Inicio > General > Colaboraciones. Rafael M. 02

Colaboraciones. Rafael M. 02

2012/05/30

LA ECUACIÓN MAL RESUELTA

Rafael M.

Estimados todos:
     Sí, lo que ven más abajo es una ecuación y voy a hablarles un poquito de ella, porque esa ecuación afecta sus vidas, la mía y la de muchos millones de europeos. Esta ecuación formará parte de nuestras vidas todavía por muchos años.
     Empezamos:

∆D_t= D_(t-1) [(r-g)/(1+g)]+p_t

Lean conmigo: el incremento en el año t de la deuda pública (∆D_t ) es igual al valor de la deuda pública en el año anterior (D_(t-1)) multiplicado por el siguiente factor: en el numerador, la diferencia entre la tasa del tipo de interés real (r) que el Estado paga al emitir la deuda (podría ser también su comunidad autónoma o su ayuntamiento o incluso usted mismo) y la tasa de crecimiento real de la economía (g), dividido, en el denominador, por esa misma tasa g más uno; y sumado finalmente al valor de déficit primario (quédense con déficit a secas, para el caso es lo mismo) del año t (p_t ).
     Bienvenidos a la tecnocracia.
     Esta es la versión más sencilla de una ecuación conocida como ecuación de la dinámica de la deuda pública, o también como ecuación dinámica de la deuda pública. Retengan esto: solamente hay dos vías por las que reducir la deuda pública, o la tasa de crecimiento de la economía crece a un ritmo superior a la tase de interés real que se paga por ella, o el déficit, en vez de sumar, resta (estaríamos entonces en superávit), o ambas cosas a la vez.
     Ahora, mientras deciden si seguir leyendo o no, dejen pasar por su mente la cotidiana sección mentiras sobre la economía española de cualquier telediario o periódico de esos de toda la vida. ¿Ya está, lo tienen visualizado en la cabeza? Continuamos entonces.
     Esa ecuación no se llama dinámica por nada. Es dinámica porque como ven el valor del tipo de interés real r determina el valor de ∆D_t. Pero ustedes ya saben que dentro de todo tipo de interés existe una prima de riesgo. Así que, en realidad, r y ∆D_t se influyen mutuamente, pues la prima de riesgo aumenta cuanto más aumenta la deuda pública que alguien, el Estado español por ejemplo ( o usted, cuando va al banco a pedir otro préstamo personal cuando todavía tiene otro pendiente, la hipoteca y el saldo de la tarjeta de crédito) debe devolver. Vuelva a dejar pasar el telediario, sección de… Recortes, subida de impuestos, medidas y más contramedidas para intentar dominar esa ecuación. Y mientras tanto en la sección de mentiras sobre la economía española… no las voy a repetir aquí.
     La tecnocracia no debería ser así. Esta es la versión de la tecnocracia provocada por unos pésimos políticos y gestores públicos. Un ejemplo. Cuando en Alemania se debatió y finalmente se aprobó un techo de déficit fijado en la constitución hace algunos años, esa ecuación es la que estaba detrás de todo el debate. Merkel abrió el debate, el parlamento se enteró y los alemanes también. Alemania puso a tiempo bajo control sus cuentas públicas. En España ese debate no se dio y la misma medida se impuso de golpe y porrazo al parlamento, a todos los ciudadanos, apoyada cómo no por los dos principales partidos políticos, PSOE-PP, tras las presiones de Bruselas y la asunción de la realidad, ¡por fin!, por parte del anterior gobierno, cuando ya era tarde. Esto ya ni siquiera es neodespotismo ilustrado, es despotismo con muy poco lustre y con gravísimas consecuencias para todos los ciudadanos.
     Les haría la pregunta de si se imaginan hacía dónde caminará la gráfica de esa ecuación, y paralelamente el futuro próximo de todos los españoles, pero seguro que ya se lo imaginan. Por si les sirve de consuelo, siempre podrán quedarse con la sección de mentiras del telediario, tomarse la píldora azul y seguir enchufados a Matrix. Es su elección.

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 806 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: