Inicio > General > Stendhaliana

Stendhaliana

2009/12/02

Siempre hay quien se interesa en estas gollerías paraliterarias, de modo que aquí tienen ustedes casi todos los manuscritos de Stendhal, puestos a su disposición por la ciudad de Grenoble (cuna natal, claro).

¿Por qué será que a mí nunca me han importado un pito los libros de Monsieur Beyle —no he llegado a terminar ninguno de ellos, pero no me los cuenten: sé cómo acaban— y, sin embargo, su persona me despereza la curiosidad? No, en serio: ¿cómo se puede ser tan chapuza escribiendo, tan confuso en lo político, tan desconcertado en lo sexual y, sin embargo, tener atisbos de buena comprensión del ser humano en general y las mujeres en particular?

[Se puso Stendhal —con hache germanizante añadida— porque cerca de esta localidad vivió entre 1807 y 1808 su gran amor con Wilhelmina de Grisheim. Romanticón, ¿eh? Todos somos romanticones, menos algunos.]

Anuncios
  1. ramoon
    2009/12/02 en 16:39

    Stendhal le gustaba mucho a Baroja… repite sin parar en sus memorias la frase, o intención escrita, que más le gustaba de ese autor: “ver en lo que es”, perogrullada metafísica que debe de joder mucho a los trabajadores de la ONCE y que yo nunca he entendido del todo bien.

    Otra boutade que no he soportado nunca es esa de “ser o no ser”… que llaman la gran cuestión. La de “comer o no comer”, tal y como la planteó Kafka, ya la voy entendiendo un poco mejor.

    Pedestre que es uno.

    Saludos.

    PD.- Dan Brown, sí señor, qué maravilla de escritor. Digno hit de las listas mesocráticas. A mi, como al parecer se ensaña con la secta O.P.U.$, me cae cojonudo y le deseo todo lo mejor.

  2. Lectrice égoïste
    2009/12/02 en 09:43

    Cuando el amor entró arrasando en nuestras vidas, darnos cuenta, ¡ay!, gracias a Stendhal, que en seguida empezábamos a «cristalizar» en torno a él…

    Saludos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: