Inicio > General > Belle de Jour

Belle de Jour

2009/11/16

News_Review_645478a[1] ¿Se acuerdan ustedes de Belle de Jour, blog del año en 2003, según el Guardian? Las memorias de una call girl* londinense. Fue tal su éxito, que una editorial de papel y tinta compró los derechos, y ya hay tres bestselers firmados por ella en el mercado.

Bueno pues ahora revela el Sunday Times que Belle de Jour es la doctora Brooke Magnanti, de 32 años, especialista en neurotoxicología y oncología de la Initiative for Research Child Health de Bristol, y call girl retirada, eso sí. Una autoridad. Para que luego digan de internet y sus maldades.

* Prostituta cuyos servicios solo pueden contratarse por teléfono, porque no frecuenta lugares públicos ni, claro, las aceras.

Anuncios
  1. blair
    2009/11/17 en 21:46

    Oye, don Ramón: No sé si lees estos comentarios. Pero por si acaso, y como no tengo otro medio de comunicarme contigo, aprovecho para comentarte que una vez, estando en tu casa, te comenté que habías traducido, en el poema Elm de Sylvia Plath, la palabra “hiss” como si fuera “kiss” (o al revés, ya no me acuerdo). Respondiste: “Me molestan mucho esos errores”. Luego (hace poco) leí que andan por ahí, publicadas, dos versiones del poema, una de las cuales dice “hiss” y la otra “kiss”. De modo que seguramente tenías frente a ti la otra versión, la que no acompañaba a tu traducción en ese volumen. A lo mejor ya sabías todo esto, o no te importa ni mucho ni poco saberlo. Pero en fin. Tengo muy buenos recuerdos de tu trato y de tu sentido del humor. “Escritura Creativa”, eh? Una vez protestaste, en relación con lo de “creative writing”, que “creación” era palabra mayor. ¿Ya te allanaste? Saludos. Blair

    • blair
      2009/11/17 en 22:21

      Disculpas a todos por haber abusado de este sitio destinado a la docta neurotoxicóloga y las bondades de internet

    • 2009/11/18 en 02:02

      Blair, Blair, Blair… ¿Querrás creer que no recuerdo ahora tu apellido? ¡Sí! Tait. No sé cuantas veces habré dicho en clase, a lo largo de estos últimos años, que un australiano fue mi mejor alumno. Lo digo para fastidiar a los nativos hispanos, claro, pero no deja de ser cierto. Te mando un abrazo grande —y a ver si das señales de vida: mi dirección electrónica no es nada difícil de encontrar. Aquí, en la columna de la izquierda, casi al final.
      [Ah: se me había olvidado por completo lo de «kiss» y «hiss» en el poema de Sylvia Plath. Era una errata de mi edición, creo. En la traducción muy revisada que tengo ya lista para publicar en internet —si en Hiperión no la quieren— he optado por «sus ácidos serpentinos sisean», o algo parecido (cito de memoria).]

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: