Inicio > General > Chinches

Chinches

2009/11/01

Mañana lunes participo en el programa de presentación que LAS NOCHES BLANCAS (Telemadrid) dedica a El tiempo entre costuras, novela de María Dueñas que va ya por la quinta edición y cuya lectura aún llevo por la mitad (son más de seiscientas páginas; me enviaron anteayer el ejemplar). Prescindiendo de mi opinión sobre la obra, que ya diré en el programa, lo que más me llama la atención, ahora, es el título: me parece horripilante.

Por culpa de mi madre.

Mi madre solía utilizar la locución «ser una chinche en costura» para endilgársela a toda persona que le pareciese incordiante, molesta, quemasangre, pesada en sus continuas críticas, etc. Las chinches se metían en las costuras de los colchones y desde tal escondrijo martirizaban a los pobres inquilinos de la cama. Así las personas susodichas.

(El flagelo que significaron las chinches para los pobres humanos aún se refleja en las doctas páginas del DRAE. Miren qué patética descripción: ‘1. f. Insecto hemíptero, de color rojo oscuro, cuerpo muy aplastado, casi elíptico, de cuatro o cinco milímetros de largo, antenas cortas y cabeza inclinada hacia abajo. Es nocturno, fétido y sumamente incómodo, pues chupa la sangre humana taladrando la piel con picaduras irritantes.’  La cursiva es mía. El rencor, del académico.

Pero «ser una chinche en costura» no viene en el Diccionario de la Real ni (y esto me sorprende más) lo encuentra Google. ¿Nadie conoce la expresión?

De todas formas: ya comprenden ustedes por qué un título como El tiempo entre costuras me parece tan espantoso. ¿Se imaginan al tiempo taladrando la piel con picaduras irritantes? Lo que faltaba para el duro.

Anuncios
  1. Candi
    2009/11/03 en 02:20

    La gripe A le ganó la batalla a Tánger. Tal vez el próximo lunes.

    Mi abuela llamaba «chinche» a todo aquel que le parecía insoportable. Nunca antes había oído lo de «una chinche en costura».

    Buenas noches.

    • 2009/11/03 en 11:45

      En ningún momento he dicho que lo grabado ayer fuera a emitirse esa misma noche: ni idea de cuándo. Acabo de pedirle el dato a la coordinadora, a ver si puedo anunciar aquí la fecha.
      Y, bueno, estoy convenciéndome de que las chinches en costura solo existen en la familia de mi madre.

  2. Rq
    2009/11/02 en 00:51

    Vaya. Hoy mismo, mientras pasaba el aspirador, le he metido un culazo a la tele que reposaba sobre un taburete (uno de mis pocos muebles, cosas de la mudanza) y ahora tengo fundido en negro permanente, con un ligero zumbido si trato de ponerla en marcha. Espero que alguien cuelgue esa participación de la que hablas en el youtube. Mi casa sin puertas y sin calefacción cada día parece más Atapuerca. Ya solo me queda la radio con CD, y al CD a veces también le da por morirse. Quedan los libros, en cajas. Una suerte, el papel, lo que aguanta.
    Te envío un beso antes de volver a pasear bajo la lluvia. Noviembre.

    • 2009/11/03 en 11:48

      Caramba, con lo ligerita que eres, no pensaba yo que un culazo tuyo pudiera provocar el negro permanente… No creo que nadie vaya a poner el programa en YouTube, pero supongo que en la página de Telemadrid habrá alguna información sobre redifusiones. Y quién pudiera pasear, bajo lo lluvia o bajo el sol o bajo la más burra de las panzas de burro.

  3. Ricardo Bonet
    2009/11/01 en 20:05

    Hola:

    Yo sí conozco la expresión, pero siempre me pareció referida a la aglomeración de gente… ¿O eso era piojos en costura?

    Aprovecho para saludarle muy afectuosamente. Le sigo desde hace tiempo, desde El Semanal, de cuando su sección era de cierta amplitud todavía. Recuerdo haberle escrito un correo-e hace mucho, y recuerdo con admiración que Ud. me contestó. Gracias por seguir ahí.

    Ricardo

    • 2009/11/03 en 11:56

      Creo que sí, Ricardo: como piojos en costura es, por ejemplo, como tienen que estar los manifestantes en las manifestaciones callejeras para que quepa el número de asistentes de que alardean. Un chinche en costura es otra cosa, o podría serlo, si existiera la locución (parece que no, que se la inventó alguien en la familia de mi madre).
      Y sí, bueno, siempre he procurado contestar a las notas de los lectores, sobre todo cuando son amables. La experiencia me enseñó que los insultos o desprecios quedan mejor sin respuesta.
      Un saludo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: