Inicio > General > L’origine du monde

L’origine du monde

2009/11/15

Gustave Courbet (que en su foto de la Wikipedia se parece a Fernando Savater, por cierto) pintó este cuadro:

Gustave Courbet. L'origine du monde 02

Su título es L’origine du monde (El origen del mundo). Una lectora que dejaré en el anonimato, porque le podría dar un síncope si pongo su nombre en este contexto, me cuenta lo siguiente:

La segunda vez que mis huesos se perdieron por ese magnífico edificio que es el Musée d’Orsay, al llegar al tercer piso me encontré de bruces con El origen del mundo. Reinaba solo, en una sala, delante de un sofá de cuatro plazas. Me senté. Y contemplé un hilarante espectáculo: las caras de quienes llegaban allí eran todo un poema. Había parejas cuya incomodidad se adivinaba; había, en cambio, quienes cruzaban una mirada cómplice. Personas solas que, serias, no se atrevían a irse; tampoco a detener abiertamente su mirada en el cuadro. Recuerdo a una mujer, de avanzada edad, la típica francesa escuchimizada, que enrojeció y pareció disminuir, hasta hacerse invisible. Otros esbozaban una leve sonrisa. (Fui objeto de algún que otro divertido guiño, al sentirse observados.)

Dos años después, me sorprendió encontrar el cuadro en el primer piso, muy próximo a la entrada, a mano derecha. Y no había sofá. Le escribí una carta —cuando aparezca te la envío, no es posible que haya desaparecido— al director del museo, sugiriéndole que sería deseable que El origen del mundo volviese a su antigua ubicación, con idéntico mobiliario. No hubo respuesta, claro. Tampoco la esperaba.

Christine Orban en su —mediocre, dijeron en su momento, pero hizo correr tinta— libro J’étais l’origine du monde, dice que la modelo era una irlandesa, Johanna Whistler, a quien llamaban «la Rougeotte».

Bueno, hoy es que no me siento nada inspirado, y ello me inclina al plagio. (Da la impresión de que las ingles brasileñas aún no se habían inventado del todo en 1866.)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: