Inicio > General > Añadido

Añadido

2009/10/27

Y conste (me refiero a la anotación anterior, la muñequera) que mis posibles principios morales no entran en esta perplejidad: allá cada cual con sus aficiones; de hecho, para ser franco*, lo que de veras me sorprende es el precio: con unos cuantos accesorios, más gastos de envío, la cosa no debe de bajar de diez mil dólares. Y, bueno… no sigamos por ese camino. Estos ricos, cómo son.

* No saben ustedes el trabajo que nos cuesta decir esto, «ser (F)franco», a quienes gozamos de aquella franquicia.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: