Inicio > General > Kindle

Kindle

2009/10/20

Se pronuncia Kíndel, por cierto, no Káindel. Delicias de la lengua inglesa.

Vamos a ver si me he enterado bien del asunto:

* Los usuarios de fuera de los USA utilizarán el servicio de AT&T para descargarse los libros, pero solo dispondrán de un navegador bastante tosco y no tendrán acceso a los blogs de compra.

* La tienda de Kindle solo venderá libros en inglés.

* Los libros no pueden pignorarse ni prestarse siquiera; Amazon puede retirarlos de nuestro propio aparato en cualquier momento (lo hizo hace poco con 1984).

* Amazon cargará 100$ por gigabyte por transferir nuestros propios documentos vía su red inalámbrica.

Por el momento, me abstengo. Y huélome que voy a abstenerme un rato largo.

Anuncios
  1. 2009/10/28 en 00:19

    Resulta curioso como nos cercenan todo y nos dejamos, prefiero, como Ramón abstenerme.

    Allá por el 2001 ya leía libros en una Handspring con pantalla verde y ciertamente molaba, recuerdo especialmente el final de “El Conde de Montecristo” donde todas las piezas encajaban.

    Gracias Ramón por enseñarme tanto de este mundo desde las alturas, especialmente los conceptos y su estructura. Salu2

    • 2009/11/03 en 12:01

      No me cabe la menor duda de que acabaremos todos leyendo en libros electrónicos. Encontrarán el modo de hacerlos agradables y simpáticos. Y, además, llegará el momento en que casi nadie habrá probado otra cosa y casi todo el mundo considerará normal ir pasando páginas en una máquina.
      Eran bonitas, las bibliotecas privadas, pero tampoco neguemos que los libros se habían convertido en un grave problema, dadas las dimensiones de las viviendas actuales. Yo vivo en una casa bastante grande y, a pesar de la sobra de espacio para otros menesteres, lo de tener los libros bien colocados hace años que se nos hizo imposible. (Por no mencionar la trabajera que implica.)
      Me alegra haberte sido útil, supongo que en los ya viejos tiempos de EL SEMANAL.
      Saludos.

  2. Ramón Buenaventura
    2009/10/20 en 19:57

    Bueno. Por el momento, tenemos la ventaja de que aún no han encontrado el modo de hacer obligatorias las compras. Aunque casi.

  3. Himar
    2009/10/20 en 16:37

    Pignorarse… qué chulo. No lo había oído en mi vida 🙂
    Había pensado en el horrísono grupo español Pignoise…

    Sobre el Kindle… es que me parece algo tan espantoso en sí mismo que ni aunque mejorasen enormemente esas condiciones me plantearía compar uno.

    Saludos

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: