse bajo vigilancia. Sígalo, señor lector, si aún le interesa el antiguo vicio de leer, aunque jamás haya oído hablar de «literatura mutante».

(Tuve ganas de ir al encuentro que montaron en la Casa Encendida el sábado pasado, había incluso previsto una estrategia de acercamiento físico al tema, con las indispensables ayudas; pero al final comprendí que con mi actual radio de acción de cien metros escasos y mi incapacidad para mantenerme en pie más de diez minutos era mejor que me quedara en casa. Recién mutada, por cierto.)

Anuncios
  1. Larry Nguyen
    2009/12/03 en 23:05

    Recién mutada la casa… ¿Será conforme al protocolo preguntar de qué mutaciones se trata? ¿O no son para eso estos medios, ni funcionan así? ¿Se tratará acaso de instalaciones punta para facilitar la movilidad de los que se ven obligados a reconducir las ganas?

    • 2009/12/04 en 00:25

      Pero, Blair ¿para qué cambias de nombre y hasta de IP cada vez que pones un comentario?
      La mutación de la casa es una tremenda obra de rehabilitación que nos ha tenido empantanados varios meses. Ahora todo está volviendo a la normalidad.

      • Larry Nguyen
        2009/12/04 en 00:42

        De nombre, puede, pero ¿también de IP? Es que en este país nunca se sabe en manos de quién se está. En fin, ya que has dado al traste con mi anonimato (imprescindible para la buena aplicación del método paranoico-crítico), no digo, de momento, más.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: